viernes, 27 de septiembre de 2019

Volkswagen T-Roc Cabrio. Un soplo de aire ¿fresco?.


Volkswagen trae un soplo de aire fresco al segmento de los SUV con un estreno mundial. Bueno... un soplo de aire freso que no es tanta novedad, ya que ya ha existido un modelo con estas características y pretensiones (el Range Rover Evoque Cabrio). 


El nuevo T-Roc Cabrio es el primer descapotable crossover compacto de la marca alemana (eso sí) que combina la apariencia y las ventajas de los SUV clásicos con la experiencia de conducción única que ofrece un descapotable. Su lema «Di adiós al techo» promete un gran sentimiento de libertad, un soplo de aire fresco en el segmento de los SUV y un placer de conducción lleno de pasión.

En este caso, el T-Roc descapotable aporta aún más estilo al próspero mercado de los SUV y parte del conocido diseño funcional, dinámica de marcha y tecnología del T-Roc convencional presentado en noviembre de 2017. 

El nombre lo dice todo: La «T», que tiene su origen en el Tiguan y el Touareg, caracteriza a la familia T-Roc como SUV, mientras que el término «Roc» posiciona al T-Roc como un crossover que revoluciona el segmento de los SUV compactos con su confianza y carácter. Lo ha logrado con mucho éxito, puesto que desde su lanzamiento al mercado ya se han vendido alrededor de 360.000 vehículos. El T-Roc Cabrio estará disponible en versión abierta en la primavera de 2020 (o eso se supone) para ampliar la gama de uno de los modelos crossover más populares. 


El T-Roc descapotable representa asimismo un alto valor de uso y libertad, así como de rendimiento y confort. Su capota de tela de alta calidad se abre en 9 segundos, incluso hasta 30 km/h. Además, este SUV reúne todas las ventajas conocidas de los SUV de Volkswagen, como la posición elevada de los asientos y sus numerosas posibilidades de personalización. Así, el T-Roc descapotable está diseñado para aventureros que buscan libertad, tanto en la vida diaria en las urbes como fuera de los caminos transitados. Este crossover descapotable se presentó oficialmente en el Salón Internacional del Automóvil (IAA) de Frankfurt y su lanzamiento al mercado previsto tendrá lugar en la primavera de 2020.


El T-Roc Cabrio convence por su estilo de carrocería único con su diseño moderno y apasionado. Su parte frontal marcadamente ancha, sus líneas concisas y sus proporciones nítidas dan lugar a una mezcla desenfadada de la ligereza típica de los descapotables con la apariencia poderosa de los SUV. Los chicos de Volkswagen han dotado al crossover descapotable de un aspecto potente y fresco, dando como resultado un crossover único y diferente.


El T-Roc y el T-Roc Cabrio, que se encuentran en el segmento inmediatamente inferior al del Tiguan, comparten con él la base estructural de su plataforma modular transversal, que ofrece a los desarrolladores la opción de un diseño compacto y un estilo de carrocería completamente independiente.

El T-Roc descapotable tiene una longitud de 4,2 m y una distancia entre ejes de 2,63 m. El conductor y el acompañante se sientan cómodamente a 599 mm sobre el asfalto (en los asientos traseros a 616 mm), por lo que disfrutan de una buena perspectiva como debe ser en un SUV que se precie. 

En el interior del modelo de dos puertas, el conductor y los pasajeros encuentran una elevada flexibilidad y gran amplitud lo que nos brinda una ergonomía encomiable. Esto también se aplica al maletero de 284 litros. Asimismo, la versatilidad de este concepto de vehículo también queda resaltada por un enganche para remolque disponible de manera opcional.


Al igual que el Escarabajo y el Golf descapotable tradicionales, el T-Roc descapotable cuenta con una capota de tela clásica, que está compuesta por varillas, un forro interior, un acolchado tapizado que abarca toda la superficie y la tela exterior. El equipo de desarrollo diseñó las costuras longitudinales para unir los tejidos de piel de la parte externa (membrana central y dos paneles laterales) para que sirvieran como canaletas vierteaguas adicionales.

Entre el bastidor longitudinal de las varillas de la capota hay un total de cuatro travesaños y la denominada cercha delantera (el primer elemento transversal de tamaño grande detrás del marco del parabrisas). La capota está atornillada a las cerchas mediante barras de retención de tela, lo que impide que el techo de tela se infle, incluso a altas velocidades. No solo tiene un efecto positivo en la aerodinámica, sino también en el nivel de ruido dentro del habitáculo, ya que el techo de tela de diseño elaborado y las juntas de ventanas y puertas especialmente desarrolladas proporcionan una agradable tranquilidad en orden de marcha.


Cuando la capota está abierta, la parte superior de la cercha delantera cubre gran parte de la caja de la capota y así ha sido posible prescindir de una cubierta adicional. De esta forma, el T-Roc descapotable deja entrar el sol con especial rapidez. El sistema funciona de forma totalmente automática, por lo que no se requiere intervención manual adicional.


Por otra parte, los pasajeros a bordo del T-Roc descapotable están seguros siempre gracias a la protección antivuelco, que es reversible y extensible y está situada detrás de los asientos traseros. El sistema utilizado en el T-Roc se eleva en tan solo décimas de segundo al sobrepasar cierta aceleración transversal o al producirse una inclinación del vehículo en la zona de los apoyacabezas traseros. Además, el T-Roc descapotable está diseñado para ofrecer la máxima seguridad en todo momento, con un marco del parabrisas reforzado y numerosas modificaciones estructurales, como en los bajos del vehículo y en los paneles laterales, travesaños y puertas. 

Por supuesto, el T-Roc descapotable cuenta con lo último en materia de conectividad, así que la conectividad adicional hace que el T-Roc descapotable proporcione un confort añadido. Con los sistemas de infotainment de última generación disponibles de manera opcional, el descapotable está permanentemente en línea y ofrece nuevas funciones y servicios a bordo. El nuevo sistema cuenta con una unidad de control del módulo de llamada de emergencia y una unidad de comunicación que integra eSIM. De este modo, el descapotable puede estar permanentemente online tan pronto como el conductor lo haya registrado en el sistema Volkswagen. La información se muestra en la pantalla del sistema de infotainment de hasta 8,0 pulgadas. En combinación con la pantalla opcional Volkswagen Digital Cockpit de 11,7 pulgadas, se obtiene un cuadro de instrumentos totalmente digital, el denominado «Digital Cockpit». El equipamiento funcional se completa con un sistema de sonido de 12 canales, también disponible de manera opcional, del fabricante estadounidense BeatsAudio, que ofrece 400 vatios de potencia para poner banda sonora a la experiencia de conducción cuando la capota está abierta. 


En cuanto a terminaciones se refiere, Volkswagen aporta su toque particular en lo relativo al equipamiento: el cliente puede elegir entre la línea de equipamiento «Style», orientada al diseño, y la deportiva «R-Line». Quien desee mejorar el estilo del vehículo, puede elegir llantas de aleación de hasta 19 pulgadas en lugar de las de serie de 17 pulgadas en ambas líneas.


La línea de equipamiento «Style» representa la orientación al diseño y la personalización. Esta intención se subraya gracias a un total de cuatro variantes decorativas de libre elección para el habitáculo, la iluminación ambiental estándar, las llantas de aleación «Mayfield» de 17 pulgadas con superficies pintadas y la tapicería de cuero opcional en dos variantes de color. El nivel de equipamiento con el sistema de infotainment «Composition» de serie, que incluye interfaces USB y Bluetooth, así como las ofertas online de We Connect, garantiza un conjunto armonioso.


Por su parte, la línea de equipamiento «R-Line» tiene una orientación deportiva e incorpora los contenidos opcionales de los paquetes exteriores e interiores de R-Line que se ofrecen como parte integrante del T-Roc. Además, la tendencia deportiva queda de manifiesto con los faros antiniebla de serie, el tren de rodaje deportivo y la dirección progresiva con control de dirección en función de la velocidad. En particular, destacan los asientos deportivos adaptados con apoyacabezas integrados y el tapizado específico de los asientos en combinaciones de tejido/imitación de cuero y la marca R-Line. El apoyo lumbar de serie, que se puede regular eléctricamente, también garantiza el confort, mientras que los colores de decoración de libre elección ofrecen opciones de diseño personalizadas.


El equipamiento técnico básico de ambas variantes incluye el sistema de vigilancia «Front Assist» con función de frenada de emergencia en ciudad, el sistema de detección de peatones, el freno anti colisiones múltiples y el sistema de aviso de salida del carril «Lane Assist».


Hay dos eficientes motores turbo de gasolina disponibles de115 CV (con un par de 200 Nm) o 150 CV (par de 250 Nm). La caja de cambios manual de seis velocidades es de serie en el motor de tres cilindros con cilindrada de 1.0 litros de 115 CV, mientras que el cambio de doble embrague de siete velocidades está disponible opcionalmente en el motor más potente de cuatro cilindros de cilindrada de 1.5 litros de 150 CV. 


De esta manera, con el nuevo T-Roc descapotable, Volkswagen amplía su gama de modelos en el segmento de los SUV compactos, el de mayor crecimiento de la industria del automóvil. Veremos a ver cómo funciona. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

viernes, 27 de septiembre de 2019

Volkswagen T-Roc Cabrio. Un soplo de aire ¿fresco?.


Volkswagen trae un soplo de aire fresco al segmento de los SUV con un estreno mundial. Bueno... un soplo de aire freso que no es tanta novedad, ya que ya ha existido un modelo con estas características y pretensiones (el Range Rover Evoque Cabrio). 


El nuevo T-Roc Cabrio es el primer descapotable crossover compacto de la marca alemana (eso sí) que combina la apariencia y las ventajas de los SUV clásicos con la experiencia de conducción única que ofrece un descapotable. Su lema «Di adiós al techo» promete un gran sentimiento de libertad, un soplo de aire fresco en el segmento de los SUV y un placer de conducción lleno de pasión.

En este caso, el T-Roc descapotable aporta aún más estilo al próspero mercado de los SUV y parte del conocido diseño funcional, dinámica de marcha y tecnología del T-Roc convencional presentado en noviembre de 2017. 

El nombre lo dice todo: La «T», que tiene su origen en el Tiguan y el Touareg, caracteriza a la familia T-Roc como SUV, mientras que el término «Roc» posiciona al T-Roc como un crossover que revoluciona el segmento de los SUV compactos con su confianza y carácter. Lo ha logrado con mucho éxito, puesto que desde su lanzamiento al mercado ya se han vendido alrededor de 360.000 vehículos. El T-Roc Cabrio estará disponible en versión abierta en la primavera de 2020 (o eso se supone) para ampliar la gama de uno de los modelos crossover más populares. 


El T-Roc descapotable representa asimismo un alto valor de uso y libertad, así como de rendimiento y confort. Su capota de tela de alta calidad se abre en 9 segundos, incluso hasta 30 km/h. Además, este SUV reúne todas las ventajas conocidas de los SUV de Volkswagen, como la posición elevada de los asientos y sus numerosas posibilidades de personalización. Así, el T-Roc descapotable está diseñado para aventureros que buscan libertad, tanto en la vida diaria en las urbes como fuera de los caminos transitados. Este crossover descapotable se presentó oficialmente en el Salón Internacional del Automóvil (IAA) de Frankfurt y su lanzamiento al mercado previsto tendrá lugar en la primavera de 2020.


El T-Roc Cabrio convence por su estilo de carrocería único con su diseño moderno y apasionado. Su parte frontal marcadamente ancha, sus líneas concisas y sus proporciones nítidas dan lugar a una mezcla desenfadada de la ligereza típica de los descapotables con la apariencia poderosa de los SUV. Los chicos de Volkswagen han dotado al crossover descapotable de un aspecto potente y fresco, dando como resultado un crossover único y diferente.


El T-Roc y el T-Roc Cabrio, que se encuentran en el segmento inmediatamente inferior al del Tiguan, comparten con él la base estructural de su plataforma modular transversal, que ofrece a los desarrolladores la opción de un diseño compacto y un estilo de carrocería completamente independiente.

El T-Roc descapotable tiene una longitud de 4,2 m y una distancia entre ejes de 2,63 m. El conductor y el acompañante se sientan cómodamente a 599 mm sobre el asfalto (en los asientos traseros a 616 mm), por lo que disfrutan de una buena perspectiva como debe ser en un SUV que se precie. 

En el interior del modelo de dos puertas, el conductor y los pasajeros encuentran una elevada flexibilidad y gran amplitud lo que nos brinda una ergonomía encomiable. Esto también se aplica al maletero de 284 litros. Asimismo, la versatilidad de este concepto de vehículo también queda resaltada por un enganche para remolque disponible de manera opcional.


Al igual que el Escarabajo y el Golf descapotable tradicionales, el T-Roc descapotable cuenta con una capota de tela clásica, que está compuesta por varillas, un forro interior, un acolchado tapizado que abarca toda la superficie y la tela exterior. El equipo de desarrollo diseñó las costuras longitudinales para unir los tejidos de piel de la parte externa (membrana central y dos paneles laterales) para que sirvieran como canaletas vierteaguas adicionales.

Entre el bastidor longitudinal de las varillas de la capota hay un total de cuatro travesaños y la denominada cercha delantera (el primer elemento transversal de tamaño grande detrás del marco del parabrisas). La capota está atornillada a las cerchas mediante barras de retención de tela, lo que impide que el techo de tela se infle, incluso a altas velocidades. No solo tiene un efecto positivo en la aerodinámica, sino también en el nivel de ruido dentro del habitáculo, ya que el techo de tela de diseño elaborado y las juntas de ventanas y puertas especialmente desarrolladas proporcionan una agradable tranquilidad en orden de marcha.


Cuando la capota está abierta, la parte superior de la cercha delantera cubre gran parte de la caja de la capota y así ha sido posible prescindir de una cubierta adicional. De esta forma, el T-Roc descapotable deja entrar el sol con especial rapidez. El sistema funciona de forma totalmente automática, por lo que no se requiere intervención manual adicional.


Por otra parte, los pasajeros a bordo del T-Roc descapotable están seguros siempre gracias a la protección antivuelco, que es reversible y extensible y está situada detrás de los asientos traseros. El sistema utilizado en el T-Roc se eleva en tan solo décimas de segundo al sobrepasar cierta aceleración transversal o al producirse una inclinación del vehículo en la zona de los apoyacabezas traseros. Además, el T-Roc descapotable está diseñado para ofrecer la máxima seguridad en todo momento, con un marco del parabrisas reforzado y numerosas modificaciones estructurales, como en los bajos del vehículo y en los paneles laterales, travesaños y puertas. 

Por supuesto, el T-Roc descapotable cuenta con lo último en materia de conectividad, así que la conectividad adicional hace que el T-Roc descapotable proporcione un confort añadido. Con los sistemas de infotainment de última generación disponibles de manera opcional, el descapotable está permanentemente en línea y ofrece nuevas funciones y servicios a bordo. El nuevo sistema cuenta con una unidad de control del módulo de llamada de emergencia y una unidad de comunicación que integra eSIM. De este modo, el descapotable puede estar permanentemente online tan pronto como el conductor lo haya registrado en el sistema Volkswagen. La información se muestra en la pantalla del sistema de infotainment de hasta 8,0 pulgadas. En combinación con la pantalla opcional Volkswagen Digital Cockpit de 11,7 pulgadas, se obtiene un cuadro de instrumentos totalmente digital, el denominado «Digital Cockpit». El equipamiento funcional se completa con un sistema de sonido de 12 canales, también disponible de manera opcional, del fabricante estadounidense BeatsAudio, que ofrece 400 vatios de potencia para poner banda sonora a la experiencia de conducción cuando la capota está abierta. 


En cuanto a terminaciones se refiere, Volkswagen aporta su toque particular en lo relativo al equipamiento: el cliente puede elegir entre la línea de equipamiento «Style», orientada al diseño, y la deportiva «R-Line». Quien desee mejorar el estilo del vehículo, puede elegir llantas de aleación de hasta 19 pulgadas en lugar de las de serie de 17 pulgadas en ambas líneas.


La línea de equipamiento «Style» representa la orientación al diseño y la personalización. Esta intención se subraya gracias a un total de cuatro variantes decorativas de libre elección para el habitáculo, la iluminación ambiental estándar, las llantas de aleación «Mayfield» de 17 pulgadas con superficies pintadas y la tapicería de cuero opcional en dos variantes de color. El nivel de equipamiento con el sistema de infotainment «Composition» de serie, que incluye interfaces USB y Bluetooth, así como las ofertas online de We Connect, garantiza un conjunto armonioso.


Por su parte, la línea de equipamiento «R-Line» tiene una orientación deportiva e incorpora los contenidos opcionales de los paquetes exteriores e interiores de R-Line que se ofrecen como parte integrante del T-Roc. Además, la tendencia deportiva queda de manifiesto con los faros antiniebla de serie, el tren de rodaje deportivo y la dirección progresiva con control de dirección en función de la velocidad. En particular, destacan los asientos deportivos adaptados con apoyacabezas integrados y el tapizado específico de los asientos en combinaciones de tejido/imitación de cuero y la marca R-Line. El apoyo lumbar de serie, que se puede regular eléctricamente, también garantiza el confort, mientras que los colores de decoración de libre elección ofrecen opciones de diseño personalizadas.


El equipamiento técnico básico de ambas variantes incluye el sistema de vigilancia «Front Assist» con función de frenada de emergencia en ciudad, el sistema de detección de peatones, el freno anti colisiones múltiples y el sistema de aviso de salida del carril «Lane Assist».


Hay dos eficientes motores turbo de gasolina disponibles de115 CV (con un par de 200 Nm) o 150 CV (par de 250 Nm). La caja de cambios manual de seis velocidades es de serie en el motor de tres cilindros con cilindrada de 1.0 litros de 115 CV, mientras que el cambio de doble embrague de siete velocidades está disponible opcionalmente en el motor más potente de cuatro cilindros de cilindrada de 1.5 litros de 150 CV. 


De esta manera, con el nuevo T-Roc descapotable, Volkswagen amplía su gama de modelos en el segmento de los SUV compactos, el de mayor crecimiento de la industria del automóvil. Veremos a ver cómo funciona. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario