martes, 1 de octubre de 2019

Audi RS6. Bestia familiar.


La historia de los Audi familiares de altas prestaciones tiene un largo recorrido hasta nuestros días. De hecho, ya se cumplen los 25 años de vehículos Audi familiares de altas prestaciones. Para celebrarlo, con el nuevo Audi RS 6, Audi Sport abre un nuevo capítulo en la historia de los Avant de alto rendimiento. Una gran potencia combinada con una elevada eficiencia gracias a la tecnología Mild Hybrid, convierten al RS 6 Avant en el compañero perfecto para cualquier actividad, solo o en familia.


El estilo de la carrocería del nuevo Audi RS 6 Avant, único en su segmento, seduce a primera vista incluso cuando el vehículo está detenido. Y es que la versión RS presenta un diseño muy diferenciado del A6 Avant, ya que con excepción de las puertas delanteras, el techo y el portón trasero, el exterior se compone exclusivamente de elementos específicos RS. La carrocería, que se ha ensanchado unos 40 mm a la altura de sus amplios pasos de rueda, subraya el carácter deportivo y distintivo del Avant de altas prestaciones. Las llantas de 22 pulgadas acentúan sus llamativas proporciones.


El nuevo RS 6 Avant es uno de los primeros modelos de Audi Sport que incorpora el renovado lenguaje de diseño RS, mucho más agresivo y atractivo. Todo su frontal es completamente diferente, con un carácter propio dentro de la gama A6. Además del nuevo capó específico, el RS 6 Avant también adopta los faros delanteros del A7. No sólo tienen un diseño más plano y deportivo, sino que también ofrecen la opción de faros RS Matrix LED con luz láser, que cuentan con embellecedores oscuros como rasgo diferencial del RS 6 Avant dentro de la familia A6. Al igual que las luces traseras LED, tienen intermitentes dinámicos y una animación específica cuando el vehículo se bloquea o desbloquea.


Por su parte, la estructura tridimensional de panal en la parrilla Singleframe está acabada en negro brillante, que junto a su geometría, mucho más ancha y plana, refuerza el aspecto atlético del RS 6 Avant. Se han eliminado tanto el marco Singleframe, como el logotipo quattro en la parte inferior del paragolpes. Por debajo de los faros LED, que forman parte del equipamiento de serie, se abren unas entradas de aire laterales en el nuevo paragolpes RS que se extienden casi hasta el borde inferior de los faros, de esta manera, los diseñadores han seguido el ejemplo de la parte delantera del superdeportivo Audi R8.


La característica silueta Avant domina en la vista lateral: una sección frontal alargada, un techo largo y recto, así como unos pilares D planos que enlazan con las características aletas ensanchadas quattro. Los faldones laterales específicos RS con inserciones en aluminio de serie resaltan visualmente la sensación de movimiento y, como no podría ser de otra manera, la zaga es muy dinámica, compuesta por un alerón de techo y un paragolpes específico RS, con difusor trasero y elementos de diseño en color negro brillante. En ambos lados hay salidas de escape RS ovaladas con acabado cromado y como opción se ofrece un sistema de escape deportivo RS con salidas acabadas en color negro.


Si hablamos del "corazón" que da vida a esta maravilla de la técnica y el diseño ,familiar de altas prestaciones, el 4.0 TFSI del nuevo Audi RS 6 Avant proporciona 600 CV de potencia y un par máximo de 800 Nm. De esta manera, el familiar de altas prestaciones acelera de 0 a 100 km/h en sólo 3,6 segundos; y en tan sólo 12 segundos es capaz de alcanzar los 200 km/h accediendo a una velocidad máxima, limitada electrónicamente, de 250 km/h. Con el paquete opcional dynamic, puede llegar hasta 280 km/h, o incluso hasta 305 km/h si se equipa el paquete dynamic plus.


Por otra parte, gracias al sistema eléctrico principal de 48 voltios, el V8 biturbo combina el máximo rendimiento con una alta eficiencia. El componente principal del sistema Mild Hybrid (MHEV) es un alternador/motor de arranque movido por correa, que puede recuperar hasta 12 kW de potencia en una desaceleración suave y almacenarlos en una batería de iones de litio específica. Si el conductor retira el pie del acelerador a una velocidad de entre 55 y 160 km/h, el sistema de control de marcha selecciona entre dos opciones, dependiendo de la situación y del ajuste en el Audi drive select: bien recupera energía, bien avanza en modo de marcha por inercia con el motor apagado, durante un periodo máximo de 40 s. Al pisar de nuevo el acelerador, el BAS vuelve a poner en marcha el propulsor. La tecnología MHEV permite el funcionamiento del sistema de arranque y parada automáticos (start/stop) ya desde una velocidad de 22 km/h. De esta manera, es posible una reducción del consumo de combustible de hasta 0,8 l/100 km en conducción normal.


El sistema de desconexión de cilindros Audi cylinder on demand es otro de los componentes que mejora la eficiencia. Con baja carga y velocidad, y en las marchas más largas, desactiva los cilindros 2, 3, 5 y 8. Para ello interrumpe la inyección y el encendido, y deja cerradas las válvulas de admisión y escape. Cuando funciona en modo cuatro cilindros, los cilindros activos trabajan en unas condiciones de carga más próximas a las que proporcionan el rendimiento óptimo, al tiempo que los cilindros desactivados apenas tienen pérdidas. Cuando el conductor vuelve a pisar el acelerador, esos cilindros se reactivan instantáneamente.


En todas las situaciones, el 4.0 TFSI desarrolla un sonido característico de V8, deportivo y pleno y el conductor puede variarlo con el Audi drive select. El sistema de escape deportivo opcional RS, con embellecedores negros en las salidas, garantiza una experiencia máxima de sonido. En los modos personalizables RS1 y RS2, los clientes pueden elegir entre un sonido más deportivo o equilibrado.


En cuanto a la caja de cambios, se trata de una tiptronic de ocho velocidades, con transiciones optimizadas entre marchas y una nueva función Launch Control, que transmite la potencia del 4.0 TFSI a la tracción total permanente quattro (of course). Las fuerzas de propulsión se distribuyen entre el eje delantero y trasero en una relación de 40:60 a través del diferencial central mecánico. Si una rueda patina, automáticamente se envía más par al eje con la mejor tracción, hasta un 70% hacia el eje delantero y hasta un 85% hacia el trasero.


El control de par selectivo por cada rueda optimiza la estabilidad ágil y segura del nuevo RS 6 Avant y lo hace frenando ligeramente las ruedas que estén en la parte interior de la curva si tienen una carga reducida, antes de que puedan empezar a deslizar excesivamente. El diferencial deportivo quattro, que se incluye en los paquetes opcionales dynamic y dynamic plus, distribuye el par entre las ruedas traseras según se requiera dependiendo de la velocidad en curva, lo que mejora la tracción, la estabilidad y la dinámica.


También la suspensión neumática adaptativa RS con control de altura y dureza de la amortiguación, que es de serie, cuenta ajustes específicos RS. En combinación con el paquete opcional dynamic plus, por primera vez el RS 6 Avant puede alcanzar una velocidad máxima de 305 km/h (como habíamos indicado antes), gracias al nuevo módulo de suspensión neumática, que tiene un índice de elasticidad un 50% más alto. La suspensión ofrece varios modos de funcionamiento e incluye control de nivel automático. De esta manera, la carrocería del nuevo RS 6 Avant está 20 mm más cerca del suelo que la del Audi A6 Avant convencional y a partir de 120 km/h, desciende otros 10 mm. El modo ‘lift’ permite elevar el vehículo 20 mm circulando a baja velocidad, así que el amplio rango de configuración de la suspensión neumática deportiva RS ofrece al conductor la posibilidad de elegir entre el confort para viajes de larga distancia y las máximas prestaciones.


Como alternativa, está disponible la suspensión deportiva RS con Dynamic Ride Control que utiliza muelles de acero y amortiguadores ajustables de tres etapas, conectados entre sí diagonalmente mediante conductos de aceite con válvulas centrales. Cuando se circula en curva con una aceleración transversal alta, las válvulas regulan el caudal de aceite en los amortiguadores, que tienden a comprimirse. De esta forma, aumentan el apoyo y reducen los movimientos de cabeceo y balanceo de la carrocería, con lo que el RS 6 Avant se adapta mejor a la carretera y aumenta su estabilidad. Una nueva generación de amortiguadores con válvula de control integrada garantiza una diferencia mucho más perceptible entre los distintos modos de funcionamiento del sistema Audi drive select.


Hablando ahora de equipamiento, el nuevo RS 6 Avant equipa de serie la dirección progresiva deportiva de relación muy directa, que disminuye la asistencia a medida que aumenta el ángulo de giro para mejorar el tacto de la dirección. Opcionalmente, con los paquetes dynamic y dynamic plus, el nuevo RS 6 Avant ofrece la dirección dinámica en las cuatro ruedas. Circulando a velocidades bajas, las ruedas traseras cambian de dirección de forma opuesta a las delanteras, con un ángulo de hasta cinco grados, lo que reduce el diámetro de giro hasta en un metro, haciendo que el RS 6 Avant sea más maniobrable en el tráfico urbano y en las curvas cerradas. A velocidades intermedias y altas, las ruedas traseras giran en el mismo sentido que las delanteras con un ángulo de hasta dos grados, lo que favorece la estabilidad, especialmente cuando se cambia rápidamente de trayectoria.


Como ocurre con muchos Audi de serie, el conductor puede modificar el carácter de su RS 6 Avant mediante el sistema de control dinámico de conducción Audi drive select. Ofrece seis perfiles disponibles: comfort, auto, dynamic, efficiency y los modos RS1 y RS2, configurables individualmente, que pueden activarse directamente con el botón ‘RS MODE’ del volante. Esto activa automáticamente la instrumentación específica RS en el Audi virtual cockpit. El Audi drive select puede variar la gestión del motor, de la caja de cambios, de la dirección asistida, de la suspensión, de la dirección dinámica en las cuatro ruedas y del diferencial deportivo quattro, siendo capaz también de actuar sobre el sonido del motor y las características del climatizador. El modo RS2 existe específicamente para modificar el funcionamiento del Control Electrónico de Estabilidad pulsando un botón.


En cuanto a calzado, el nuevo RS 6 está equipado de serie con llantas de aleación de 21 pulgadas en diseño de estrella de 10 radios, que incluyen neumáticos de medida 275/35 y como opción, Audi ofrecen unas llantas RS de 22 pulgadas con neumáticos de medida 285/30. De serie, las pinzas de los frenos RS con discos de acero ventilados y perforados (420 mm de diámetro delante y 370 mm detrás) están pintadas de negro y opcionalmente pueden ir en color rojo. Con los frenos cerámicos opcionales RS, las pinzas pueden ser de color gris, rojo o azul. El nuevo sistema de frenos cerámicos RS pesa unos 34 kilogramos menos que el de acero, lo que reduce las masas no suspendidas. 


Y es que el innovador diseño interior acentúa el carácter deportivo del nuevo RS 6 Avant, con su orientación al conductor y las inserciones en aluminio race antracita. El salpicadero cuenta con una disposición horizontal y una estructura tridimensional escalonada que crea una imagen ligera y elegante. La interfaz de usuario del sistema operativo totalmente digital armoniza con el claro diseño del salpicadero negro. La superior MMI touch response está incorporada de forma casi invisible en la arquitectura del salpicadero y el ‘RS Monitor’ ofrece al conductor la posibilidad de que la pantalla superior muestre una visión general del estado de la temperatura de los componentes del sistema de propulsión, las cifras de aceleración máxima en g, así como información sobre la presión y la temperatura de los neumáticos.


En el Audi virtual cockpit, las pantallas especiales RS proporcionan información sobre la presión de los neumáticos, el par, la potencia, la temperatura del aceite del motor, la presión de sobrealimentación, los tiempos por vuelta, la aceleración y las fuerzas g. Un testigo luminoso indica al conductor que cambie a una marcha superior cuando se alcanza el régimen máximo del motor. El Head-up display opcional también proporciona indicaciones gráficas específicas RS.


Por supuesto, el volante deportivo de cuero perforado, achatado en la parte inferior y con nuevas levas de cambio RS de aluminio, cuenta también con botones multifunción que permiten al conductor seleccionar directamente los nuevos modos RS1 y RS2 del Audi drive select. Los logotipos RS y RS 6 adornan el interior en el volante, en los asientos y en las molduras de entrada iluminadas de los umbrales de las puertas delanteras. El emblema de Audi Sport se proyecta sobre el suelo cuando se abren las puertas delanteras o las traseras.


Los asientos deportivos RS de cuero Nappa/Alcantara en color negro perla tienen un patrón romboidal e incluyen el anagrama RS grabado en relieve. Como opción, están disponibles los asientos con cuero Valcona perforado, con patrón de panal y el anagrama RS grabado. Por primera vez, sus perforaciones también permiten la función de ventilación.


También existen dos paquetes RS design de personalización, rojo o gris, que aportan color y deportividad adicional al interior. Con esta opción, el aro del volante, el recubrimiento de la palanca de cambios y la zona almohadillada para las rodillas son de Alcantara con costuras en contraste. Los cinturones con bordes de color y las alfombrillas RS completan el paquete y las incrustaciones en carbono, madera natural, gris-marrón o aluminio mate añaden más opciones de personalización.


El habitáculo del nuevo RS 6 Avant en esta generación resulta aún más amplio. El maletero tiene una capacidad de entre 565 y 1.680 l, con una anchura entre los pasos de rueda de 1,05 metros, 14 mm más que en el modelo anterior y el asiento trasero plegable está dividido en una proporción 40:20:40 y se puede desbloquear y plegar cómodamente desde el maletero. Al hacerlo, la longitud del maletero aumenta hasta 1,99 m. Son de serie el portón trasero eléctrico y la cubierta del maletero. En combinación con la llave de confort, unos sensores permiten abrir el portón trasero con un gesto del pie. También está disponible como opción el asistente de remolque mediante cámara, que ayuda al conductor a dar marcha atrás y a maniobrar con un remolque y gancho de remolque eléctrico.


Y es que el nuevo RS 6 Avant, como el representante más dotado de la gama, incluye un amplio equipamiento de confort, conectividad y asistencia a la conducción. De esta manera, combina la deportividad más coherente con una capacidad ilimitada para viajes de larga distancia, así como ayudas al conductor en muchas situaciones. Más de 30 sistemas de asistencia están disponibles, incluyendo el control de crucero adaptativo, el asistente de cruce, la advertencia de cambio de carril, la alerta de bordillos y las cámaras de 360 grados.


Para los más avezados, destacados y familiares caracteres deportivos, el Audi RS 6 Avant estará en los concesionarios a finales de 2020, así que hay que tener un poquito de paciencia...




No hay comentarios:

Publicar un comentario

martes, 1 de octubre de 2019

Audi RS6. Bestia familiar.


La historia de los Audi familiares de altas prestaciones tiene un largo recorrido hasta nuestros días. De hecho, ya se cumplen los 25 años de vehículos Audi familiares de altas prestaciones. Para celebrarlo, con el nuevo Audi RS 6, Audi Sport abre un nuevo capítulo en la historia de los Avant de alto rendimiento. Una gran potencia combinada con una elevada eficiencia gracias a la tecnología Mild Hybrid, convierten al RS 6 Avant en el compañero perfecto para cualquier actividad, solo o en familia.


El estilo de la carrocería del nuevo Audi RS 6 Avant, único en su segmento, seduce a primera vista incluso cuando el vehículo está detenido. Y es que la versión RS presenta un diseño muy diferenciado del A6 Avant, ya que con excepción de las puertas delanteras, el techo y el portón trasero, el exterior se compone exclusivamente de elementos específicos RS. La carrocería, que se ha ensanchado unos 40 mm a la altura de sus amplios pasos de rueda, subraya el carácter deportivo y distintivo del Avant de altas prestaciones. Las llantas de 22 pulgadas acentúan sus llamativas proporciones.


El nuevo RS 6 Avant es uno de los primeros modelos de Audi Sport que incorpora el renovado lenguaje de diseño RS, mucho más agresivo y atractivo. Todo su frontal es completamente diferente, con un carácter propio dentro de la gama A6. Además del nuevo capó específico, el RS 6 Avant también adopta los faros delanteros del A7. No sólo tienen un diseño más plano y deportivo, sino que también ofrecen la opción de faros RS Matrix LED con luz láser, que cuentan con embellecedores oscuros como rasgo diferencial del RS 6 Avant dentro de la familia A6. Al igual que las luces traseras LED, tienen intermitentes dinámicos y una animación específica cuando el vehículo se bloquea o desbloquea.


Por su parte, la estructura tridimensional de panal en la parrilla Singleframe está acabada en negro brillante, que junto a su geometría, mucho más ancha y plana, refuerza el aspecto atlético del RS 6 Avant. Se han eliminado tanto el marco Singleframe, como el logotipo quattro en la parte inferior del paragolpes. Por debajo de los faros LED, que forman parte del equipamiento de serie, se abren unas entradas de aire laterales en el nuevo paragolpes RS que se extienden casi hasta el borde inferior de los faros, de esta manera, los diseñadores han seguido el ejemplo de la parte delantera del superdeportivo Audi R8.


La característica silueta Avant domina en la vista lateral: una sección frontal alargada, un techo largo y recto, así como unos pilares D planos que enlazan con las características aletas ensanchadas quattro. Los faldones laterales específicos RS con inserciones en aluminio de serie resaltan visualmente la sensación de movimiento y, como no podría ser de otra manera, la zaga es muy dinámica, compuesta por un alerón de techo y un paragolpes específico RS, con difusor trasero y elementos de diseño en color negro brillante. En ambos lados hay salidas de escape RS ovaladas con acabado cromado y como opción se ofrece un sistema de escape deportivo RS con salidas acabadas en color negro.


Si hablamos del "corazón" que da vida a esta maravilla de la técnica y el diseño ,familiar de altas prestaciones, el 4.0 TFSI del nuevo Audi RS 6 Avant proporciona 600 CV de potencia y un par máximo de 800 Nm. De esta manera, el familiar de altas prestaciones acelera de 0 a 100 km/h en sólo 3,6 segundos; y en tan sólo 12 segundos es capaz de alcanzar los 200 km/h accediendo a una velocidad máxima, limitada electrónicamente, de 250 km/h. Con el paquete opcional dynamic, puede llegar hasta 280 km/h, o incluso hasta 305 km/h si se equipa el paquete dynamic plus.


Por otra parte, gracias al sistema eléctrico principal de 48 voltios, el V8 biturbo combina el máximo rendimiento con una alta eficiencia. El componente principal del sistema Mild Hybrid (MHEV) es un alternador/motor de arranque movido por correa, que puede recuperar hasta 12 kW de potencia en una desaceleración suave y almacenarlos en una batería de iones de litio específica. Si el conductor retira el pie del acelerador a una velocidad de entre 55 y 160 km/h, el sistema de control de marcha selecciona entre dos opciones, dependiendo de la situación y del ajuste en el Audi drive select: bien recupera energía, bien avanza en modo de marcha por inercia con el motor apagado, durante un periodo máximo de 40 s. Al pisar de nuevo el acelerador, el BAS vuelve a poner en marcha el propulsor. La tecnología MHEV permite el funcionamiento del sistema de arranque y parada automáticos (start/stop) ya desde una velocidad de 22 km/h. De esta manera, es posible una reducción del consumo de combustible de hasta 0,8 l/100 km en conducción normal.


El sistema de desconexión de cilindros Audi cylinder on demand es otro de los componentes que mejora la eficiencia. Con baja carga y velocidad, y en las marchas más largas, desactiva los cilindros 2, 3, 5 y 8. Para ello interrumpe la inyección y el encendido, y deja cerradas las válvulas de admisión y escape. Cuando funciona en modo cuatro cilindros, los cilindros activos trabajan en unas condiciones de carga más próximas a las que proporcionan el rendimiento óptimo, al tiempo que los cilindros desactivados apenas tienen pérdidas. Cuando el conductor vuelve a pisar el acelerador, esos cilindros se reactivan instantáneamente.


En todas las situaciones, el 4.0 TFSI desarrolla un sonido característico de V8, deportivo y pleno y el conductor puede variarlo con el Audi drive select. El sistema de escape deportivo opcional RS, con embellecedores negros en las salidas, garantiza una experiencia máxima de sonido. En los modos personalizables RS1 y RS2, los clientes pueden elegir entre un sonido más deportivo o equilibrado.


En cuanto a la caja de cambios, se trata de una tiptronic de ocho velocidades, con transiciones optimizadas entre marchas y una nueva función Launch Control, que transmite la potencia del 4.0 TFSI a la tracción total permanente quattro (of course). Las fuerzas de propulsión se distribuyen entre el eje delantero y trasero en una relación de 40:60 a través del diferencial central mecánico. Si una rueda patina, automáticamente se envía más par al eje con la mejor tracción, hasta un 70% hacia el eje delantero y hasta un 85% hacia el trasero.


El control de par selectivo por cada rueda optimiza la estabilidad ágil y segura del nuevo RS 6 Avant y lo hace frenando ligeramente las ruedas que estén en la parte interior de la curva si tienen una carga reducida, antes de que puedan empezar a deslizar excesivamente. El diferencial deportivo quattro, que se incluye en los paquetes opcionales dynamic y dynamic plus, distribuye el par entre las ruedas traseras según se requiera dependiendo de la velocidad en curva, lo que mejora la tracción, la estabilidad y la dinámica.


También la suspensión neumática adaptativa RS con control de altura y dureza de la amortiguación, que es de serie, cuenta ajustes específicos RS. En combinación con el paquete opcional dynamic plus, por primera vez el RS 6 Avant puede alcanzar una velocidad máxima de 305 km/h (como habíamos indicado antes), gracias al nuevo módulo de suspensión neumática, que tiene un índice de elasticidad un 50% más alto. La suspensión ofrece varios modos de funcionamiento e incluye control de nivel automático. De esta manera, la carrocería del nuevo RS 6 Avant está 20 mm más cerca del suelo que la del Audi A6 Avant convencional y a partir de 120 km/h, desciende otros 10 mm. El modo ‘lift’ permite elevar el vehículo 20 mm circulando a baja velocidad, así que el amplio rango de configuración de la suspensión neumática deportiva RS ofrece al conductor la posibilidad de elegir entre el confort para viajes de larga distancia y las máximas prestaciones.


Como alternativa, está disponible la suspensión deportiva RS con Dynamic Ride Control que utiliza muelles de acero y amortiguadores ajustables de tres etapas, conectados entre sí diagonalmente mediante conductos de aceite con válvulas centrales. Cuando se circula en curva con una aceleración transversal alta, las válvulas regulan el caudal de aceite en los amortiguadores, que tienden a comprimirse. De esta forma, aumentan el apoyo y reducen los movimientos de cabeceo y balanceo de la carrocería, con lo que el RS 6 Avant se adapta mejor a la carretera y aumenta su estabilidad. Una nueva generación de amortiguadores con válvula de control integrada garantiza una diferencia mucho más perceptible entre los distintos modos de funcionamiento del sistema Audi drive select.


Hablando ahora de equipamiento, el nuevo RS 6 Avant equipa de serie la dirección progresiva deportiva de relación muy directa, que disminuye la asistencia a medida que aumenta el ángulo de giro para mejorar el tacto de la dirección. Opcionalmente, con los paquetes dynamic y dynamic plus, el nuevo RS 6 Avant ofrece la dirección dinámica en las cuatro ruedas. Circulando a velocidades bajas, las ruedas traseras cambian de dirección de forma opuesta a las delanteras, con un ángulo de hasta cinco grados, lo que reduce el diámetro de giro hasta en un metro, haciendo que el RS 6 Avant sea más maniobrable en el tráfico urbano y en las curvas cerradas. A velocidades intermedias y altas, las ruedas traseras giran en el mismo sentido que las delanteras con un ángulo de hasta dos grados, lo que favorece la estabilidad, especialmente cuando se cambia rápidamente de trayectoria.


Como ocurre con muchos Audi de serie, el conductor puede modificar el carácter de su RS 6 Avant mediante el sistema de control dinámico de conducción Audi drive select. Ofrece seis perfiles disponibles: comfort, auto, dynamic, efficiency y los modos RS1 y RS2, configurables individualmente, que pueden activarse directamente con el botón ‘RS MODE’ del volante. Esto activa automáticamente la instrumentación específica RS en el Audi virtual cockpit. El Audi drive select puede variar la gestión del motor, de la caja de cambios, de la dirección asistida, de la suspensión, de la dirección dinámica en las cuatro ruedas y del diferencial deportivo quattro, siendo capaz también de actuar sobre el sonido del motor y las características del climatizador. El modo RS2 existe específicamente para modificar el funcionamiento del Control Electrónico de Estabilidad pulsando un botón.


En cuanto a calzado, el nuevo RS 6 está equipado de serie con llantas de aleación de 21 pulgadas en diseño de estrella de 10 radios, que incluyen neumáticos de medida 275/35 y como opción, Audi ofrecen unas llantas RS de 22 pulgadas con neumáticos de medida 285/30. De serie, las pinzas de los frenos RS con discos de acero ventilados y perforados (420 mm de diámetro delante y 370 mm detrás) están pintadas de negro y opcionalmente pueden ir en color rojo. Con los frenos cerámicos opcionales RS, las pinzas pueden ser de color gris, rojo o azul. El nuevo sistema de frenos cerámicos RS pesa unos 34 kilogramos menos que el de acero, lo que reduce las masas no suspendidas. 


Y es que el innovador diseño interior acentúa el carácter deportivo del nuevo RS 6 Avant, con su orientación al conductor y las inserciones en aluminio race antracita. El salpicadero cuenta con una disposición horizontal y una estructura tridimensional escalonada que crea una imagen ligera y elegante. La interfaz de usuario del sistema operativo totalmente digital armoniza con el claro diseño del salpicadero negro. La superior MMI touch response está incorporada de forma casi invisible en la arquitectura del salpicadero y el ‘RS Monitor’ ofrece al conductor la posibilidad de que la pantalla superior muestre una visión general del estado de la temperatura de los componentes del sistema de propulsión, las cifras de aceleración máxima en g, así como información sobre la presión y la temperatura de los neumáticos.


En el Audi virtual cockpit, las pantallas especiales RS proporcionan información sobre la presión de los neumáticos, el par, la potencia, la temperatura del aceite del motor, la presión de sobrealimentación, los tiempos por vuelta, la aceleración y las fuerzas g. Un testigo luminoso indica al conductor que cambie a una marcha superior cuando se alcanza el régimen máximo del motor. El Head-up display opcional también proporciona indicaciones gráficas específicas RS.


Por supuesto, el volante deportivo de cuero perforado, achatado en la parte inferior y con nuevas levas de cambio RS de aluminio, cuenta también con botones multifunción que permiten al conductor seleccionar directamente los nuevos modos RS1 y RS2 del Audi drive select. Los logotipos RS y RS 6 adornan el interior en el volante, en los asientos y en las molduras de entrada iluminadas de los umbrales de las puertas delanteras. El emblema de Audi Sport se proyecta sobre el suelo cuando se abren las puertas delanteras o las traseras.


Los asientos deportivos RS de cuero Nappa/Alcantara en color negro perla tienen un patrón romboidal e incluyen el anagrama RS grabado en relieve. Como opción, están disponibles los asientos con cuero Valcona perforado, con patrón de panal y el anagrama RS grabado. Por primera vez, sus perforaciones también permiten la función de ventilación.


También existen dos paquetes RS design de personalización, rojo o gris, que aportan color y deportividad adicional al interior. Con esta opción, el aro del volante, el recubrimiento de la palanca de cambios y la zona almohadillada para las rodillas son de Alcantara con costuras en contraste. Los cinturones con bordes de color y las alfombrillas RS completan el paquete y las incrustaciones en carbono, madera natural, gris-marrón o aluminio mate añaden más opciones de personalización.


El habitáculo del nuevo RS 6 Avant en esta generación resulta aún más amplio. El maletero tiene una capacidad de entre 565 y 1.680 l, con una anchura entre los pasos de rueda de 1,05 metros, 14 mm más que en el modelo anterior y el asiento trasero plegable está dividido en una proporción 40:20:40 y se puede desbloquear y plegar cómodamente desde el maletero. Al hacerlo, la longitud del maletero aumenta hasta 1,99 m. Son de serie el portón trasero eléctrico y la cubierta del maletero. En combinación con la llave de confort, unos sensores permiten abrir el portón trasero con un gesto del pie. También está disponible como opción el asistente de remolque mediante cámara, que ayuda al conductor a dar marcha atrás y a maniobrar con un remolque y gancho de remolque eléctrico.


Y es que el nuevo RS 6 Avant, como el representante más dotado de la gama, incluye un amplio equipamiento de confort, conectividad y asistencia a la conducción. De esta manera, combina la deportividad más coherente con una capacidad ilimitada para viajes de larga distancia, así como ayudas al conductor en muchas situaciones. Más de 30 sistemas de asistencia están disponibles, incluyendo el control de crucero adaptativo, el asistente de cruce, la advertencia de cambio de carril, la alerta de bordillos y las cámaras de 360 grados.


Para los más avezados, destacados y familiares caracteres deportivos, el Audi RS 6 Avant estará en los concesionarios a finales de 2020, así que hay que tener un poquito de paciencia...




No hay comentarios:

Publicar un comentario