Audi A7 55 Sportback TFSIe Quattro. El PHEV más dinámico y atractivo.



Audi sigue adelante con su estrategia de electrificación y ofrece una extensa gama de vehículos con, cómo mínimo, un sistema Mild Hybrid como apoyo a sus mecánicas térmicas. Ahora nos vamos ha centrar en su berlina (o una de ellas) más apetecible y atractiva, que tiene una versión híbrida enchufable (PHEV) con una gran potencia y una eficiencia sublime.


La gestión inteligente de la propulsión, junto con una estrategia predictiva de funcionamiento, permite una gran autonomía en modo eléctrico, un bajo consumo de combustible y una respuesta dinámica, como no podríamos esperar menos de la berlina coupeizada de la marca alemana.


El nuevo Audi A7 Sportback 55 TFSIe quattro adquiere una potencia espectacular de 367 CV y semejante potencia, junto con lo atractivo de su carrocería, lo combina con una extensa lista de equipamiento de serie, incluyendo el paquete exterior S line y la suspensión deportiva que completan su dinámico aspecto.


Consta de un motor de gasolina turboalimentado de cuatro cilindros y dos litros, con una potencia de 252 CV y 370 Nm de par, y de un motor eléctrico. El motor eléctrico tiene una potencia máxima por si mismo, de 105 kW y un par máximo de 350 Nm y está integrado, junto con el embrague, en la caja de cambios S tronic de siete velocidades, que transfiere el par a la tracción quattro ultra.


De esta manera, y combinando los dos motores, la potencia total del sistema es de 367 CV con un par máximo, que alcanza los 500 Nm. Con este potencial, el A7 Sportback PHEV acelera de 0 a 100 km/h en 5,7 segundos y alcanza una velocidad máxima de 250 km/h (135 km/h en modo eléctrico). En el mercado español, este modelo recibe el distintivo 0 emisiones de la DGT, ya que cuenta con una autonomía de más de 40 kilómetros en modo 100% eléctrico.


Bajo el piso del maletero, la batería de iones de litio almacena 14,1 kWh de energía y la forma en que la batería de iones de litio está integrada en la parte trasera del vehículo hace posible que el piso del maletero sea completamente plano y que el volumen máximo de carga, con los asientos traseros abatidos sea de hasta, unos impresionantes, 1.235 litros. Tampoco pierde su capacidad, en condiciones normales, de 535 litros.


El A7 Sportback 55 TFSIe también está equipado con la tracción integral quattro de Audi con tecnología ultra. El eje trasero se activa de forma rápida y predictiva cuando es necesario y la recuperación de energía eléctrica se realiza siempre a través del eje delantero. Con este tipo de tecnología, Audi es el único fabricante premium que ofrece un híbrido enchufable con tracción a las cuatro ruedas en este segmento (repito; en este segmento).


Este concepto de propulsión del A7 Sportback 55 TFSIe quattro está concebido para que los afortunados clientes puedan aprovechar al máximo el modo eléctrico en los desplazamientos cotidianos, ya sea con cero emisiones locales en la ciudad o disfrutar de una gran autonomía en viajes más largos, siendo muy apropiado para todo tipo de menester. La combinación del motor electrico y el de combustión proporcionan una experiencia de conducción deportiva y dinámica, a la par que eficiente.


Y es que con sus tres programas de funcionamiento, el híbrido enchufable es fácil de manejar en el uso diario.


De forma predeterminada, el A7 PHEV se activa en el modo eléctrico EV. Esto significa que circula exclusivamente de forma eléctrica, siempre y cuando el conductor no presione el acelerador más allá de un punto. El modo EV es el ajuste básico cada vez que se pone en marcha el vehículo.


En el segundo modo, denominado Battery Hold, el sistema preserva la capacidad que tenga la batería en ese momento para que, posteriormente, se pueda realizar un trayecto de forma totalmente eléctrica y el modo híbrido se activa, bien automáticamente junto con la ruta insertada en el sistema de navegación, o bien mediante el botón correspondiente. En este programa de conducción, el A7 PHEV utiliza la interacción entre el motor eléctrico y el de combustión para circular el mayor tiempo posible en modo eléctrico, de forma que el consumo total de combustible al final del viaje sea mínimo. Por ejemplo, por ciudad se desplazará en su mayor parte con el motor eléctrico.


Dependiendo de la situación, el sistema puede activar, bien el modo de marcha por inercia, o bien la recuperación de energía con retención, que permite recuperar hasta 35 kW de potencia. De esta manera, el generador eléctrico se encarga de todas las deceleraciones suaves, es decir; la mayor parte de las que se realizan en una conducción normal y con la recuperación de energía en frenada se puede alcanzar una potencia máxima de 80 kW, en el caso de que seamos más agresivos tras el volante.


Y es que, fijaros si los chicos de Audi han pensado en todo para obtener la máxima eficiencia, que el A7 PHEV realiza un control predictivo de la propulsión. Esto se consigue utilizando la información del asistente predictivo de eficiencia para controlar el motor eléctrico, la batería de iones de litio y el motor de combustión. Para que lo entendáis; si la ruta está activa en el navegador, la estrategia predictiva de funcionamiento controlará el sistema para que un último trayecto por ciudad se pueda realizar en modo eléctrico. De esa manera, el Audi A7 PHEV llegaría a su destino, donde se recargará, con la batería casi agotada. Si el vehículo se está aproximando a una ciudad, el sistema carga al máximo la batería para que pueda desplazarse allí en modo eléctrico, con cero emisiones locales.


El sistema de control de la propulsión se basa en una gran cantidad de datos y para conseguir una planificación precisa del recorrido, la estrategia predictiva de funcionamiento utiliza dos tipos de fuentes: información de campo cercano e información de ruta. Por una parte, la planificación general de la ruta se basa en la información del tráfico a tiempo real, la distancia al destino, el perfil del trayecto y el entorno inmediato, con datos como los límites de velocidad, los tipos de carreteras, desniveles y los registros más recientes de los sensores del coche.


Por otra parte, la planificación precisa, con la que el A7 controla el sistema de acuerdo a las condiciones de circulación en tiempo real, la realiza el asistente predictivo de eficiencia, tecnología que ya equipan otros modelos de Audi. El asistente predictivo de eficiencia adapta en cada momento la respuesta del modo de marcha por inercia y utiliza información predecible sobre la ruta a partir de la base de datos del sistema de navegación, además de controlar la distancia con los vehículos precedentes mediante la cámara y el radar que monta. Dependiendo de la situación, el sistema activa de forma predictiva, bien el avance por inercia sin retención, o bien la retención que convierte energía cinética en eléctrica. Cuando el control de crucero adaptativo está activo, el asistente predictivo de eficiencia, ayuda al conductor frenando y acelerando automáticamente, con el objetivo de mejorar la eficiencia y el confort en orden de marcha. Un impulso del pedal del acelerador activo y una señal óptica en la pantalla del sistema de información del conductor, así como en el Head-up Display (opcional), proporcionan una indicación adicional para lograr la mayor eficacia posible del sistema, ya que el pedal del acelerador activo tiene un punto de presión que indica el final de la conducción eléctrica y una respuesta al tacto para sugerir al conductor que deje de pisar el acelerador.


A la hora de la recarga, de serie, se equipa un cable con enchufe específico para uso en terminales públicos de carga (7,2k W) y un cable de carga para enchufe doméstico (2,3 kW). Una carga completa tarda aproximadamente 2,5 horas en un terminal público y con una toma doméstica de 230 voltios, se puede realizar una recarga completa en unas siete horas, aproximadamente. También es posible realizar una cómoda recarga durante un viaje ya que el servicio exclusivo Audi e tron Charging proporciona acceso a más de 100.000 puntos de recarga en Europa.


Por supuesto, la aplicación myAudi, que podemos descargarla en nuestro Smartphone, permite a los clientes utilizar los servicios de Audi connect, lo que resulta especialmente práctico en el caso de los modelos electrificados. Por ejemplo, esta App sirve para comprobar el estado de la batería, la autonomía, iniciar el proceso de carga, programar el temporizador de carga y ver las estadísticas de carga y consumo. Además, la planificación de la ruta en la aplicación y en el MMI Navegación plus del coche muestran las estaciones de carga de nuestra ruta.


Otra función de la aplicación myAudi es el control de la climatización previo a la puesta en marcha. El compresor del aire acondicionado y el calefactor auxiliar están alimentados eléctricamente, así que el usuario puede determinar exactamente cómo se debe calentar o enfriar el habitáculo mientras se carga la batería. Dependiendo del equipamiento opcional elegido, también ajusta la calefacción del asiento, del volante, del parabrisas, de la luneta trasera y de los espejos, así como la refrigeración del asiento. Otra peculiaridad, que consume muchísima energía, es que el aire acondicionado funciona junto con una bomba de calor, lo que permite que el coche aproveche al máximo el calor residual del sistema eléctrico. Esto resulta muy eficiente y no sólo permite calentar o enfriar rápidamente el interior, también una gran autonomía en modo eléctrico incluso a temperaturas exteriores particularmente altas o bajas.


Pero el Audi A7 Sportback 55 TFSIe no sólo destaca frente a sus competidores directos por sus prestaciones deportivas, sino también por su imagen dinámica y un completo equipamiento. De serie, el paquete S line exterior combinado con el paquete de estilo negro y los cristales de privacidad, entre otros, subrayan el carácter deportivo del Gran Turismo de cinco puertas, incluso cuando está parado. También incluye faros HD Matrix LED, asientos deportivos, volante deportivo achatado con levas, climatizador de cuatro zonas, llave de confort, Audi virtual cockpit, pantallas específicas para el control del sistema PHEV, llantas de 19 pulgadas específicas y pinzas de freno delanteras y traseras acabadas en color rojo, entre otros elementos más comunes en la gama y menos específicos para esta versión.


El Audi A7 Sportback 55 TFSIe quattro tiene un precio en España de 87.050 euros, así que si queréis tener una berlina con clase, atractiva, deportiva, muy equipada, con lo último en materia tecnológica y que además cuente con las ventajas de ser un híbrido enchufable; el A7 Sportback 55 TFSIe quattro es vuestro coche.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Lo demás es historia: 40 años de Quattro

Citroën C3 Aircross C-Series. Más carácter y personalidad.

URO Vamtac. El Hummer español.

Prueba: Hyundai H1 Travel.

Prueba: Kia Sportage 1.6 CRDi Mild Hybrid