miércoles, 4 de diciembre de 2019

Mitsubishi MI-Tech Concept. The Buggy.


El Mitsubishi MI-TECH Concept es un prototipo de la marca japonesa con una labor muy definida. Ha sido construido para ser un pequeño SUV híbrido
(más adelante hablaremos de su propulsión) que ofrece un placer de conducción y una seguridad incomparable e inigualable en cualquier tipo de terreno.


Este concepto de automóvil es ligero y compacto, con un novedoso tren de transmisión PHEV, un nuevo sistema 4x4 con cuatro motores (uno por cada rueda), asistencia avanzada al conductor y tecnologías de seguridad preventivas.


Y es que la divertida carrocería del MI-TECH Concept está pensada para estimular el lado aventurero de cada conductor y configurada como si de un buggy se tratara. Para este nuevo concepto se ha elegido un llamativo color azul claro para la carrocería y un tono cobre para la parrilla y para algunos detalles del interior.


Por su parte, la parte delantera, como no podría ser de otra manera, adopta el concepto de diseño frontal Dynamic Shield que utilizan el resto de la gama Mitsubishi actual. En esa parrilla frontal, tan característica, utiliza un color satinado en el centro de la rejilla y cobre como color secundario para acentuar su carácter de vehículo electrificado.


Los faros delanteros, perfectamente enrasados tienen forma de T. Además, en la parte inferior delantera, se han ubicado dos placas de aluminio como protección de la carrocería y para remarcar que es un auténtico todo-terreno. Si hablamos del lateral, destacan los grandes pasos de rueda y neumáticos de gran diámetro que enfatizan la potencia y el poderío de este SUV y la parte trasera ha sido diseñada con la forma de un gran hexágono en el que encajan a la perfección los pilotos posteriores, también en forma de T, que comparten el mismo patrón de diseño utilizado en las ópticas delanteras.


En el interior, el panel de instrumentos horizontal y su diseño funcional facilitan el manejo a la hora de ponerse a los mandos. La horizontalidad se acentúa aún más con líneas en color cobre agregadas en la pantalla, el volante y los interruptores en forma de teclas ubicados en la parte superior de la consola central.


Hablando de mecánica, no cuenta con un motor convencional de combustión interna, sino que su propulsor es un generador de motor de turbina de gas compacto y liviano que sustituye al motor de gasolina tradicional. El aumento de la conciencia medioambiental de todas la marcas y la necesidad por explorar nuevas soluciones tecnológicas ha desembocado en esta nueva propuesta de generador de motor de turbina de gas que se acopla perfectamente a este vehículo dadas sus características de tamaño y peso.


Otro beneficio de la turbina de gas es su flexibilidad para funcionar con una variedad de combustibles tales como el diésel, queroseno y el alcohol que se pueden seleccionar dependiendo de la situación geográfica. Además, su escape es limpio, por lo que responde a problemas ambientales y energéticos.


De esta manera, Mitsubishi convierte la tecnología de su sistema de tracción total, denominado S-AWC (Super All Wheel Control) en un nuevo sistema "Quad Motor 4WD", con unidades eléctricas de Control Activo de Deriva (AYC) en cada rueda. Las pinzas de freno eléctricas ofrecen una rápida respuesta, preciso control y óptima fuerza de frenado, además de una mejora drástica de la tracción y del control de la dirección y por poner un ejemplo de las impresionantes capacidades de este concept; cuando se conduce fuera de la carretera y alguna de las ruedas pierden tracción, la capacidad de transmitir la fuerza de conducción óptima al resto multiplica la eficacia y la seguridad en la conducción.


Así, con el MI-TECH Concept, Mitsubishi ofrece una experiencia de conducción en la que el conductor se siente seguro en todas las condiciones, ya sea en el día a día, o al atravesar carreteras en mal estado, al tiempo que permite nuevas experiencias y emociones, como giros de 180º, ya que este concept también tiene la capacidad de rotar en sentido contrario los neumáticos izquierdo y derecho.



Este concept también viene equipado con Interfaz hombre-máquina, que muestra información variada a través de la tecnología de detección, incluidos sensores ópticos avanzados, en un parabrisas de realidad aumentada y de esta manera y con esta tecnología, con el vehículo, la carretera y las condiciones del tráfico circundante que se muestran en la luna delantera, los conductores pueden tomar decisiones precisas y directas. El concept también está equipado con MI-PILOT, una tecnología de asistencia al conductor de próxima generación, que extiende el apoyo al conductor no solo en autopistas y carreteras asfaltadas, sino también en caminos sin pavimentar.


No deja de ser un vehículo conceptual, pero está claro que Mitsubishi ha tirado de ingenio para definir y alumbrar, lo que ellos consideran cómo será la siguiente generación de todo-terrenos. Sin lugar a dudas, serán lúdicos, tecnológicos, seguros y respetuosos con el medio ambiente.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

miércoles, 4 de diciembre de 2019

Mitsubishi MI-Tech Concept. The Buggy.


El Mitsubishi MI-TECH Concept es un prototipo de la marca japonesa con una labor muy definida. Ha sido construido para ser un pequeño SUV híbrido
(más adelante hablaremos de su propulsión) que ofrece un placer de conducción y una seguridad incomparable e inigualable en cualquier tipo de terreno.


Este concepto de automóvil es ligero y compacto, con un novedoso tren de transmisión PHEV, un nuevo sistema 4x4 con cuatro motores (uno por cada rueda), asistencia avanzada al conductor y tecnologías de seguridad preventivas.


Y es que la divertida carrocería del MI-TECH Concept está pensada para estimular el lado aventurero de cada conductor y configurada como si de un buggy se tratara. Para este nuevo concepto se ha elegido un llamativo color azul claro para la carrocería y un tono cobre para la parrilla y para algunos detalles del interior.


Por su parte, la parte delantera, como no podría ser de otra manera, adopta el concepto de diseño frontal Dynamic Shield que utilizan el resto de la gama Mitsubishi actual. En esa parrilla frontal, tan característica, utiliza un color satinado en el centro de la rejilla y cobre como color secundario para acentuar su carácter de vehículo electrificado.


Los faros delanteros, perfectamente enrasados tienen forma de T. Además, en la parte inferior delantera, se han ubicado dos placas de aluminio como protección de la carrocería y para remarcar que es un auténtico todo-terreno. Si hablamos del lateral, destacan los grandes pasos de rueda y neumáticos de gran diámetro que enfatizan la potencia y el poderío de este SUV y la parte trasera ha sido diseñada con la forma de un gran hexágono en el que encajan a la perfección los pilotos posteriores, también en forma de T, que comparten el mismo patrón de diseño utilizado en las ópticas delanteras.


En el interior, el panel de instrumentos horizontal y su diseño funcional facilitan el manejo a la hora de ponerse a los mandos. La horizontalidad se acentúa aún más con líneas en color cobre agregadas en la pantalla, el volante y los interruptores en forma de teclas ubicados en la parte superior de la consola central.


Hablando de mecánica, no cuenta con un motor convencional de combustión interna, sino que su propulsor es un generador de motor de turbina de gas compacto y liviano que sustituye al motor de gasolina tradicional. El aumento de la conciencia medioambiental de todas la marcas y la necesidad por explorar nuevas soluciones tecnológicas ha desembocado en esta nueva propuesta de generador de motor de turbina de gas que se acopla perfectamente a este vehículo dadas sus características de tamaño y peso.


Otro beneficio de la turbina de gas es su flexibilidad para funcionar con una variedad de combustibles tales como el diésel, queroseno y el alcohol que se pueden seleccionar dependiendo de la situación geográfica. Además, su escape es limpio, por lo que responde a problemas ambientales y energéticos.


De esta manera, Mitsubishi convierte la tecnología de su sistema de tracción total, denominado S-AWC (Super All Wheel Control) en un nuevo sistema "Quad Motor 4WD", con unidades eléctricas de Control Activo de Deriva (AYC) en cada rueda. Las pinzas de freno eléctricas ofrecen una rápida respuesta, preciso control y óptima fuerza de frenado, además de una mejora drástica de la tracción y del control de la dirección y por poner un ejemplo de las impresionantes capacidades de este concept; cuando se conduce fuera de la carretera y alguna de las ruedas pierden tracción, la capacidad de transmitir la fuerza de conducción óptima al resto multiplica la eficacia y la seguridad en la conducción.


Así, con el MI-TECH Concept, Mitsubishi ofrece una experiencia de conducción en la que el conductor se siente seguro en todas las condiciones, ya sea en el día a día, o al atravesar carreteras en mal estado, al tiempo que permite nuevas experiencias y emociones, como giros de 180º, ya que este concept también tiene la capacidad de rotar en sentido contrario los neumáticos izquierdo y derecho.



Este concept también viene equipado con Interfaz hombre-máquina, que muestra información variada a través de la tecnología de detección, incluidos sensores ópticos avanzados, en un parabrisas de realidad aumentada y de esta manera y con esta tecnología, con el vehículo, la carretera y las condiciones del tráfico circundante que se muestran en la luna delantera, los conductores pueden tomar decisiones precisas y directas. El concept también está equipado con MI-PILOT, una tecnología de asistencia al conductor de próxima generación, que extiende el apoyo al conductor no solo en autopistas y carreteras asfaltadas, sino también en caminos sin pavimentar.


No deja de ser un vehículo conceptual, pero está claro que Mitsubishi ha tirado de ingenio para definir y alumbrar, lo que ellos consideran cómo será la siguiente generación de todo-terrenos. Sin lugar a dudas, serán lúdicos, tecnológicos, seguros y respetuosos con el medio ambiente.




No hay comentarios:

Publicar un comentario