Ir al contenido principal

Translate

Etiquetas

Mostrar más

Audi SQ7. El salón más deportivo.


Hace años pensaba que un SUV de altas prestaciones (y sobre todo, tan sumamente grande) no tenía sentido.
Hoy es el día en el que la gama Audi Q7 ya cuenta con su versión deportiva para el mercado español, con la llegada a los concesionarios del nuevo Audi SQ7 y, personalmente, me encanta.


No cambia su V8 TDI de 4 litros, que ofrece una potencia máxima de 435 CV y 900 Nm de par máximo, con respecto a la edición precedente. De esta manera, el gran SUV combina, magistralmente, unas grandes prestaciones deportivas y una alta eficiencia en materia de consumo de combustible. No obstante, sus datos así lo demuestran, ya que el SQ7 es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 4,8 segundos y alcanza una velocidad máxima de 250 km/h, limitada electrónicamente, además de que el consumo combinado es de 9,1 l/100 km lo que se corresponde con unas emisiones de CO2 de 239 g/km, lo que para un "gigante" tan deportivo y prestacional como este, es un auténtico logro.


El V8 TDI es un propulsor de alta tecnología, que utiliza un sistema de doble sobrealimentación eléctrica. Un compresor eléctrico integrado en el conducto de admisión, alimentado por el sistema eléctrico de 48 voltios, asiste a los dos turbocompresores (uno por cada bancada de cilindros) movidos por los gases de escape cuando la energía disponible en el flujo de aire de estos últimos es baja. De esta forma, el V8 ofrece un gran empuje de forma instantánea, especialmente al acelerar a fondo desde baja velocidad.


La potencia se transmite a las cuatro ruedas a través de un conocido cambio tiptronic de ocho velocidades y de la, también conocidísima y contrastada, tracción integral permanente quattro. Para garantizar el mejor equilibrio entre deportividad y confort, el SQ7 también equipa de serie la suspensión neumática deportiva con ajustes específicos S y dirección progresiva. Opcionalmente se puede solicitar la dirección a las cuatro ruedas y el paquete de suspensión advanced, en el que se incluye el sistema de estabilización activa antibalanceo. Para un comportamiento aún más dinámico, Audi también ofrece el diferencial deportivo, que distribuye de forma activa la fuerza entre las ruedas traseras en curvas tomadas a alta velocidad.


Exteriormente, el Audi SQ7 se distingue del resto de la gama por elementos de diseño característicos de las versiones S, como las barras verticales en la parrilla Singleframe, las carcasas de los retrovisores en óptica aluminio o las cuatro salidas de escape con terminaciones redondas cromadas. En el interior, por su parte, domina el color negro de la tapicería, combinada con elementos de cuero y Alcantara, con especial protagonismo para las inserciones decorativas de aluminio mate cepillado, que pueden ser opcionalmente en fibra de carbono.


También destaca por un completo equipamiento de serie en el que sobresalen elementos como el sistema MMI Navegación plus, los faros Audi Matrix LED con intermitentes dinámicos delanteros y traseros, las llantas de 20 pulgadas con diseño turbina de cinco radios, los asientos delanteros deportivos con reglaje eléctrico y memoria para el conductor, la alarma antirrobo o el sistema Audi parking system plus. Por supuesto, y en estos rangos de precios, el cliente puede personalizar su Audi SQ7 recurriendo a las numerosas opciones de equipamiento, como las llantas Audi Sport de 21 pulgadas en diferentes diseños, los faros Matrix LED con luz láser Audi, el climatizador de cuatro zonas, las puertas con cierre asistido eléctrico, los frenos carbocerámicos, los paquetes de asistentes Tour y City o la tercera fila de asientos en la versión de 7 plazas.


El Audi SQ7 ya está disponible en el mercado español, con un precio que arranca en los 114.050 euros. ¿Quién dijo que un gran SUV debe ser "aburrido"?. El Audi SQ7 nos ofrece la ventajas de dos mundos muy bien diferenciados y la verdad, nos encanta. 


Comentarios

Entradas populares de este blog

Xenatec Coupe. El "raro" de la familia.

Maybach es una marca de coches de ultra-lujo que, al igual que Bugatti, fue recuperada en su día, puesto que hacía muchísimas décadas que había desaparecido como tal.

Mercedes-Benz se hizo con los derechos de explotación de la firma y la estrategia a seguir era la de fabricar berlinas suntuosas sobre la base del Clase S, pero superiores en calidades y tecnología para la gente con un muy alto poder adquisitivo y así, poder rivalizar de tú a tú con marcas como Bentley o Rolls Royce.

La idea era buena y tuvo una gran aceptación durante los primeros años en los que se comercializaron los Maybach 57 y 62 (57 y 62, no era nada más que la referencia de la longitud de la carrocería, 5,7 y 6,2 metros de largo), y sus dos variantes potenciadas, 57S y 62S.

Pero el cliente no es tonto y poco a poco se dio cuenta que el Maybach no ofrecía mucho más que un Clase S !!!de la anterior generación!!!; tan solo una nueva carrocería, unas mayores medidas y una mayor exclusividad, además de unos pocos "…

Mercedes-Maybach GLS 600 4Matic. Alta sociedad.

El Mercedes-Maybach GLS 600 4MATIC encarna y representa un nuevo tipo de lujo en el segmento de los SUV. Este modelo amplía la exclusiva oferta de la marca Mercedes-Maybach y conjuga la concepción de la carrocería y la base técnica del impresionante GLS con el lujo de una berlina de categoría suprema. Vamos, un tipo de Rolls Royce Cullinan, pero firmado por la marca alemana. ¿Tendrá algo que envidiar?.


Su habitáculo de dimensiones generosas, realizado con materiales escogidos y dotado de elementos muy efectivos de insonorización, crea un ambiente de bienestar, elegante y sumamente acogedor. Los ocupantes adoptan una posición agradablemente elevada sobre los asientos y disponen de persianas de accionamiento eléctrico en las ventanillas laterales traseras, que les permiten decidir de qué modo y en qué medida desean percibir el entorno o que el entorno pueda percibir a los ocupantes.

La suspensión neumática AIRMATIC incorporada de serie o bien, como opción (no entiendo que haya opciones t…

Volkswagen Golf. La nueva generación del icono.

El Golf es un icono del automóvil que ya va por su octava generación. A lo largo de su vida hemos hablado muchas veces de él y siempre lo hemos hecho con el respeto que se merece uno de los compactos más exitosos del mundo, con sus más de 35 millones de unidades vendidas, y que tiene ese pequeño regustillo a premium que lo han hecho desmarcarse siempre de la competencia.


La nueva generación sigue siendo un coche global y completamente actualizado para seguir cumpliendo los requisitos que buscan los clientes de más de 140 países en los 5 continentes. El público más joven también se sentirá atraído por esta nueva generación gracias a su completa digitalización, que le permitirá estar siempre conectado. Personalmente (y es siempre una visión subjetiva) esta nueva generación a mí no me gusta mucho físicamente, aunque habrá que verlo, probarlo y testarlo en vivo y en directo, ya que seguramente, cambie mucho mi opinión al respecto. Pero de momento y en foto, no me acaba de atraer.


Pero lejos…