McLaren Speedtail. Volando a ras de suelo.


¿Os acordáis cuando se anunció el Bugatti Veyron?. El CEO de por aquel entonces, el señor Piech, dijo que quería fabricar un coche de más de 1.000cv y que superase los 400 Km/h.
Es de sobra conocida esa historia, pero en el 2020 nos queda ya muy lejos y lo que antes nos parecía una barbaridad, ahora simplemente lo vemos como una mera curiosidad.


Una marca de prestigio como McLaren no compitió en su momento con aquel gigante que era el Grupo Volkswagen, pero ahora, nos ha sorprendido a propios y extraños con el espectacular McLaren Speedtail, que se presentó en octubre del año pasado como el nuevo "Hyper-GT" de la marca y el modelo más rápido y potente que saldría jamás de Woking, prometiendo una velocidad máxima de 403 km/h. Estos días pasados, un prototipo de preproducción del Speedtail, bautizado como XP2, ha ratificado en la pista lo anticipado sobre el papel, alcanzando dicha velocidad punta más de 30 veces durante un programa de pruebas a alta velocidad.


Es la primera vez en la historia que un producto de McLaren supera la barrera de los 400 Km/h, concretamente, ha alcanzado los 403 Km/h como velocidad máxima. También es la primera vez que un producto de la marca supera el record establecido en su día por la mayor "bestialidad" que habían construido hasta la fecha; el icónico McLaren F1.


Las pruebas y el record batido por el Speedtail tuvo lugar en la pista de aterrizaje del centro Kennedy en Florida, completamente recta y con 4,82 kilómetros de longitud. El piloto de pruebas fue el jefe de McLaren, Kenny Brack, encargado de poner el broche de oro al programa de test de alta velocidad llevado a cabo por la firma británica en múltiples instalaciones de todo el mundo, incluyendo España y Alemania.


Con estas validaciones por medio mundo, el McLaren Speedtail se convierte en el referente de la marca en lo que respecta a prestaciones. Su sistema de propulsión híbrido, con un motor de gasolina experimental y del que no han dado detalles, aunque, previsiblemente, será un 4.0 V8 que ya utiliza la marca en otros modelos, junto con el apoyo de un motor eléctrico, que entre ambos, generan la friolera de 1.055cv de potencia y 1.150 Nm de par máximo, siendo capaz de acelerar de 0 a 300 Km/h en tan sólo 12,8 segundos. En la última prueba que hicimos en la web, es lo que tardaba (más o menos) el DFSK 580 en alcanzar los 100 Km/h. Con eso os lo digo todo...


Pero no sólo de un impresionante motor vive el Speedtail, sino que los ingenieros de Woking han hecho "encaje de bolillos" para aligerar el máximo peso posible al conjunto, amén de diseñarlo de tal manera, que resultase lo más aerodinámico posible.


Está construido sobre un chasis de carbono monocasco, al que le han montado una carrocería (también de carbono) de unos increíbles 5,14 metros de longitud con una configuración de tres plazas en el cockpit. ¿Os recuerda a algo?. El conjunto pesa sólo 1.430 Kg, así que la verdad, el ejercicio de bajar peso lo han hecho muy bien (no como otros...). En cuanto a la aerodinámica, también han trabajado muy bien y han realizado un diseño, tanto del exterior, como del interior, en forma de gota de agua, para ofrecer la menor resistencia posible al aire frontal, que a más de 400 Km/h, es mucho.


También interfieren en esa gran aerodinámica unas impresionantes llantas específicas delanteras de 20", de fibra de carbono y los retrovisores, que en este caso son cámaras y son retráctiles, enrasándose con los paneles de la carrocería de fibra de carbono. No obstante…, ¿quién es el guapo que te va a adelantar?. Esos neumáticos están fabricados por Pirelli y están desarrollados a medida para este modelo. En el tren delantero son de 20" y en el trasero de 21".


Por último, el Speedtail dispone de varios modos de conducción, pero para alcanzar la velocidad máxima y dilapidar el record que tenía el F1 en la "casa", existe un modo de conducción llamado Velocity, que rebaja la suspensión (construida en aluminio) en 35 mm y ajusta la respuesta del motor y la aerodinámica activa para alcanzar esa velocidad máxima.



Es tal la exclusividad de este modelo, que si bien es cierto que, de momento, estamos hablando de una unidad preserie, una vez que esté todo homologado se fabricarán 106 unidades, todas ellas a mano y a un precio que se aproximará, peligrosamente, a los 2 millones de euros y comenzarán ha entregarse en febrero de 2020. Quién tuviera dinero... Mucho dinero.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Porsche 911 Turbo S. Un poco más de pimienta.

Cupra Formentor. El SUV más hermoso y salvaje.

Lexus LS 600h. El lujo más limpio.

Lo demás es historia: La saga 200 de Peugeot.

Dodge Challenger. Sinónimo de fuerza.