Mitsubishi ASX. Renovando el origen.


Nosotros hemos probado el Mitsubishi ASX en varias ocasiones y siempre nos ha dejado un excelente sabor de boca. Ahora se renueva y nos viene cargado de diseño (según los nuevos estándares de la marca), tanto en el exterior como en el interior, una mayor conectividad, como corresponde a un vehículo del Siglo XXI, una nueva mecánica, muchas tecnologías de ayuda a la conducción y la vuelta a la tracción total.


Cuando se lanzó el ASX en 2009 (primavera de 2010 en Europa), le permitió a la marca extender y acercar su reconocida experiencia en tracción a las cuatro ruedas y vehículos con carrocería tipo SUV a un público más amplio. Este modelo, uno de los pioneros del segmento, se ubicó en un escalón inferior al Outlander, por tamaño, en un momento en que el segmento de los SUV compactos aún estaba dando sus primeros pasos (y mira en lo que se ha convertido).


El ASX fue también un modelo adelantado a su tiempo y encontró rápidamente su mercado, empezando por Europa, donde se ha mantenido como el best - seller de Mitsubishi durante varios años seguidos, con una participación en el volumen de ventas de más del 30%.


Para este 2020, Mitsubishi ha dado luz verde a la comercialización del nuevo ASX en este mes de diciembre, con un rompedor precio que parte desde los 16.700 Euros, correspondiente a la versión básica que equipa el motor de 150 CV pero que cuenta con un completísimo equipo de serie. También contempla una serie de sistemas de seguridad sin parangón, que lo convierten como uno de los SUV actuales más seguros.


La seguridad del nuevo Mitsubishi ASX comienza con la carrocería denominada RISE, mejorada con refuerzos de acero de alta tensión en puntos clave para reducir la deformación de la cabina y con zonas controladas de absorción de impactos para mejorar la seguridad en caso de colisión. Además, la mayor rigidez que aporta la carrocería RISE también mejora el comportamiento en carretera del ASX y permite aprovechar mejor su chasis con suspensión independiente a las cuatro ruedas. Por otra parte, la completa dotación de siete airbags, que incluyen los de cortina y uno de rodilla para el conductor, protege a los ocupantes en todo tipo de circunstancias.


También disponemos de diferentes "gadgets" con los que la seguridad del nuevo ASX se ve multiplicada, ya que cuenta con ayudas a la conducción propias de vehículos de un segmento superior. Entre ellas destacan el sistema de alerta salida de carril y el sistema de mitigación de colisión frontal con radar y láser frontal, que detecta obstáculos o peatones y ayuda a prevenir colisiones o reducir sus consecuencias si éstas son inevitables. El sistema de detección de ángulo muerto avisa de vehículos situados fuera del campo de visión del conductor cuando se conectan los intermitentes y para mejorar la seguridad y el confort de noche, los faros Bi-LED de serie cuentan con el sistema de activación automático de luces de carretera, perfectamente integrados en el nuevo diseño del frontal Dynamic Shield. También son de LED en toda la gama, las luces diurnas integradas en los faros, así como los antinieblas y las nuevas luces traseras en forma de T horizontal. Para las maniobras de marcha atrás, además de la cámara de ayuda al aparcamiento, el ASX tiene disponible el sistema de alerta de tráfico cruzado.


Y es que Mitsubishi, con más de 80 años de experiencia en la tracción a las cuatro ruedas, ha decidido ofrecer de nuevo una variante 4WD en el ASX (en la última generación había quedado olvidada) que mejora la seguridad de conducción en todo tipo de carreteras y climatologías. Con una configuración automática, este sistema permite elegir hasta tres modos de conducción a través de un sencillo mando giratorio colocado entre los asientos delanteros. De esta manera, el diferencial central Haldex de acoplamiento controlado electrónicamente del ASX se anticipa para determinar el reparto de par entre el eje delantero y el trasero a partir de los sensores de apertura del acelerador, de la velocidad, de las condiciones de adherencia y del modo elegido por el conductor. En el modo 2WD, el par se traslada sólo a las ruedas delanteras permitiendo una conducción ágil y una mejor economía del gasto de combustible y en el modo 4WD Auto, el sistema gestiona de forma constante la transferencia de par entre los dos ejes para mejorar el agarre y la tracción en carreteras y caminos de todo tipo.


El sistema puede variar de forma instantánea desde el 98% del par delante y 2% detrás, al 50% para cada eje. Para la conducción en condiciones adversas o por pistas con poca adherencia, en el modo 4WD Lock se transfiere en todo momento 1,5 veces más par a las ruedas traseras que en el modo 4WD Auto, aprovechando todo el potencial de rendimiento de la tracción a las cuatro ruedas. La tracción total también mejora la seguridad y el comportamiento del ASX en frenadas en curvas cerradas y a la salida de ellas aumentando la tracción al acelerar cuando las ruedas delanteras no están en línea recta, reduciendo la posibilidad de un subviraje por pérdidas de tracción. Seamos serios; más del 90% de los usuarios del ASX no lo pondrán en ningún tipo de compromiso fuera del asfalto, pero nunca viene de más disponer de esa tracción total para mayor seguridad en carretera ¿no?.


La nueva generación también dispondrá de un nuevo motor de gasolina atmosférico 200 MPI de cuatro cilindros y 2 litros, que cumple sin problemas con la exigente normativa Euro 6 D-Temp y toma el protagonismo. Produce 150 CV de potencia máxima y un par máximo de 195 Nm, ofreciendo buen empuje desde bajas revoluciones. Así, las prestaciones de esta variable del nuevo ASX son una aceleración de 0 a 100 km/h en 10,2 segundos con cambio manual de 5 relaciones y en 11,7 segundos con cambio automático CVT, que reduce el consumo y aumenta el confort de conducción. El cambio CVT cuenta con función secuencial, que ofrece 6 velocidades, gobernadas manualmente por levas tras el volante y con la función Sports Mode que reduce los desarrollos para mejorar las prestaciones en una conducción dinámica o para remolcar.


Por su parte, en el interior destaca un aumento de la calidad de las tapicerías de tela y cuero, así como el nuevo salpicadero con la ergonomía mejorada, con nuevos controles del climatizador y una gran pantalla de infoentretenimiento de 8 pulgadas. El sistema Smartphone Link Display Audio dispone de conectividad avanzada vía Android Auto y Apple CarPlay y también pueden visionarse vídeos a través de memorias USB. El espacio para cinco ocupantes se refuerza con un gran maletero para el tamaño compacto del ASX, con 406 litros de capacidad, que pueden aumentarse a 1.183 litros al plegar los asientos traseros. La anchura y el bajo piso del maletero facilitan el manejo de cargas pesadas.


Y es que el nuevo ASX 2020 viene a reforzar el éxito de ventas del modelo, que ha superado los 1,3 millones de unidades vendidas en todo el mundo desde 2013 y que, en los últimos años, sigue creciendo en España, con una expectativa de casi de 7.000 unidades matriculadas en 2019 (alguna venta que otra, por no decir muchas, se las habrá quitado su hermano Eclipse Cross). De todas formas y gracias a la campaña de descuentos en el lanzamiento del nuevo ASX, el precio es otro de los puntos fuertes del modelo. La gama comienza desde 16.700 Euros con el motor de 150 CV, faros Bi-LED, llantas de aleación y climatizador automático, entre otros muchos elementos y culmina en los 25.700 Euros que nos pedirán por el ASX con el acabado más dotado Kaiteki, tracción total y el cambio de variador continuo CVT. 


Es cierto que al ASX le hacía falta una profunda renovación y la nueva edición, está visto que cumple con todas nuestras expectativas. Ahora bien, con el Eclipse Cross en un margen parecido y dentro del mismo espacio, veremos cómo se reparten el pastel entre los hermanos...


Comentarios

Entradas populares de este blog

Lo demás es Historia: Volkswagen Golf GTI

Prueba: Kia XCeed 1.0 T-GDI Tech

URO Vamtac. El Hummer español.

Audi RS5 Coupé y RS5 Sportback. Deportividad y clase.

Lexus LC Cabrio. Belleza a cielo abierto.