Lo demás es historia: 25 años de Mercedes Benz Sprinter


Ya han pasado 25 años desde que se lanzó al mercado una furgoneta que ya forma parte de los hitos de la automoción. A pesar de ser un vehículo exclusivamente comercial, todo el mundo la conoce y tiene referencias de ella, porque no siendo uno de los vehículos más populares para el gran público, sí que lo es (y ha sido) dentro de su acotado segmento. Hablamos de la polivalente Mercedes-Benz Sprinter. 

Hoy, un cuarto de siglo después, la generación actual todavía es la referencia. Junto a sus valores, como la calidad, la fiabilidad, la rentabilidad y la comodidad, la Sprinter actual también es referencia en conectividad y, con la variante eSprinter, totalmente eléctrica, también en movilidad libre de emisiones. De esta manera, la Mercedes-Benz Sprinter siempre ha destacado como líder del mercado durante décadas lo que demuestra cómo este vehículo siempre ha logrado combinar perfectamente su tradición histórica con las últimas innovaciones.

En 1995, año del alumbramiento de este referente comercial, la Sprinter definió un segmento completo y contribuyó a la transición al comercio electrónico, cuando las dimensiones del comercio online apenas eran imaginables tal y como las conocemos hoy en día, Mercedes-Benz presentó una furgoneta ultramoderna que era ideal para los futuros desafíos logísticos. 

Con frenos de disco en las cuatro ruedas, ABS, diferencial de freno automático, una carrocería más aerodinámica, un bajo consumo y muchas otras innovaciones, la Sprinter estableció nuevas referencias en cuanto a seguridad, eficiencia y confort, convirtiéndose en digna sucesora de la legendaria T1. 


Desde sus inicios, la nueva furgoneta se posicionó como un verdadero vehículo multitarea, ya que estaba disponible en versión chasis, plataforma, volquete, con cabina simple o cabina doble para pasajeros, como furgón y como minibús con cinco o nueve plazas, con techo bajo o alto. Las distancias entre ejes oscilaban entre 30 y 40 cm milímetros, según la carrocería, y la masa bruta permitida fue inicialmente de 2.590, 2.800 y 3.500 kg. Eran unas características muy útiles para numerosos campos de aplicación como, por ejemplo, zonas de construcción, en comercios, en el transporte de pasajeros, pero también para servicios de bomberos y rescate. En los últimos 25 años la furgoneta también ha sido una buena base como autocaravana, así como para todo tipo de carrozados especiales orientados a diferentes tipos de utilización y trabajos.


Después de 1,3 millones de ventas de la Sprinter, en 2006, Mercedes-Benz presentó un desarrollo integral, ya que aunque anteriormente ya había una amplia variedad de versiones, los clientes ahora podían acceder a una solución a medida para prácticamente cualquier necesidad. El denominado Portal del Carrocero, orientado a los clientes, también desempeñó un papel clave ya que proporcionaba toda la información técnica necesaria para realizar cualquier transformación solicitada.


En esta generación, el nuevo vehículo se caracterizó por numerosas innovaciones, por ejemplo, con una puerta deslizante extra ancha para el compartimento de carga, el techo súper elevado o una cuarta longitud de carrocería. Las mecánicas se optimizaron aún más con una nueva gama de motores y una nueva caja de cambios de 6 marchas para los motores diésel. También había un sistema de frenos mejorado, Adaptative ESP, con funciones extendidas y un concepto de almacenamiento revisado en el interior del vehículo. Las nuevas características también incluyeron los neumáticos de base ancha en el eje trasero para la variante de 4,6 toneladas, los faros bi-xenón con iluminación en curva, un airbag de tórax para conductor y pasajero delantero, el sistema de aparcamiento Parktronic y muchos más gadgets que lo acercaban al sector de los turismos y hacían más cómo y seguro el trabajo del día a día.


Con una transmisión más eficiente y numerosas innovaciones, la Sprinter desarrollada a partir de 2013 volvió a tomar la delantera respecto a su competencia más directa. Los factores clave fueron, entre otras cosas, un paquete de eficiencia con bomba de asistencia de dirección ECO, la función de arranque/parada ECO y un desarrollo de cambio más largo. Todo muy ECO. La normativa condicionaba (al igual que ahora), y es que la Sprinter fue la primera furgoneta en cumplir con el nivel de emisiones Euro VI. 


Además se incorporó la transmisión automática de 7 velocidades 7G-TRONIC PLUS y los clientes podían elegir entre más opciones de equipamiento. De esta manera, la atención se centró nuevamente en la seguridad, siendo la Sprinter la primera furgoneta en equipar de serie el asistente de viento lateral, muy útil en una furgoneta con una superficie tan amplia. También se incorporó el asistente adaptativo de luz larga, el asistente de mantenimiento de carril, el asistente de ángulo muerto y el asistente de prevención de colisiones, por poner algunos ejemplos. 


La tercera generación de la Sprinter fue la primera en adoptar la filosofía AdVANce de Mercedes-Benz Vans en 2016 como proveedor de soluciones integrales de movilidad. Combinaba un excelente y atractivo diseño con características de confort y seguridad que generalmente solo se veían en los turismos. También se comenzó con una extensa interacción con internet. Los servicios de conexión Mercedes PRO Connect y el sistema multimedia MBUX, que tan famosos han hecho a todos los modelos de Mercedes-Benz actuales, marcan los puntos en la dirección del futuro y crean nuevas posibilidades para administrar por igual tanto una gran flota como a pequeñas empresas. El servicio permite que los pedidos se gestionen online y que la información del vehículo, la ubicación, la carga de combustible o los intervalos de mantenimiento se puedan consultar prácticamente en tiempo real. 


Por otra parte, la amplia gama de versiones de la Sprinter sigue siendo abrumadora ya que se pueden configurar más de 1.000 versiones diferentes a partir de las diferentes carrocerías, chasis, mecánicas, capacidad de carga y detalles de equipamiento. Y es que desde 2018 se ofrecen más opciones con respecto al motor gracias a la tracción delantera disponible por primera vez y dos transmisiones desarrolladas para esta arquitectura, así como una transmisión automática de 9 velocidades por convertidor de par. Con estas variantes de tracción y la denominada versión de cabeza tractora, la Sprinter forma una base ideal para las conversiones de autocaravanas. Una oferta que numerosos especialistas en conversión en este segmento en expansión ya están utilizando.


Por último, económica, fiable y flexible como siempre, es ahora también capaz de repartir mercancías sin contaminar gracias a la eSprinter presentada a finales de 2019. Está preparada para atender las necesidades de movilidad libre de emisiones directas. Con su tracción delantera eléctrica tiene una potencia de hasta 85 kW y un par de 295 Nm con una capacidad de batería utilizable de 47 kWh y una autonomía de 168 kilómetros, además de una carga útil máxima de 891 kg. Cualquiera que valore más la carga útil puede simplemente optar por una capacidad de batería menor. 


Este modelo marca una perspectiva interesante para los operadores de flotas ya que la herramienta de asesoramiento eCharging Planner brinda la asistencia necesaria al que piensa pasarse a la movilidad eléctrica sin emisiones con Mercedes-Benz Vans.


Y es que es tal el éxito que ha atesorado durante estos 25 años, que la Sprinter no sólo se produce en las plantas de Mercedes-Benz en Düsseldorf y Ludwigsfelde, sino también en Buenos Aires, desde la primera generación. La fábrica estadounidense en Charleston también se ha ampliado para producir el modelo actual. Pero no son sólo estas fábricas las que aseguran que la Sprinter esté disponible en más de 130 países. 


Durante 25 años ha cumplido los requisitos que los clientes tienen cuando se trata de resolver sus diversas tareas de transporte y este 2020 cumple un aniversario al que, viendo cómo se mueve el mercado, es muy difícil llegar. !Enhorabuena!. 



Comentarios

Entradas populares de este blog

Lo demás es Historia: Volkswagen Golf GTI

Prueba: Kia XCeed 1.0 T-GDI Tech

URO Vamtac. El Hummer español.

Audi RS5 Coupé y RS5 Sportback. Deportividad y clase.

Lexus LC Cabrio. Belleza a cielo abierto.