Lo demás es historia: 60 años del Maserati 5000 GT


La marca italiana ha celebrado esta semana el 60 aniversario de uno de los modelos más exclusivos y emblemáticos de la historia de Maserati: el 5000GT. El precioso coupé 2+2, era presentado, hace 60 años, en el Salón de Turín, convirtiéndose en el indiscutible protagonista del evento. Era un encargo específico para el Sha de Persia, algo que lo ha convertido en uno de los modelos más exclusivos de Maserati ya que se produjeron tan sólo 34 ejemplares, diseñados por los más prestigiosos carroceros italianos de la época.


El entonces Sha de Persia Reza Pahlavi, gran apasionado de vehículos deportivos de altas prestaciones, tuvo a finales del año 1958 la oportunidad de conducir un 3500 GT, quedando fascinado. Solicitó para su vehículo un aumento considerable en términos de prestaciones y el ingeniero Giulio Alfieri, entonces director técnico de Maserati, entendió que para cumplir con las exigencias del prestigioso cliente tenía que realizar un proyecto completamente nuevo.


Con estas premisas, en el año 1959, el proyecto toma el nombre de AM103 y no se trata de una personalización, sino de un nuevo vehículo. El corazón del proyecto era el motor V8 del 450S (conocida “barchetta” de carreras del Tridente) incrementando su capacidad hasta alcanzar los cinco litros de cilindrada. El vehículo, cuyo primer diseño fue realizado por Carrocería Touring, fue presentado en el Salón del Turín del 1959 con el sobrenombre de “Sha de Persia” en honor de su particular cliente. De esta versión especial sólo se produjeron 3 ejemplares. Al año siguiente, en el 1960, el 5000 GT estuvo presente en su stand del Salón de Ginebra con una ligera revisión para el motor, que alcanzaba unas prestaciones estratosféricas para la época, con 270 Km/h de velocidad máxima.


Otra particularidad del Maserati 5000 GT fue la posibilidad de tener diferentes carrocerías, alumbradas por los más importantes diseñadores italianos de la época: de Allemano a Pininfarina, de Monterosa a Ghia, de Bertone a Frua, para terminar con Michelotti para el Vignale.


Su gran acogida animó a la marca a realizar algunos ejemplares para prestigiosos clientes, entre los que se encontraban el Príncipe Karim Aga Khan (realizado por Carrocería Frua), el empresario Gianni Agnelli (Carrocería Pininfarina), el industrial Ferdinando Innocenti (Ghia), el actor Stewart Granger (Allemano) y el presidente de Méjico Adolfo López Mateos (Allemano). La Casa del Tridente confirmaba así su vocación en realizar productos únicos con elegancia exclusiva, funcionales y confortables, combinados con elevadas prestaciones.


El 5000 GT fue un vehículo para clientes VIP, en lo más alto en términos de exclusividad y prestaciones. En este caso en concreto, debido a su extremada particularidad y elevado coste , el numero total de 5000 GT producidos estuvo limitado a tan sólo 34 ejemplares, por lo que en la actualidad, hablamos de un vehículo extremadamente raro y exclusivo que, en cierta medida, ha marcado parte de la historia de la marca y este año, cumple con 60 primaveras.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Lo demás es Historia: Volkswagen Golf GTI

Prueba: Kia XCeed 1.0 T-GDI Tech

URO Vamtac. El Hummer español.

Audi RS5 Coupé y RS5 Sportback. Deportividad y clase.

Lexus LC Cabrio. Belleza a cielo abierto.