Toma de contacto: Citroën Berlingo 1.5 HDI Camperugauto.


Hoy no os hablaremos de un coche como tal... bueno sí, pero no. Citroën es una de las marcas que tienen las mejores bases para realizar transformaciones camperizadas e incluso, para insertar un módulo vivienda y convertirlas en auténticas casas rodantes. Últimamente hemos visto por las redes a varias empresas especialistas que han editado y transformado a modelos de la marca francesa y la verdad, el resultado siempre es de "dulce". 


La camperización es una moda..., o un estilo de vida, que está adquiriendo mucha relevancia en los últimos tiempos y son, cada vez más, las unidades familiares que se lanzan a la aventura y adquieren vehículos con ciertas preparaciones para disfrutar al aire libre los días de vacaciones y los fines de semana. Todas las camperizaciones cuentan y disponen de ciertas preparaciones orientadas a facilitarnos la estancia en este "hotel" itinerante improvisado. 


¿Cuál es el mayor problema?. Pues generalmente son dos. El primero es que la mayoría de las modificaciones son fijas y el vehículo en sí, tenga lo que tenga montado, se tiene que utilizar, tan sólo, para este menester. No suele ser apto para una utilización diaria y, ni mucho menos, como vehículo profesional, ya que al disponer de módulos fijos o anclados al vehículo, hacen muy complicadas las cargas y el transporte.


Por otra parte, transformar el vehículo en una unidad orientada a disfrutar del aire libre, suele ser costoso; muy costoso, por lo que entre comprar el vehículo y pagar por su transformación, eleva la factura hasta límites que muy pocos bolsillos pueden soportar. Además; si nos gastamos poco, las transformaciones son muy básicas o muy "chapuceras", prácticamente, para salir del paso. Si invertimos mucho, obtenemos muy buenos resultados, pero supeditamos a ese vehículo a ser tan sólo un vehículo de ocio y no podremos utilizarlo para nada más. También, como añadido, tendremos que desembolsar una buena suma para homologar todas y cada una de las modificaciones extras que no hayamos adquirido de fábrica. 


Viendo todos estos problemas, ¿por qué no podemos tener lo mejor de ambos mundos?. ¿Por qué debemos gastarnos una fortuna en una camperización de un vehículo que sólo tendremos para nuestro tiempo de ocio?. 


Pues para responder a estas preguntas ha nacido una vertiente y una variable en el seno del concesionario Citroën (Rugauto) en nuestra localidad, pero que no está limitada a sólo Burgos, sino que se podría adquirir en cualquiera de los concesionarios del mismo Grupo, que tienen repartidos por varias localidades de España. Esa vertiente se llama Camperugauto y su germen nace del ingenio de los responsables de la marca en la concesión burgalesa.


En el caso que nos ocupa hoy, hablaremos de una Citroën Berlingo, que ya pasó por nuestras manos hace unos meses y que es un auténtico "best seller" ya que, en su última generación, es uno de los vehículos comerciales que más ventas ha tenido en su primer año de vida. Fue una toma de contacto estática, ya que lo que nos importa hoy no es el continente, sino el contenido. En breve sabréis porqué digo esto, pero no obstante, hablaremos también del vehículo, basado en nuestra experiencia propia.


El Citroën Berlingo que veis en las imágenes tiene la mecánica 1.5 BlueHDI de 130cv, asociada a un cambio manual de 6 relaciones y capaz de obtener unas prestaciones muy aceptables como 185 Km/h de velocidad máxima, una aceleración de 0-100 Km/h en 10,3 segundos y unos consumos homologados en ciclo mixto de 5,5 l/100 Km.


Su acabado está basado en la terminación Feel y como equipo de serie, incluía elementos como navegador, aviso de cambio involuntario de carril, frenada de emergencia con detección de peatones, ordenador de a bordo, equipo de infoocio con pantalla táctil de 8 pulgadas, llantas de 16 pulgadas, sensores de aparcamiento delanteros y traseros con ayuda de cámara de marcha atrás, climatizador bi-zona, asistente de cambio involuntario de carril, control de velocidad de crucero, reconocimiento de señales de tráfico, sensores de luces y lluvia, asistente de arranque en pendiente o Start/Stop, entre otros gadgets. 


Pero como os había indicado, no nos interesa demasiado saber más de esta versión del Citroën Berlingo, ya que podríamos considerarla un componente más de la gama. Es muy práctica, va muy bien y es un comercial/monovolumen de bandera, ya que con 4,40 metros de longitud (Talla M), es una unidad compacta, con un amplio rango de polivalencia, una habitabilidad de referencia, un equipamiento considerable y una mecánica frugal, potente y muy activa. 


Ahora bien; no es un componente más de la gama ya que esta Berlingo es muy especial, no por el vehículo en si, sino porque en sus laterales vemos un vinilo en el que reza Camperugauto. ¿Qué significa eso?. Pues que es una Berlingo preparada y camperizada para aventuras de fin de semana, pero elimina de raíz esos problemas de los que os hablábamos al principio. 


Camperugauto no es una edición especial, pero hace referencia a la gran idea que han tenido en el concesionario burgalés para equipar a cualquier Berlingo que se venda nueva o ya se haya vendido. Se trata de un módulo específico, hecho a medida, con varios cajones de seguridad y varios huecos, que se puede convertir en una cama. Viendo esto, podríamos pensar que está muy bien y que eso lo podríamos obtener de cualquier camperización.


Pero os voy a dar una buena noticia. El módulo no implica ningún tipo de modificación sobre cualquier Berlingo de serie, por lo que podremos adaptarlo a esa base, sea el acabado y la longitud que sea (M o XL). Así pues, no teniendo que hacer ningún tipo de modificación al vehículo, no es necesaria homologación alguna, por lo que la inversión en ese rango es nula. 


Otra ventaja es que, como el módulo está hecho a medida, podemos ponerlo o quitarlo las veces que haga falta y de una manera simple y sencilla. Cuándo queramos pasar un fin de semana bajo las estrellas, lo montamos y nos desplazamos a donde queramos. ¿Qué llega la semana dura de trabajo?. Pues lo quitamos y lo guardamos en el trastero, obteniendo un versátil monovolumen de 5 plazas reales o bien, un vehículo comercial con una gran capacidad de carga. 


Pero aún  no he llegado a lo mejor de todo, ya que por tan sólo 2.150 euros podemos adquirir este módulo que nos permitirá transformar y versatilizar, aún más a nuestra Berlingo. Una vez instalado, disponemos de varios huecos y cajones para dejar enseres, con mesas auxiliares integradas y una zona superior que se convierte en cama, lo que nos permitirá pernoctar dónde y cuándo queramos en nuestro vehículo, además de permitirnos "acampar" con ciertas comodidades en cualquier punto del globo que nos apetezca. 


No obstante; el Citroën Berlingo que estuvimos "escudriñando" tenía instalado el kit completo, con enganche extraíble horizontal, lunas tintadas, oscurecedores, barras en el techo, vinilos y cofre, un conjunto completo que, junto con el módulo extraíble, tan sólo nos supondría una inversión total de 3.770 euros. Ahora vais y preguntáis cuanto os saldría realizar un trabajo similar de camperización con la misma base, más las homologaciones y el hecho de que es una preparación fija, lo que nos limitaría a la hora de utilizar nuestro vehículo en el día a día, algo que con el módulo Camperugauto no pasa. 


Camperugauto es una gran idea que ha reinventado el mundo camper y que parte del concesionario de la capital burgalesa. Durante el montaje y desmontaje del modulo y mientras realizaba las fotos, acabé muy sorprendido con la versatilidad y lo bien aprovechado que resultaba el espacio con esta solución de quita y pon que podemos instalar en nuestro Berlingo por un precio muy asequible. El precio final de esta unidad en concreto, con el kit Camperugauto completo, es de tan sólo 22.995 euros, que se quedarán en poco más de 20.000 si nos decantamos por financiarlo con la concesión. También existen módulos específicos y a medida para la Space Tourer, pero eso ya será otra historia que seguro que os contaremos más adelante. 


En definitiva, Camperugauto es una gran iniciativa y una solución muy apetecible para todos aquellos clientes (nuevos o que ya posean una Berlingo) que quieran tener la posibilidad de transformar su vehículo para poder disfrutar del tiempo de ocio de una manera diferente. Fácil, cómodo, sencillo y económico. No existe ninguna otra alternativa camper que cumpla esos requisitos y Camperugauto tiene la solución.


Datos técnicos                                                                             

Motor: 1.5 BlueHDI                                                                     

Potencia: 131cv                                                                                 

Vel Máx: 185 Km/h                                                                        

Acel 0-100: 10,3 seg                                                                       

Cons: 5,5 l/100 Km                                                                       

Precio: 22.990 euros (con el kit completo montado)             

Camperugauto                   

Cofre: 350 euros

Barras del techo: 215 euros

Vinilos: 120 euros

Oscurecedores: 115 euros

Lunas tintadas: 225 euros

Enganche extraíble: 595 euros

Módulo camper: 2.150 euros


Comentarios

Entradas populares de este blog

Herejías automovilísticas

El personaje: André Citroën

Prueba: Kia Sportage 1.6 CRDi Mild Hybrid

Gama Volvo Recharge.

Lo demás es historia: El rojo el color predilecto de Honda.