Jaguar C-X75. Experimentando con felínos.


Casi siempre suelo hablaros de coches actuales, noticias, personajes relevantes del mundo del motor y de algún que otro recuerdo sobre coches y modelos pasados. Pues hoy no; hoy voy ha hablaros de un "concept car".


Un "concept", es un laboratorio rodante en el que las marcas vuelcan todos sus conocimientos de ingeniería y diseño para mostrarlo al mundo y normalmente se trata de la senda que van ha seguir y las tecnologías que van a emplear en sus futuros modelos.


En todos los salones del automóvil del mundo nos encontraremos con estos vehículos y, concretamente hoy, voy ha describir uno que recientemente llamó mucho la atención por su diseño, pero sobre todo, por la tecnología que emplea para desplazarse; el Jaguar C-X75.


El C-X75 le ha servido a la marca del felino para conmemorar el 75 aniversario de su nacimiento, aparte de mostrar al mundo que después de varios años sobre la cuerda floja, ha resurgido de sus cenizas y que le espera un gran futuro, ahora de la mano del grupo Tata.


Aunque por su afilada estética os podría parecer un XJ 220 remasterizado, nada más lejos de la realidad. Este coche marcará un antes y un después en Jaguar, tanto por su diseño, como por su ergonomía y dinamismo, además de como he comentado al principio, su motor.


Se trata de un enorme biplaza con dos microturbinas alimentadas con gasoleo que hace que los híbridos, tan de moda en la actualidad, se sonrojen en cuanto a prestaciones y consumos y hacen que este superdeportivo conceptual tenga una autonomía más que suficiente; superando ampliamente en este aspecto a cualquier vehículo eléctrico puro.


Realmente las turbinas no mueven al coche; lo que hacen es alimentar a las baterías de cuatro motores eléctricos que pesan 50 Kg y tienen 195 cv cada uno, que impulsan cada una de las cuatro ruedas haciéndolo, de esta manera, un coche con tracción integral.


Circulando con el modo totalmente eléctrico, el coche tiene una autonomía de unos 100 Km. Pero si le añadimos la energía que son capaces de generar las turbinas, esta autonomía aumenta a unos respetables 570 Km antes de repostar gasoleo.


Con este sistema el coche alcanza los 750 cv con !!!1.600Nm!!! de par máximo y unas emisiones a la atmósfera de tan solo 28g de CO2 por kilómetro recorrido, correspondientes a la combustión del combustible necesario para hacer girar las turbinas. Aunque también puedes hacer una conducción totalmente limpia si recargas las baterías en un enchufe y recorres menos de 100 Km diarios, con lo que la acción generadora de energía de esas microturbinas no sería necesaria y por tanto, no existiría ningún tipo de consumo que no fuera eléctrico.


Según los responsables del proyecto, se han decantado por este sistema porque las turbinas son más ligeras que cualquier sistema eléctrico de autonomía extendida como, por ejemplo, el que monta el Chevrolet Volt o su "primo" europeo, Opel Ampera;   y el diésel para alimentar esas turbinas, es el combustible más eficiente conocido. Además, pueden funcionar también con biocombustibles o GLP y a pesar de que giran a unas 80.000rpm, no requieren ningún tipo de mantenimiento, ni engrase de sus componentes, ni catalizadores de por medio.


Actúan en paralelo, girando a unas 40.000rpm cada una, succionando el aire necesario desde la parte inferior del vehículo y reconducido a una cámara de combustión con forma de S que puedes ver a través del cristal trasero que separa el motor del exterior.

No verás el paso del aire a no ser que pongas un colorante y tendrías que tener mucho cuidado con los escapes traseros, ya que el aire expulsado a cierta presión puede producir pequeñas explosiones y la temperatura que soportan es muy alta.



En cuanto al diseño está clarísimo que es un "concept", pero aún así, estas líneas tan afiladas se verán tarde o temprano en alguna creación futura de la marca, o por lo menos, algunos de esos rasgos estéticos.


Las llantas de aleación son de 21" delante y 22" detrás y el coche está desprovisto de cualquier aditamento estético como alerones u otros componentes. Simplemente su aerodinámica está estudiada para crear el conocido efecto suelo, así que a mayor velocidad, mayor es la fuerza descendente que ejerce el aire sobre el vehículo. Hasta los gases expulsados por los tubos de escape, ayudan para "pegar" el coche al asfalto.


Las medidas de este "supercar" son de 4,6 metros de longitud, por 2,02 de anchura y tan solo 1,2 metros de altura, lo que da una pista de a que distancia vas sentado del suelo..., además, tan solo pesa 1.350Kg.



En el interior nos encontramos con un habitáculo bastante angosto, debido a su índole deportiva y a que es tan solo un proyecto, pero con el suficiente espacio para los hombros y las piernas. Una pantalla de TFT, proyecta el velocímetro y el tacómetro de forma analógica y una pantalla lateral te advierte sobre otros parámetros auxiliares como los tiempos por vuelta, temperatura, consumos o nivel de líquidos, entre otras. Tampoco le falta un equipo de alta fidelidad de primer orden, ni más ni menos que un Bower & Wilkins. Los altavoces nano-tecnológicos que ocupan prácticamente todo el panel de la puerta, y además, llevan una iluminación Led bastante peculiar, también generan unos ultrasonidos que eliminan el sonido de las turbinas funcionando dentro del habitáculo.


Está claro que al ser un prototipo, no alcance las prestaciones ni las velocidades anunciadas por motivos de seguridad, pero hipotéticamente es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 328 Km/h y hacer el 0-100 Km/h en tan solo 3,4 segundos con un consumo de aproximadamente 6,4 litros de diésel cada 100 Km. Aunque realmente "sólo" se podría llegar a esas velocidades durante un minuto como máximo, si no queremos que el coche reviente por el sobreesfuerzo...


La velocidad máxima idónea para no dañar ningún componente, se sitúa en unos 225 Km/h, lo que no está nada mal, para un coche pseudo-eléctrico.


El precio de este coche es..., incalculable. Primero porque es la única unidad en el mundo y segundo, porque ni siquiera está a la venta, ni lo estará nunca, pero lo que sí que es cierto, es que ha nacido otra solución novedosa para un futuro cada vez más cercano y que los deportivos no tienen que estar reñidos con la ecosostenibilidad.



Comentarios

Entradas populares de este blog

URO Vamtac. El Hummer español.

Prueba: Kia Sportage 1.6 CRDi Mild Hybrid

Peugeot Rifter 4x4 Concept. Polivalencia para vivir la vida.

Lo demás es historia: Suzuki Vitara

Renovación del campeón. Kia Stinger.