McLaren P1. De otro planeta.


Position 1. Eso es lo que significa el apellido del nuevo retoño de la factoría Mc Laren. ¿Será una premonición?.


Desde que la marca de Woking (Inglaterra) se ha convertido en un fabricante serio y quiere tener una gama completa de superdeportivos; las mejores "factorías de sueños" están un poco más "nerviosas".

Primero se sacaron una obra de arte como el MP4-12C de la chistera, capaz de enfrentarse contra los Ferrari 458 Italia o Lamborghini Gallardo cara a cara; bien por prestaciones o bien por espectacularidad, y todo, manufacturado por los especialistas de Mc Laren; motor, chasis, bastidor, tecnología... Poco más tarde le llegó el turno a la variante descapotable Spider, la cual no perdía ni un ápice de belleza respecto a la variante cerrada y tampoco se dejaba sentir en las prestaciones esa teórica falta de rigidez.


El P1 tiene unas aspiraciones más ambiciosas. Ni más ni menos tiene en su punto de mira al Ferrari LaFerrari, al "Lambo" Aventador (en teoría tendría al "Lambo" Veneno, pero tan sólo se fabricarán 3 unidades a tres millones de euros cada una) y al futuro Porsche 918 Spyder Hybrid.


El diseño del P1 es obra de Frank Stephenson, que también diseñó el MP4-12C y para esta ocasión, ha querido darle al nuevo coche un toque, casi, de otro planeta.


Comenzamos analizando la zaga que, a fin de cuentas, es lo que más llamará la atención. Los pilotos han sido sustituidos por una tira de LED que recorre todo el ancho del coche y cuyas formas nos permitirán distinguir al P1 perfectamente en cualquier noche cerrada. Bordea y define los, casi, pornográficos trazos del panel del radiador, cuyo centro se sitúa en una posición elevada y existe una enorme salida de escape con forma de trapecio invertido.


Debajo cuenta con un prominente difusor fabricado en fibra de carbono y también con un alerón activo que emerge de la carrocería y varía su inclinación hasta en 29º, para actuar como aerofreno y su elevación entre los 12 y los 30cm nos servirá para favorecer el apoyo aerodinámico de la zaga. De hecho; junto con unos pequeños "flaps" móviles situados por delante de las ruedas delanteras, las soluciones aerodinámicas generan una fuerza descendente de la carrocería a altas velocidades de hasta 600 Kg, lo cual es una auténtica barbaridad.


En la mitad frontal destacan unos faros con la forma del logotipo de la marca con luces diurnas incorporadas. La visión es la de un coche muy agresivo y musculoso y con unos pasos de rueda muy marcados. Su vista lateral parece sacada de la de un coche de la categoría LMP1 de Le Mans o de un comic de ciencia ficción. Las espectaculares puertas con apertura en forma de élitro hacen bastante labor para remarcar ese aspecto futurista.


Toda la carrocería está fabricada en fibra de carbono y, a la vista está que, Frank ha prestado especial atención a la aerodinámica del conjunto y se ha inspirado en los organismos vivos de la tierra para esculpir semejante obra de arte y de ingeniería. 


En el interior nos encontramos con un festival de materiales de lujo de primer orden, entre los que destacan la omnipresente fibra de carbono vista y sin lacar, ya que de esa forma se ahorran alrededor de 1,5 Kg; el tejido Alcántara, el aluminio y el cuero.


El cuadro de mandos es muy minimalista y bastante semejante a lo que nos podemos encontrar en el MP4-12C. Cuenta con una enorme y alargada pantalla multifunción, desde donde podremos gestionar los diferentes modos de conducción disponibles, el navegador o ver algunos parámetros del funcionamiento del coche. 


La instrumentación es digital y ofrece suficiente información para que no tengamos que apartar mucho la vista de la carretera.
Cuenta también con climatizador bi-zona y llaman mucho la atención las toberas de refrigeración con forma de turbina de avión. Los asientos les fabrican a medida del conductor, igual que los de Button o "Checo" Pérez en sus monoplazas, y la construcción general del coche se realiza con la misma tecnología que utilizan para construir los F1.


Pero ahí no acaban las similitudes con el deporte rey del automovilismo. En el volante forrado en Alcántara nos encontramos con dos teclas; una activa un sistema similar al DRS, que actúa sobre la posición del alerón trasero para reducir el apoyo aerodinámico en velocidades extremas, y la otra es el sistema IPAS, que actúa como un KERS y hace que el motor eléctrico entregue de manera inmediata toda la potencia acumulada.


Y hablando de motores; el P1 cuenta con uno térmico de gasolina 3.8 biturbo V8 que desarrolla una potencia de 737cv y un par máximo de 720 Nm y uno eléctrico que genera 179cv, por lo que en conjunto el P1 tiene 916cv y alcanza los 900 Nm como cifra de par máximo.


Gracias a ambas mecánicas, a un peso contenido de unos 1.400 Kg y a las excelsas soluciones aerodinámicas empleadas, el Mc Laren obtiene unas prestaciones descomunales; 350 Km/h limitados electrónicamente, una aceleración de 0-100 Km/h en menos de 3 segundos y emplea alrededor de 17 segundos en alcanzar los 300 Km/h. 


Cuenta con una caja automática-secuencial de doble embrague y siete relaciones con levas detrás del volante, que transmiten ese potencial a las ruedas traseras con una velocidad de cambio encomiable. 


La ventaja respecto a uno de sus más recientes rivales, el Ferrari LaFerrari, es que el P1 sí que puede circular sólo con el modo eléctrico hasta una distancia máxima de unos 20 Km a una media de 50 Km/h por lo que, además, estaríamos hablando de una "bestia" de cero emisiones y muy ecológica en trayectos cortos.


Sus baterías se pueden recargar en tan solo dos horas, gracias a una toma trifásica o también en las deceleraciones y frenadas. Pero sospecho que los futuros propietarios no acudan ha trabajar nunca con este coche. Bueno; sospecho que nunca van ha trabajar.


Pero lo que sí que utilizarán es todos y cada uno de los 916cv disponibles y gozarán de la aceleración "extra" del sistema IPAS y el DRS en cuanto tengan la más mínima oportunidad, por eso lo dejarán cargando por la noche.


Tan solo 375 afortunados propietarios, con algo más de un millón de euros "tontos", que no saben donde gastarlos, podrán gozar y disfrutar la última creación de la escudería. Perdón; de la marca inglesa, a partir de este otoño.




Comentarios

Entradas populares de este blog

URO Vamtac. El Hummer español.

Único en su especie. Mitsubishi Eclipse Cross PHEV

Mirando al futuro. Toyota Mirai

Haciendo las américas. Peugeot Landtreck

Lo más extremo que se puede comprar. Bugatti Bolide