Seat León Cupra. Salvaje...mente divertido.


Seat saca al león de su jaula y lo hace para merendarse a sus rivales mas directos. Con sus 265 o 280cv a elegir bajo el capó, será el único que le pueda hacer sombra al Opel Astra OPC, al que iguala en su máxima potencia, aunque es 5.000 euros más caro. El Renault Mégane RS iguala el precio y potencia, si elegimos la versión de 265cv. 


Los demás aspirantes ya sean el Kia Pro-ceed GT con 204cv, Alfa Romeo Giulietta TBI de 235cv, el Focus ST con 225cv incluso el mismísimo Golf GTI con 230cv, lo van ha tener tener difícil en un circuito o si nos picamos en una de las famosas rectas de la autovía de Salamanca, por ejemplo, contra este nuevo Cupra firmado por Seat. El Volkswagen Golf R con sus impresionantes 300cv y tracción total sale victorioso en la disputa, pero ya sabéis que "entre hermanos no hay que pelearse" y el Golf siempre ha sido la referencia.


Esta es la tercera generación del León con este acabado CUP RACING y, quizás, sea la menos agresiva en cuanto a diseño de carrocería e interiores. Pero el plato fuerte esta bajo el capó. Seat ha conseguido lanzar al mercado su automóvil mas veloz y más nervioso, hasta la fecha, para rodar sobre nuestras rotas carreteras de la manera más rápida posible y también más efectiva o simplemente; para usarlo en el día a día.


El motor elegido es el conocido 2.0 TSI pero con dos potencias diferenciadas; 265 y 280 CV. Casi nada, ¿verdad?.


Con un par máximo de 350 Nm constante desde las 1.750 hasta las 5.600 rpm damos por hecho que nunca vamos a perder fuerza a bajas revoluciones, 
cuando afrontamos cualquier pequeña subida o necesitemos adelantar. Los representantes de Seat aseguran que en España el motor de 280cv, superará en ventas al modelo mas "tímido" de 265. 


Las cajas de cambios que tenemos disponibles son una manual de 6 relaciones y una automática de doble embrague (DSG) con levas tras el volante y sólo, de momento, contará con tracción delantera. Entre estas ruedas motrices existe un diferencial autoblocante para evitar que en situaciones de pérdida de adherencia, ya sea en una curva en la que hayamos entrado "pasados" o en asfalto húmedo, perdamos el control del vehículo. Al patinar una de las ruedas, el diferencial hace que no perdamos la posibilidad de ganar velocidad si seguimos apretando el acelerador, aplicando toda la potencia a una sola rueda y así salir del pequeño "lío" en el que nos hemos metido fugazmente.


Según los bancos de pruebas utilizados, la versión de 265cv DSG alcanza los 100 Km/h en unos fugaces 5.8 segundos. El de 280cv DSG los coge en 5.7, por lo que la diferencia es mínima. En los modelos con caja manual, exprimiéndola al máximo, perdemos tan solo 1 décima de segundo así que el futuro comprador tiene libre elección de decantarse entre una de las dos cajas de cambios sin tener que dudar de la aceleración del coche. Solo si quiere levas detrás del volante o cambiar a la antigua usanza. En consumos; desde la marca nos aseguran que ronda los 6,4 y 6,6 l/100 km, aunque yo creo que nos están vacilando por muy tecnológico y ecológico que pretenda ser este motor.


Con los ojos cerrados y sin probarlo, rectifico esta cifra a los 8 litros como mínimo, que tampoco están nada mal si tenemos en cuenta las prestaciones finales. Pero bueno; sabemos que todas las marcas miden los consumos óptimos de una manera irreal (sin el climatizador, sobre el nivel del mar, a 100 Km/h constantes...). Incluye de serie el "desconocido" sistema Stop & Start que favorece estos consumos en atascos y en la ciudad.


Este León Cupra esta limitado, en sus 2 versiones, a una velocidad punta de !!!250 Km/h!!!. Una lastima. ¿¿¿Hasta donde podría llegar sin esa limitación???.


De serie, entre muchas cosas, nos ofrecen la suspensión de dureza variable (DCC) y un dispositivo que Seat ha llamado CUPRA Drive Profile, que permite el ajuste de parámetros como la rapidez de respuesta del motor en coordinación con el movimiento del acelerador, el funcionamiento del cambio DSG y hasta el sonido del motor.


Tenemos 4 posiciones para ordenar al León la forma de conducción que queremos llevar en ese momento: Confort, Sport, Individual y Cupra. El nuevo chasis de este León va 25 mm más cerca del suelo que el resto de la gama y el sistema de dirección también es distinto. En el nuevo Cupra han instalado la Dirección Progresiva que, gracias a una correa dentada variable, necesitaremos menos vueltas de volante para hacer maniobras, tanto en marcha como para aparcar.


Es de las pocas pegas que encontramos en este Cupra , ya que no hay demasiadas diferencias exteriores que lo hagan distinguir de los demás Seat León como pasaba con sus antecesores. Saldrá a la venta con dos carrocerías, una de 3 puertas (SC) y otra de 5, aunque tienen previsto mas adelante un modelo ST Cupra, pero esto no está confirmado todavía por la marca. 


Las diferencias mas vistosas están concentradas en la parte frontal y trasera del vehículo, incorporando nuevos parachoques con rejillas con forma de panal de abeja y la placa con la inscripción Cupra junto al logotipo de Seat.


Su faros delanteros son de tecnología LED, englobando tanto a las luces diurnas como de cruce e incluyendo los intermitentes. Tiene un sistema anti-deslumbramiento que cambia de cortas a largas al circular a más de 110 Km/h durante más de 30 segundos para mejorar la visibilidad y vuelve a cortas cuando existe la posibilidad de deslumbrar a otros conductores. 


La parte trasera destaca por su doble salida de escape en forma ovalada, un difusor y un alerón algo más sobredimensionado. En su línea lateral, lo que llama la atención son las enormes llantas especificas en medidas 235/35/R19 en la versión más potente de 280cv y 225/40/R18 en el de 265cv, que dejan ver las pinzas rojas de freno con el emblema CupraLos retrovisores son de color negro en la versión más potente y cuentan también con las lunas traseras tintadas de serie en ambos modelos. 


Un diseño un poco "sosete" y convencional nos sorprende en el interior. La calidad de los materiales y la ergonomía son de lo mejor que existe en este segmento y está a años luz del diseño interior del anterior León, pero el ambiente que se respira es bastante sobrio y con un "tufillo" a alemán... Pero son los pequeños detalles los que distinguen a la versión más potente de un TDI de 105cv.


Su volante más grueso, con costuras en el color de la carrocería, recortado en su parte inferior y con el emblema Cupra, le hacen distinguirse de sus hermanos más "humildes". Las molduras del salpicadero y de las puertas las podemos elegir de dos colores; negro brillante o efecto cromo. En los estupendos asientos tenemos también solo 2 opciones de tapizados con tejido Alcántara y cuero combinado. Tendremos que esperar a junio para montar unos auténticos buquets que quedaran bastante mejor con este acabado Cupra dada su potencia y conducción extrema.


Los pedales de aluminio con tacos de goma y revestimientos en cuero, junto con las luces de ambiente que cambian de color según el modo de conducción que hayamos elegido: Luz roja en modo Sport y Cupra y blanca en Confort e Individual; rematan un interior deportivo. Son los detalles más característicos que podemos disfrutar en versión deportiva del León y que están a simple vista. Pero la tecnología que no se ve y que nos hace ser auténticos "pilotos" es también muy extensa. 


El Media System Plus con pantalla de 5,8 pulgadas táctil viene instalado de serie y tiene un manejo muy sencillo. Podremos configurar y consultar desde ahí el sistema multimedia, el teléfono o el ordenador de abordo entre otros parámetros. Además, lo podemos manejar también con comandos de voz y dispone de ranura para USB, entrada para tarjeta SD e iPod en la guantera, para amenizar nuestras rutas de fin de semana con buena música. Ya como opción podemos adquirir el Navi System, que aumenta las prestaciones, incluyendo un sistema GPS y proyectando las ordenes de ruta en una pantalla entre el velocímetro y el cuentarrevoluciones.


Si disfrutamos conduciendo con música alta y de buena calidad el Seat Sound System aumenta los altavoces a 10 unidades y nos instalan un subwoofer de 35 W en el maletero. La cámara trasera de aparcamiento no está incluida en este Cupra.


El León Cupra trae de serie sistemas de seguridad propios en categorías superiores, entre los que destacan dos:

Control de crucero adaptativo (ACC). Con el radar instalado en el parachoques delantero, calcula la distancia con el coche que tenemos delante y si nos acercamos demasiado baja automáticamente la velocidad hasta que cambiemos de carril o el coche de delante desaparezca, volviendo así a la velocidad de crucero seleccionada. Este sistema junto al cambio DSG nos puede parar el coche por completo si el que nos precede se detiene.

El Front Assist utiliza el radar del (ACC) para avisar al conductor mediante una señal acústica y visual de un peligro de colisión con cualquier objeto, preparando los frenos para una frenada de emergencia. Pero si con todo esto no somos capaces de ver lo que pasa, este sistema activa los frenos para reducir la velocidad. En ciudad circulando entre 5 y 30 Km/h y si detecta una colisión inminente realizara una frenada de emergencia.


Lo que le importa al comprador de este León es su espectacular potencia y sus sensaciones de conducción. Es un coche que no te atreverás a llevar al limite casi nunca, a no ser que seas un descerebrado o por tus venas circule sangre con ADN de piloto de Formula 1. Aunque si realmente te crees esto último, dudo mucho que llegues a los límites, porque son muy altos.


Si eres un conductor "normal", sabrás que a este "pura sangre"
lo podemos utilizar también para ir "de paseo", para ir a trabajar o, simplemente, dar una vuelta con tu suegra, ya que es totalmente domable en todas las circunstancias y muy agradable de conducir si no somos unos "quemados" y tenemos conciencia cívica.


Qué contaros del comportamiento y las prestaciones de esta máquina que ha sido capaz de conseguir el mejor tiempo entre los coches de producción con tracción delantera en Nürburgring (ese mítico circuito de Formula 1), consiguiendo la vuelta rápida al infierno verde en 07:58.44 y batiendo el récord del Mégane RS Trophy que lo ostentaba con 08:07.97 minutos. Este Cupra ya empieza a batir récords y acaba de llegar. 


En puertos de montaña queda asegurado de que va a ser un "devora curvas". Con su suspensión variable, su dirección directa, esa reducción de altura de 25 mm, el Cupra Drive Profile en modo Cupra y esos 265 o 280 CV, !!!lo vais a "flipar"!!!. Vais a estar yendo y viniendo por el mismo trazado retorcido toda la mañana y cada vez más y más rápido, ya que es un coche que te hará bajarte con una enorme sonrisa en la cara siempre. 


En tramos abiertos, sean grandes rectas o autovías, leña y leña. No te podrás resistir a comprobar la aceleración de este coche nunca, pero mucho cuidado con los "fotógrafos" que se esconden tras los arbustos, porque no los vais a ver.


Es un coche tan capaz de correr en un circuito como para dar un paseo con tu suegra. Pero sobre todo es un coche que, seguro, esbozará una sonrisa tatuada en tú cara cada vez que cojas el volante. 


Comentarios

Entradas populares de este blog

URO Vamtac. El Hummer español.

Único en su especie. Mitsubishi Eclipse Cross PHEV

Haciendo las américas. Peugeot Landtreck

Prueba: BMW 220d Gran Coupé Pack M

Lo más extremo que se puede comprar. Bugatti Bolide