Bentley Continental GT Convertible Nº1 by Mulliner. Excelencia a cielo abierto.


Bentley ha creado un modelo exclusivo de Edición Limitada que rinde homenaje al legendario Bentley Blower No. 1 de 1929. El Continental GT Convertible Number 1 Edition de Mulliner es una interpretación moderna de un coche de carreras verdaderamente icónico en la época.



Esta edición tan exclusiva está conformada sobre el Bentley Continental GT Convertible y está limitada a tan solo 100 unidades para todo el globo. Hecho a mano en Inglaterra durante el centenario de Bentley, el emocionante modelo de techo abierto contiene elementos de diseño exquisitos que conmemoran a algunos de los vehículos más conocidos y venerados, pioneros de los primeros 100 años de la marca.


Disponible en dos colores, Dragon Red II o Beluga, que se pueden combinar con una capota plegable Claret o Beluga, la Edición Limitada está también equipada con una serie de aditamentos que conmemoran el centenario de la marca, especificaciones en negro exclusivas y un Kit específico fabricado en carbono, redondeado por la parrilla delantera en la que podremos observar el Número 1 de esta edición tan especial.



En el corazón de la Edición Número 1 se encuentra una versión mejorada del reputado W12 TSI de 6.0 litros y doble turbo asociado a una caja de cambios automática de 8 relaciones y doble embrague. 



Este modelo Edición Número 1 es el último coche en la trilogía del Centenario de Bentley y como el Mulsanne W.O. Edition y el Continental GT Number 9 Edition, incorpora una pieza única de la historia de Bentley. Dentro de la innovadora pantalla giratoria de Bentley, correspondiente al equipo de infoocio, un pequeño girador de ruedas, que recuerda a los giradores de ruedas que se encuentran en el No.1 y otros Bentley históricos, se ha colocado a modo decorativo en resina. Combinando a la perfección lo mejor del diseño presente y pasado, cada rueda giratoria ha sido moldeada desde un pistón del No. 1, tomada durante los trabajos de restauración.


La edición número 1 también cuenta con el paquete de especificaciones de Bentley Centenary, que incluye distintivos del centenario en la parte trasera y en el centro de las ruedas, luces de bienvenida de LED de centenario, distintivo centenario en la palanca de cambios y el volante, y una insignia centenaria en el llavero. Para aumentar aún más la exclusividad de este modelo tan especial, disponemos de una parrilla delantera con el Número 1 pintada, que se complementa con una insignia de guardabarros bañada en oro de 18 quilates, un relleno de gemas y tapas de aceite, y ruedas MDS de 22 pulgadas en acabado Cricket Ball o Negro Brillante rematando una imagen ciertamente diferenciadora.


En el interior, nos recibe la piel Heritage en los asientos y las almohadillas de las puertas, con una insignia B en relieve en los reposacabezas y los insertos de los paneles. El salpicadero de madera Grand Black se ve reforzado también por aditamentos de 18 quilates chapados en oro y el volante y la palanca de cambio están recubiertos por tejido Alcantara. 



Para culminar una visión espectacular, además de un reloj británico Jaeger exclusivo y personalizado con una cara número 1, el tablero de instrumentos de diseño único también incorpora una acabado Engine Spin en la consola central. A menudo referido como "Aluminio torneado", Engine Spin fue un popular automóvil de carreras y acabado de aviación en los años 20 y 30, ya que limitaba la reflexión de la luz.



Poco a poco, iremos conociendo más eventos, más sorpresas y más novedades de la marca de Crewe pero ante todo; !!!Muchas felicidades Bentley!!!. La exclusividad y belleza de sus obras de arte ya tiene 100 años y por supuesto, los aficionados del automóvil queremos seguir disfrutando con todas y cada una de sus maravillas. Que dure.





Comentarios

Entradas populares de este blog

Lo demás es historia: Los coches especiales de Seat en los últimos 70 años.

Audi S8 Plus. El nuevo juguete de "Transporter".

URO Vamtac. El Hummer español.

GWA Ciento Once. Recreación estrella.

Lo demás es historia: El renacimiento de Talbot.