Mini John Cooper Works GP. El Mini más especial.



El nuevo Mini John Cooper Works GP representa la esencia Mini en su máximo esplendor y está orientado a los clientes más competitivos y entusiastas de las carreras, sin concesiones al confort o la ergonomía pura. El Mini JCW GP es un auténtico producto nacido de la competición, pero orientado a las calles, del que sólo se fabricarán 3.000 unidades para todo el mundo y que comenzará su comercialización en marzo. 


Transmite una sensación de competición pura e intensa gracias al motor más potente jamás utilizado en un vehículo de la marca, la tecnología de suspensión ajustada con precisión aprovechando la amplia experiencia de John Cooper Works en las carreras y una carrocería optimizada en términos de construcción ligera, rigidez torsional y aerodinámica.


El nuevo Mini John Cooper Works GP ofrece un estilo deportivo sin parangón y una agilidad abrumadora. No en vano forma parte de una tradición que ha estado estrechamente vinculada al nombre del legendario diseñador de Fórmula 1 John Cooper desde el debut del Mini clásico hace 60 años. Tanto en carretera como en el circuito, esta combinación ha sido una fuente constante de éxitos deportivos: desde el primer Mini Cooper y la victoria en el Campeonato Británico de Turismos hasta las tres victorias absolutas en el Rally de Montecarlo, la competición MINI Challenge disputada en los diferentes países, los logros en el Rally Dakar y la última generación de modelos John Cooper Works.


Su carácter exclusivo, orientado sin concesiones al placer de conducir extremo, se expresa tanto en su potencia como en sus prestaciones. Más claramente que nunca, su posición se sitúa a la vanguardia de la gama de modelos Mini y John Cooper Works ya que su potencia adicional, superior a la del Mini John Cooper Works "normal", es de 75 CV. En este sentido, la excelente posición del nuevo Mini John Cooper Works GP está aún más claramente definida que la de los atletas extremos de las dos generaciones anteriores, cada una de las cuales se fabricó en series limitadas de 2.000 unidades.


El Mini Cooper S con John Cooper Works GP Kit, lanzado en 2006, y el Mini John Cooper Works GP de 2013 ya reflejaban un estilo de competición inusualmente potente con sus motores de 218 CV, su tecnología de suspensión específica y sus exclusivas características de diseño y equipamiento. El nuevo Mini John Cooper Works GP lleva al pequeño de la gama a un nivel completamente nuevo y es que en el transcurso de las pruebas de conducción como parte del proceso de desarrollo de la serie, completó una vuelta a la variante norte de Nürburgring en menos de ocho minutos, casi medio minuto más rápido que su predecesor directo.


No obstante, su nuevo motor 2.0 de 4 cilindros arroja una potencia máxima de 306 CV con un descomunal par máximo de 450 Nm, lo que le procura unas prestaciones impresionantes de 265 Km/h de velocidad máxima (sin limitación) y una aceleración de 0-100 Km/h en 5,2 segundos.


También nos encontramos diferentes exclusividades que nacen directamente de la competición como:
  • Concepto de suministro de aceite y refrigeración específico del modelo y orientado al máximo rendimiento.
  • Sistema de escape deportivo específico del modelo para un sonido emocionalmente potente.
  • Cambio deportivo Steptronic de 8 velocidades con bloqueo mecánico del diferencial para el eje delantero.
  • Diseño y configuración del bastidor distintivos, reducción de la altura de la suspensión de 10 mm en comparación con el MINI John Cooper Works.
  • Sistema de frenos deportivos de rendimiento especialmente elevado.
  • Estructura extremadamente rígida de la carrocería, conexión del motor y la suspensión.
  • Faldones delantero y trasero específicos del modelo.
  • Alerón del techo con contorno de doble ala.
  • Cubiertas de los pasos de rueda de carbono poderosamente voluminosas.
  • Interior con dos asientos y puesto de conducción específico del modelo.
El cárter de aceite específico del modelo con mayor volumen y una geometría propia, garantiza un suministro fiable de aceite en todo momento, incluso durante una conducción extremadamente deportiva que conlleva altos niveles de aceleración longitudinal y lateral.


Por su parte, el sistema de escape específico del modelo genera un sonido emocionalmente potente del sistema de escape, desarrollado específicamente para el modelo. Cuando se conduce de forma relajada a bajo régimen, el vehículo produce un sonido contenido, aunque claramente deportivo. A plena carga, el enérgico desarrollo de la potencia es acompañado por un sonido inspirado en el mundo de la competición. Esta acentuación acústica del carácter extremadamente deportivo del vehículo contribuye también a la experiencia de rendimiento para el conductor y el acompañante. El sistema de escape lleva a un silenciador trasero especialmente grande con un diseño interior específico y desde ahí, dos tubos de escape con una moldura de acero inoxidable, pero pintado en color mate, y un diámetro de 90 milímetros se desvían por separado hacia el centro del faldón trasero.


Obviamente hay que transferir ese potencial al suelo y de ello se encarga un cambio Steptronic de 8 velocidades específico del modelo, completado con bloqueo del diferencial integrado y adaptado a las prestaciones del motor y a su elevado par. El cambio Steptronic de 8 velocidades se maneja mediante un interruptor de selección electrónico específico del modelo y también es posible el accionamiento manual utilizando las levas de cambio estándar situadas en el volante.


También las suspensiones son muy importantes en un producto como este y el nuevo Mini John Cooper Works GP descubre una nueva dimensión de la característica sensación de conducir un kart. En el curso de un intenso programa de pruebas en la variante norte de Nürburgring y otros circuitos de carreras, se ajustó con precisión a la enorme potencia del motor y al concepto de vehículo de atleta excepcional dentro del segmento de vehículos pequeños. Para aumentar la agilidad, se ha aumentado la anchura de vía y se ha reducido la carrocería en 10 milímetros en comparación con el Mini John Cooper Works.


Como alternativa al ajuste estándar, el DSC ofrece también un modo GP que se puede activar mediante un conmutador. Este ajuste eleva los umbrales para las intervenciones de estabilización por parte del sistema de frenado y del sistema de control del motor.


Por supuesto, el sistema de frenos deportivos del nuevo Mini John Cooper Works GP también garantiza un rendimiento de deceleración elevado, incluso en condiciones de uso intensivo. Las pinzas delanteras son de aluminio, están pintadas en color Chili Red y llevan el logotipo "John Cooper Works" a modo distintivo. Esas pinzas se dejan ver entre unas llantas específicas de 18 pulgadas, que pesan menos de 9Kg y que están montadas en neumáticos de alto rendimiento.


La carrocería, que ha sido modificada en detalle, optimiza principalmente el equilibrio aerodinámico del coche y el suministro de aire de refrigeración deseado al motor y al sistema de frenos. El gran alerón del techo con contornos de doble ala, el diseño específico del faldón delantero conocido como "Blackband" y el alerón delantero del nuevo Mini John Cooper Works GP forman un paquete diseñado para reducir la fuerza ascensional en una aceleración máxima, que se redicen drásticamente respecto al Mini John Cooper Works.


Entre las características visualmente inconfundibles que son importantes en términos de aerodinámica del vehículo también se incluyen las llamativas molduras de los pasos de rueda de gran tamaño y fabricadas en un plástico reforzado con fibra de carbono. En cuanto a estética, solo el exclusivo acabado Racing Grey metalizado está disponible para la pintura exterior. Por su parte, el techo y las cubiertas de los retrovisores exteriores van acabados en el color de contraste Melting Silver metalizado, al igual que el faldón delantero, el faldón trasero con luces antiniebla traseras integradas tiene una forma distintiva. Un travesaño en la rejilla hexagonal del radiador, las inserciones en la toma de aire inferior y el interior del alerón del techo llevan acabado en Chili Red de brillo intenso, al igual que las pinzas de freno. Por otra parte, los logotipos "GP" en las partes delantera y trasera, los laterales exteriores del alerón del techo y las molduras de entrada, así como las superficies de los faldones laterales, llevan el elegante anagrama "GP" en Rosso Red metalizado mate.


El acabado en negro del reborde de los faros, la rejilla central del radiador y las luces traseras, la tapa del depósito de combustible y los tiradores de las puertas, así como la inserción en el capó y el logotipo "MINI" en las partes delantera y trasera del vehículo, proporcionan un llamativo contraste. Las inserciones negras de los faros y las luces traseras Union Jack oscurecidas al máximo también subrayan el estilo deportivo sin concesiones del nuevo Mini John Cooper Works GP.


Si nos incorporamos al interior, nos reciben dos únicos asientos y un aislamiento acústico reducido para optimizar el peso. El equipamiento de serie incluye esos asientos deportivos John Cooper Works en la combinación de Dinamica/cuero con bordes laterales plateados, costuras de realce en rojo, una insignia "GP" debajo de los reposacabezas integrados y correas rojas para el cinturón. La moldura interior del lado del acompañante lleva la numeración del vehículo correspondiente. Se fabrica de forma individual para cada una de las 3.000 unidades mediante impresión 3D.


El volante de cuero específico del modelo John Cooper Works también adquiere su carácter exclusivo a partir de los detalles producidos mediante el proceso de impresión 3D. Además de las costuras de realce en rojo, el aro del volante de suave cuero Nappa también lleva un centro metálico que marca la posición de las 12 horas, creado mediante el proceso de fabricación aditiva. Las levas de cambio del volante también están impresas en 3D en metal. Los logotipos "GP" en rojo de las alfombrillas proporcionan detalles de color en el puesto de conducción, a juego con las franjas dobles del selector de marchas y el refuerzo transversal de aluminio pintado en Chili Red detrás de los asientos. Esto sirve como protección para evitar que los objetos del equipaje se deslicen hacia adelante en caso de un frenazo repentino, algo muy habitual en un vehículo con estas pretensiones.


Por último, entre las características opcionales del nuevo Mini John Cooper Works GP se incluyen un climatizador automático, el paquete Connected Navigation Plus, que también incluye telefonía con carga inalámbrica, y un sistema de alarma. El sistema Connected Media es de serie: muestra información específica del modelo en la pantalla de 6,5 pulgadas del panel de instrumentos central. El equipamiento de serie incluye también un cuadro de instrumentos digital en la columna de dirección. La pantalla en color de 5 pulgadas de alta resolución muestra la velocidad en carretera tanto numéricamente como en una escala. La pantalla específica del modelo incluye retroalimentación temporal y visualización permanente después de la activación del modo GP. Un logotipo "GP" aparece de forma permanente en la parte superior de la pantalla. La animación gráfica antes de arrancar el vehículo muestra una imagen específica del modelo, incluido el logotipo "GP".


Como veis, el Mini John Cooper Works GP es una auténtica maravilla de la que sólo podrán disfrutar 3.000 afortunados clientes y es un modelo que nos viene, directamente, de los circuitos. Exclusivo, deportivo y visceral, así podríamos definir a esta nueva joya de los ingenieros de Mini


Comentarios

Entradas populares de este blog

Mitsubishi Eclipse Cross Black Edition. Edición apetecible.

URO Vamtac. El Hummer español.

Lo demás es historia: Peugeot 205 GTI Plus.

Prueba: Kia Sportage 1.6 CRDi Mild Hybrid

¿Quieres uno?. Renault Mégane R.S. TC4