Mercedes Benz GLA. Madurez en formato SUV.


El Mercedes Benz GLA siempre me ha parecido un SUV muy equilibrado, ya no por tener un diseño semejante al de un compacto, sino por toda la comodidad y tecnología que nos brinda, además de tener ese plus de polivalencia de una carrocería con aires SUV.


Ahora nos llega su nueva generación y este todoterreno compacto representa el modelo de acceso a la familia de SUV de la marca. Respecto a su antecesor y aprovechando el éxito de diseño del Mercedes Benz Clase A, se ha perfilado aún más el carácter del vehículo. 


El nuevo GLA mide 1,6 metros de altura, lo que supone un incremento en más de diez centímetros frente a su predecesor. De esta nueva cota resulta una posición más alta sobre el asiento, un rasgo típico de los SUV, y un incremento de la altura hasta el techo en las plazas delanteras. Otra cota que ha aumentado claramente es el espacio para las piernas en la parte trasera, a pesar de que el nuevo GLA es un centímetro y medio más corto que su antecesor. 


En comparación con otras series, el conductor y su acompañante se sientan a una altura 140 mm mayor que en la Clase A, y 50 mm mayor que en la Clase B. También ha mejorado la visión en comparación con el antecesor. Esto se debe, entre otros aspectos, a la sección optimizada de los montantes del techo, que ocultan un ángulo menor del entorno. Como os habíamos indicado, detrás aprovecha estas nuevas medidas y una de las prioridades del desarrollo ha sido mejorar la utilidad de esas plazas. El banco trasero puede desplazarse opcionalmente 14 centímetros, y es posible colocar el respaldo del asiento trasero en una posición más vertical. 


Por otra parte, los modelos 4MATIC, con tracción total inteligente, están equipados de serie con el paquete Offroad. Este paquete incluye un programa de conducción adicional, control de descenso de pendientes y una animación de los parámetros para la conducción todoterreno en la pantalla del equipo MBUX, así como, en combinación con los faros MULTIBEAM LED opcionales, una función especial de iluminación para la conducción fuera del asfalto.


Con su ayuda es posible reconocer mejor posibles obstáculos al conducir por terrenos abruptos en la oscuridad. Si se activan las luces para todoterreno, se conecta de forma permanente la luz de giro de los faros MULTIBEAM LED hasta una velocidad de 50 km/h. El resultado es una distribución amplia y brillante de la luz en la zona situada inmediatamente por delante del vehículo.


También da un paso adicional en el terreno de la seguridad con sus sistemas de asistencia a la conducción, que prestan ayuda al conductor. Algunas de las funciones ampliadas del paquete de asistencia a la conducción son, por ejemplo, la función de girar, la función de corredor de emergencia, la función de advertencia al salir del vehículo si se acercan ciclistas u otros vehículos y una advertencia preventiva si se reconocen personas en el entorno de un paso de peatones.


Como ayudas a la conducción el GLA también nos acerca a una conducción autónoma, ya que es capaz de reaccionar por sí mismo en algunas funciones si el conductor no lo hace. El asistente de frenado activo se encarga en numerosas situaciones de iniciar un frenado autónomo para evitar una colisión o, al menos, para mitigar su gravedad. Hasta una velocidad propia de unos 60 km/h, el sistema puede frenar el conjunto ante vehículos detenidos o ante peatones que cruzan la calzada. De esa manera, en función de la situación, pueden evitarse colisiones al circular a una velocidad máxima de hasta 50 km/h.


En el interior, también cambia sustancialmente. En la sección del lado del conductor destaca la unidad de pantallas exenta, disponible en tres ejecuciones diferentes: dos visualizadores de 7 pulgadas, un visualizador de 7 y otro de 10,25 pulgadas y la versión denominada widescreen con dos visualizadores de 10,25 pulgadas. En la sección del lado del acompañante se ha integrado un elemento de adorno.


Por supuesto, el equipamiento de serie es de primer orden e incluye el sistema de infoentretenimiento de manejo intuitivo MBUX, que puede configurarse individualmente con ayuda de distintas opciones. Un procesador de alto rendimiento, pantallas y gráficas brillantes, una visualización personalizable, un Head-up-Display a todo color, el sistema de navegación con realidad aumentada, software con funciones de aprendizaje y el sistema de mando fónico que se activa con la palabra clave «Hey Mercedes» son las ventajas más importantes del sistema. 


En cuanto a mecánicas, comenzamos con el GLA 200, con un 1.3 de gasolina y 163cv de potencia, con desconexión de cilindros como acceso de la gama; el GLA 250 e con 218cv y tecnología EQ Power híbrida enchufable de tercera generación. Su autonomía en modo eléctrico es de 64 a 71 km, según el tipo de conducción. También tenemos el GLA 250 4Matic sin tecnología EQ Power con 224cv y tracción total y como tope de gama, el todopoderoso Mercedes AMG GLA 35 4Matic con 306cv.


En sus variantes diésel, disponemos del GLA 200d con 150cv de potencia; el GLA 200d 4Matic, con 150cv y en esta ocasión, tracción total y como tope de gama el GLA 220d 4Matic con 190cv. Estos modelos van asociados a una caja de cambios automática de 8 relaciones, aunque en sus variantes de gasolina pueden ir asociadas a esta, una de 7 relaciones o a la AMG SPEEDSHIFT DCT de 8 relaciones específica para la versión más poderosa.


Los concesionarios del mercado español ya admiten pedidos del nuevo GLA desde 40.800 euros y más tarde, en verano de 2020, el SUV será presentado en los concesionarios de los EE.UU. y de China. La verdad es que estamos ansiosos por saber más de este modelo y como siempre, si podemos, intentaremos probarlo para todos vosotros. 



Comentarios

Entradas populares de este blog

Lo demás es historia: El renacimiento de Talbot.

Mitsubishi Eclipse Cross Black Edition. Edición apetecible.

URO Vamtac. El Hummer español.

Porsche 918 Spyder Hybrid. Hibridación extrema.

Prueba: Volkswagen Golf 1.5 eTSI Life