Ford Kuga. Nueva era electrificada.


El nuevo Ford Kuga nos llega en su nueva generación con una imagen bastante renovada y una nueva plataforma que le permite ser uno de los tantos vehículos electrificados que veremos colmando nuestras carreteras en unos meses o en unos años. El nuevo Ford Kuga está fabricado en la factoría española de Almussafes y tiene todas las papeletas para seguir siendo uno de los superventas del segmento más popular del momento.
A simple vista resulta evidente que nada tiene que ver con el anterior Kuga y se parece más un Focus de última generación, pero algo más elevado. Ya sabéis, al que no es de la familia, se le mata... 


La altura no parece que lo haga ser muy capaz fuera del asfalto, porque está más orientado a la carretera que la generación anterior, aunque sí que tendrá sus variables con tracción total que nos permitirán algunas licencias en caminos con piso deslizante o cuando la climatología se nos torne complicada. En esta nueva generación han apostado por mantener las líneas de un SUV (que es lo que se lleva), pero con características y habitabilidad más propias de un monovolumen


Ha sido construido sobre la nueva plataforma global C2 de Ford, que ha recibido un intensivo tratamiento de adelgazamiento recurriendo a muchos elementos de aluminio hasta reducir su peso en 80 kg de media. Más espacio y modularidad definen el interior del coche que es 44 mm más ancho, 89 mm más largo y 6 mm más bajo que el viejo Kuga, con una distancia entre ejes que se incrementa en 20 mm para proporcionar mayor espacio para los pasajeros y el maletero. 


La modularidad de este reside en la posibilidad de desplazar la fila de asientos traseros para favorecer el espacio para las piernas o para incrementar la capacidad, que llega a los 645 litros, una referencia en su segmento.


Si hablamos de mecánicas, encontraremos también muchas novedades, ya que la gama motriz de la electrificada familia Kuga, ofrece versiones híbridas enchufables (PHEV), EcoBlue Hybrid con tecnología Mild Hybrid y Kuga Hybrid sin olvidar los más convencionales motores típicos de combustión EcoBlue diésel de 1.5 litros y 2.0 litros y EcoBoost de gasolina de 1.5 litros, todos ellos asociados a la nueva caja de cambios automática de ocho velocidades y según versiones el cambio manual de seis relaciones.


Ya en su momento Ford anunció que pretendía electrificar su gama entera en Europa de aquí al 2022, hasta llegar a un total de 18 modelos. De este objetivo inicial, el nuevo Kuga es el primer Ford que ya se ofrece con tecnología híbrida enchufable, Mild Hybrid y totalmente híbrida. De todos ellos sin duda el Kuga híbrido enchufable (PHEV) es el nuevo rey de la familia ya que combina un motor de gasolina de 2.5 litros y cuatro cilindros con un motor eléctrico y un generador apoyado en una batería de 14,4 kWh para generar 225 CV en total. El resultado es una autonomía puramente eléctrica de 72 km (56 km en medición WLTP) de forma que un usuario convencional que tenga a menos de esa distancia su trabajo o su destino diario no tendrá que recurrir al motor térmico o a reponer combustible en mucho tiempo. 


La carga de batería se puede realizar en una fuente de alimentación convencional de 230 voltios en seis horas, una carga que además se puede hacer de forma completamente programada (para utilizar horas valle y beneficiarse de tarifas más bajas) y la misma batería se recarga de forma automática por medio de la carga regenerativa procedente del frenado. Además, el usuario dispone de cuatro modos de uso para elegir siempre cuando gastar la batería, como son: EV Auto, EV Now, EV Later y EV Charge. 


Así, puede elegir circular con motor térmico para cargar al máximo la batería antes de entrar en el centro de la ciudad, por ejemplo.
Continuando con la hibridación de la gama nos encontramos con el Kuga Hybrid, que llega en septiembre con un motor híbrido y una configuración muy parecida al Kuga PHEV, ya que combina un motor de gasolina 2.5 con un motor eléctrico, un generador y una batería, todo ello acoplado a una transmisión automática con divisor de potencia para conseguir un consumo óptimo de 5,6 l/100 km y emisiones a partir de los 130 g/km de CO2. Sí, la batería es auto recargable y puede circular brevemente en modo totalmente eléctrico. Esta versión estará disponible con tracción delantera y con tracción total inteligente.


Menos sofisticado pero tan interesante o más es el Kuga EcoBlue Hybrid que recurre a la tecnología Mild Hybrid, o hibridación ligera que lo que hace es mejorar la eficiencia del motor diésel EcoBlue de 2.0 litros y 150 CV. Diésel e híbrido, una combinación interesante que no se suele estilar mucho y que ya conocimos en una versión muy especial del anterior Peugeot 508. 


La tecnología Mild Hybrid recurre a un motor de arranque integrado junto a una batería de 48 voltios para proporcionar asistencia de par eléctrico. El resultado es un consumo medio de 5 l/100 km. Además de la gama híbrida el nuevo Kuga se ofrecerá también con los motores de gasolina Ford EcoBoost y Ford EcoBlue diésel con cambio manual de seis velocidades o automático de ocho velocidades.


Por otra parte, en cuanto a equipamiento, la nueva gama Ford Kuga se ofrecerá con tres niveles de acabado: Titanium, ST-Line y el ST Line X, todo ellos disponibles con los nuevos motores híbridos y todo ellos con un nivel de equipamiento y tecnología de ayuda a la conducción nunca antes conocida en la gama Kuga


Los sistemas de ayuda a la conducción le sitúan en un nivel muy alto y próximo al concepto de conducción autónoma, con control de velocidad de crucero adaptativo con función de stop & go, reconocimiento de señales de velocidad y tráfico, mantenimiento de carril, asistente de puntos ciegos, asistente pre-colisión con tecnología de detección de peatones y ciclistas, sistema de frenado automático activo... Y todo ellos arropado por sistemas complementarios que son una gran ayuda para el conductor, como la iluminación de curvas predictiva, la pantalla Head-up para mantener la vista en la carretera e incluso el active park assist para que el coche aparque solo.


Un diseño inteligente en el que prima la habitabilidad y el confort, un equipamiento de lujo y mucha, muchísima tecnología definen a este nuevo Ford de la generación electrificada y suponemos que, una vez acabada la crisis del coronavirus, tengamos la oportunidad de probar algún modelo para todos vosotros.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Peugeot Rifter 4x4 Concept. Polivalencia para vivir la vida.

Lo demás es historia: Los modelos más sorprendentes de Suzuki.

URO Vamtac. El Hummer español.

Prueba: Hyundai H1 Travel.

Dacia Dokker by Camperiz.