Gama Hyundai 2020. Hasta con 6 sistemas de propulsión diferentes.


El éxito de la gama SUV de Hyundai comenzó en 2001, con el lanzamiento del Santa Fe. Desde entonces, la marca coreana ha vendido en el mundo más de 1,5 millones de unidades de una gama que se ha ganado el reconocimiento del público y ha ganado numerosos premios en todo el mundo.


En la actualidad, Hyundai dispone de una de las gamas SUV más completas del mercado, con cinco modelos (i20 Active, Kona, Tucson, Santa Fe y Nexo) que ofrecen más de 60 variantes y 16 motorizaciones diferentes, tracción 4x2 y 4x4; cambio manual, de doble embrague y automático, y entre 5 y 7 plazas.


También es la única marca del mundo que dispone de las cinco tecnologías eléctricas: híbrida, híbrida enchufable, híbrida de 48v, eléctrica y de pila de combustible de hidrógeno, por lo que podemos considerar, que es una de las marcas más avanzadas en este campo del momento. 


Su gama SUV disfruta de cuatro de ellas, más las opciones con motor de combustión gasolina o diésel que ya existían, conformando una oferta única de seis sistemas de propulsión diferentes. Todas ellas ofrecen los máximos niveles de eficiencia y reducción de las emisiones contaminantes, con una batería de tecnologías que va desde la optimización de los motores de combustión a la pila de combustible de hidrógeno, pasando por la hibridación, la hibridación ligera diésel y la tecnología 100% eléctrica.



Con el Nexo, Hyundai es líder mundial en tecnología de pila de combustible. En 2013 lanzó el primer automóvil del mundo de pila de combustible de producción en masa, el Tucson Fuel Cell, que no dejaba de ser una especie de experimento. Pero en 2018 presentó el Nexo (que ya no lo era), que se puede adquirir en los concesionarios de la marca y que ha sido el primer automóvil de pila de combustible matriculado en España.

Este modelo es el primer SUV diseñado exclusivamente para consumir hidrógeno y ofrece la mejor autonomía tanto de los vehículos con pila de combustible como del segmento eléctrico: 666 kilómetros, con un tiempo de llenado del depósito de solo 5 minutos.



Su propulsor de pila de combustible consigue una potencia máxima de 163 CV y un par de 395 Nm, con una con una eficiencia energética récord del 60%. De esta manera, acelera de 0 a 100 km/h en 9,2 segundos y alcanza una velocidad máxima de 179 km/h, las mejores cifras en un vehículo de su clase, aunque claro, tampoco es que tenga rivales directos con los que comparar...
El Nexo es un vehículo de cero emisiones, ya que por su tubo de escape solo sale agua. Pero además, filtra y purifica el aire por el que circulan, reduciendo el equivalente a las partículas de polución producidas por dos coches diésel en un trayecto de la misma distancia. Y todo ello, sin renunciar al máximo confort y siendo reconocido por Euro NCAP como el SUV grande más seguro del mercado.



Hyundai también ha sido la primera marca en Europa en construir un SUV, del segmento subcompacto, completamente eléctrico y accesible a una gran mayoría de usuarios. El Kona Eléctrico dispone de dos versiones. La primera cuenta con una batería de 64 kWh, proporciona una autonomía eléctrica de 449 KM y un consumo de energía de 15.4 kWh/100 km. El motor eléctrico desarrolla una potencia de 150 kW, permite una impresionante aceleración de 0 a 100 km/h en 7,6 segundos y una velocidad máxima de 167 km/h. Existe una versión más básica con una capacidad de batería de 39,2 kWh, que permite recorrer 289 km con una sola recarga. El motor tiene una potencia de 100 kW y el consumo de energía de tan solo 15 kWh/100 km.


El 80% de la carga de la batería sólo necesita 54 minutos para cargarse cuando emplea una toma de carga rápida de 100 kW y recargar el coche con corriente normal lleva 9 horas y 40 minutos para el paquete de baterías de autonomía larga y 6 horas y 10 minutos para el paquete de baterías de autonomía corta.


También existe una versión híbrida del Kona, que fue el ganador del ‘Mejor Coche del Año’ 2019 en España, desarrollada en torno al motor 1.6 GDI de gasolina. Este bloque, que entrega una potencia máxima de 105 CV y un par de 147 Nm, se complementa con un motor eléctrico que desarrolla 43,5 CV con un par máximo de 170 Nm. De manera conjunta, el sistema entrega una potencia combinada de 141 CV y hasta 265 Nm de par y para alimentar al motor eléctrico emplea una batería de 1,56 kWh de capacidad.


Por su parte, el Tucson es el primer Hyundai en disponer de una mecánica Híbrida de 48 V. Esta tecnología se basa en una batería de 48 voltios, un sistema generador y motor de arranque Mild Hybrid  y un convertidor de baja tensión en corriente continua. 



La batería de iones de litio de 48V y 0,44 kWh de capacidad, que suministra al sistema hibrido con energía eléctrica, se encuentra debajo del maletero, mientras que la unidad Mild Hybrid está montada en el motor de combustión. Una correa conecta la unidad de microhibridación al cigüeñal del motor de combustión interna y el sistema se carga mediante el frenado regenerativo y puede aportar hasta 12 CV y 55 Nm de par.
Esta tecnología Híbrida de 48 V mejora significativamente la economía de combustible y las emisiones de CO2 (hasta un 7% según el ciclo de homologación) y presenta un alto equilibrio entre coste de adquisición y eficiencia. Además, proporciona un arranque y salida más cómodos, y una aceleración eficiente y potenciada.



Las versiones Hibridas de 48V del Tucson incluyen los modelos con el motor diésel 2.0 CRDi con 185 CV, tracción 4x4 y cambio automático de 8 velocidades; así como el 1.6 CRDi, en sus distintas variantes (116 CV con tracción delantera y cambio manual de 6 velocidades y 136 CV con tracción delantera y cambio automático de doble embrague y 7 velocidades). Todos ellos están homologados como híbridos y por tanto les corresponde la Etiqueta “ECO” de la DGT; y al presentar unas emisiones de CO2 por debajo de los 120 g/km, no tienen que pagar impuesto de matriculación.



En cuanto a la oferta de motores de gasolina más convencionales de la gama SUV de Hyundai es muy amplia. Hay propulsores de tres y cuatro cilindros, con cilindradas entre 1.0 y 2.4 litros, y potencias entre 100 y 184 CV. La gama está compuesta por los motores 1.0 T-GDI (100 CV), 1.0 T-GDI (120 CV), 1.6 GDI (131 CV), 1.6 T-GDI (177 CV) y 2.4 GDI (184CV). Esta generación de motores optimiza la estructura existente de la planta motriz, con componentes de motor reducidos en tamaño y peso para mejorar la eficiencia del combustible y cumplen con las más estrictas normativas de emisiones, gracias a la inclusión de tecnologías como el filtro de partículas de gasolina, reducción de las fricciones internas o la inyección directa con inyectores de alta presión. 



La oferta de motores diésel de la gama SUV de Hyundai es también muy variada. Hay propulsores de cuatro cilindros, con cilindradas entre 1.6 y 2.2 litros, y potencias entre 115 y 200 CV. La gama está compuesta por los motores 1.6 CRDi (100 CV), 1.6 CRDi (136 CV), 2.0 CRDi (150 CV) y 2.2 CRDi (200 CV); además de las mecánicas ya mencionadas asociadas a la hibridación ligera de 48 V (1.6 CRDi de 116 y 136 CV, y 2.0 CRDi de 185 CV). Todos ellos cumplen con las más estrictas normativas de emisiones, gracias a la inclusión de la tecnología BlueDrive (Stop and Go), Common Rail, turbo de última generación, filtro de partículas y sistemas de postratamiento de gases fluidos de escape.


Como veis, la gama SUV de Hyundai es muy competa, y ya no solo por la multitud de modelos disponibles, sino porque cuentan con hasta 6 modos de propulsión diferentes, un equipo de serie muy abundante y la posibilidad de poder elegir entre cambios automáticos o manuales y 4x4 o 4x2. Sin duda; Hyundai está por delante en muchos aspectos. 


Comentarios

Entradas populares de este blog

Lo demás es historia: El renacimiento de Talbot.

Mitsubishi Eclipse Cross Black Edition. Edición apetecible.

URO Vamtac. El Hummer español.

¿Quieres uno?. Renault Mégane R.S. TC4

Prueba: Kia Sportage 1.6 CRDi Mild Hybrid