La tecnología y deportividad del futuro a cielo abierto. Lamborghini Sian Roadster.



La marca italiana de los sueños más perversos Lamborghini, presenta el Lamborghini Sián Roadster, un superdeportivo híbrido descapotable en edición limitada diseñado en torno al icónico motor V12 de Lamborghini, con una tecnología única y unas prestaciones híbridas sin igual.


El diseño descapotable del Sián Roadster sitúa a un exclusivo grupo de conductores en uno de los habitáculos más espectaculares de la historia; siempre a cielo descubierto, con el inimitable sonido del motor V12 de Lamborghini más potente creado hasta la fecha, mientras se experimenta un extraordinario rendimiento en el camino de Lamborghini hacia la electrificación en el futuro.


El Sián Roadster debuta en el exclusivo color Blu Uranus, especialmente seleccionado por el Centro Stile de Lamborghini que, junto al departamento Ad Personam, trabaja con cada cliente del Sián para personalizar completamente el color y acabados de su Roadster. La nueva criatura de la marca italiana, exhibe llantas en acabado Oro Electrum, que es el color elegido por Lamborghini para indicar su electrificación. El interior complementa una elegante combinación de blanco con detalles en Blu Glauco y aditamentos de aluminio en Oro Electrum, como son los difusores de ventilación, de nuevo diseño producidos mediante impresión en 3D, que pueden ser personalizados con las iniciales del cliente.


Este vehículo exclusivo afirma el futurista diseño del coupé, que también conoceremos más adelante, pero como verdadero roadster añade una nueva pureza con su habitáculo al aire libre. La vista cenital del Sián Roadster evoca la icónica línea de periscopio inspirada en el primer Countach, que recorre diagonalmente el habitáculo hacia la zona posterior y culmina en las canalizaciones de aire situadas tras el conductor y el pasajero. Los largos contornos esculpidos del Sián y sus característicos elementos aerodinámicos otorgan al Sián Roadster un perfil inconfundiblemente poderoso, con una parte delantera muy baja, con unos splitter o divisores de fibra de carbono integrados, alberga los icónicos faros de Lamborghini en forma de Y.


El diseño puro y depurado del Sián Roadster presenta una declaración clara de su optimizada eficiencia aerodinámica y de su destreza tecnológica ya que, el flujo de aire se dirige a través de los splitter o divisores delanteros, y a través del capó delantero, por las entradas y salidas de aire laterales, y sobre el alerón trasero, sin pérdidas de eficiencia aerodinámica debido a su diseño descapotable. Por su parte, las aletas de refrigeración activa de la zona trasera utilizan una tecnología única de materiales patentada por Lamborghini. La activación de estas aletas se desencadena por la reacción de estos materiales inteligentes a la temperatura generada por el sistema de escape, lo que les permite girar para proporcionar una solución de refrigeración elegante y liviana.


La extrema y fuerte parte trasera del coche incluye el evocador diseño hexagonal de Lamborghini, con las seis luces traseras hexagonales inspiradas también en el Countach. El alerón trasero está integrado en la carrocería y se despliega sólo durante la conducción para mejorar las prestaciones.


El bajo y poderoso chasis acoge a un enérgico motor V12 de última generación. De hecho, “Sián” en el dialecto local boloñés, que significa “rayo” e indica la electrificación del Sián Roadster como parte de la futura estrategia híbrida, que mantiene la emoción y las prestaciones dinámicas inherentes a los superdeportivos atmosféricos de Lamborghini.


El sistema híbrido del Sián Roadster proporciona la mayor potencia posible a través de la solución más ligera, combinando el motor V12 con un nuevo sistema de propulsión. Como complemento, un motor eléctrico de 48 voltios, que proporciona 34 CV, se emplaza en la caja de cambios para proporcionar una respuesta más inmediata y mayores prestaciones. El motor eléctrico también permite maniobras a baja velocidad, como dar marcha atrás y aparcar, con energía eléctrica.


El Sián Roadster dispone de un supercondensador (no de fluzo, que se puede ir rápido, pero no viajar en el tiempo), una innovadora aplicación de Lamborghini, con una pionera tecnología a nivel mundial, capaz de almacenar hasta diez veces más potencia que en una batería de iones de litio. Situado tras la mampara que separa el habitáculo y el motor, asegura una perfecta distribución del peso.


Es tres veces más potente que una batería del mismo peso y tres veces más ligero que una batería que entrega la misma potencia. Así pues, el sistema eléctrico con el supercondensador y el motor eléctrico pesa sólo 34 kg, con lo que este conjunto ofrece una notable relación peso/potencia de 1,0 kg/CV. El flujo de potencia simétrico asegura la misma eficiencia en los ciclos de carga y descarga, con la solución híbrida más ligera y eficiente.

Esta avanzada tecnología se combina con el motor V12, que incorpora válvulas de admisión de titanio y ofrece 785 CV . En combinación con los 34 CV adicionales del sistema híbrido, el Sián Roadster desarrolla 819 CV y alcanza una velocidad máxima superior a 350 km/h.



El Lamborghini Sián Roadster también incorpora un sofisticado sistema de frenada regenerativa especialmente desarrollado por Lamborghini. El comportamiento simétrico del supercondensador, que a diferencia de las baterías de litio habituales puede cargarse y descargarse con la misma potencia, carga por completo el sistema de almacenamiento de energía del deportivo cada vez que el vehículo frena. La energía almacenada aumenta la potencia disponible al instante, lo que permite al conductor aprovechar inmediatamente la superior cifra de par al acelerar hasta 130 km/h, que es cuando el motor eléctrico se desconecta automáticamente, con lo que mejora su elasticidad y consigue ser más de un 10% más rápido que si no tuviese este sistema.


Este innovador sistema también proporciona una aceleración instantánea en marchas cortas, con una superior tracción gracias a la combinación del motor V12 y el sistema híbrido. El Sián Roadster acelera de 0 a 100 km/h en menos de 2,9 segundos. La mejora de su elasticidad es aún más evidente, con lo que la tracción hasta 3ª velocidad aumenta hasta un 10%.


Gracias a su sistema híbrido, el Lamborghini Sián Roadster ofrece en su conducción un mayor nivel de confort junto a una respuesta y prestaciones aún más dinámicas. El momento en que se siente la desaceleración y falta de par al cambiar de marcha impulsados con un motor de combustión convencional, se elimina gracias al par que proporciona el motor eléctrico del conjunto híbrido, con lo que se eliminan las incómodas sacudidas y el piloto sólo siente el tirón hacia atrás de la aceleración.


Exclusivo, poderoso, atractivo e híbrido. ¿Esta es la nueva versión futura de los superdeportivos?. Pues creedme que me encanta.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Mitsubishi Eclipse Cross Black Edition. Edición apetecible.

URO Vamtac. El Hummer español.

Prueba: Kia Sportage 1.6 CRDi Mild Hybrid

¿Quieres uno?. Renault Mégane R.S. TC4

Peugeot Rifter 4x4 Concept. Polivalencia para vivir la vida.