Renault Espace. Pequeñas pinceladas al espacio más sibarita.

El Renault Espace supuso un punto de inflexión y un punto de partida en Europa para el fenómeno monovolumen que, durante una buena época, pegó tan fuerte como lo está haciendo ahora el fenómeno SUV.

Con más de 1,3 millones de ejemplares vendidos desde 1984, el Renault Espace es un vehículo icónico que no ha parado de reinventarse y, ahora, la marca del rombo nos presenta la renovación de su quinta generación, un crossover de diseño elegante dotado de tecnología de vanguardia.

El Renault Espace ha sido un éxito en España desde sus inicios, y siempre ha contado, a lo largo de sus cinco generaciones, con una clientela fiel a su concepto original y funcional, que ofrece un vehículo para disfrutar plenamente de la vida, dando prioridad a las sensaciones, y todo ello contando con un diseño siempre innovador, sobre todo el que ilustra estas líneas.

La quinta generación, que ahora se pone al día, está inspirada en la arquitectura y en la aeronáutica, aunando robustez y ligereza al mismo tiempo, dentro del mismo "envoltorio". Condensa el dinamismo de una berlina, el carácter de un SUV y la modularidad y luminosidad de un monovolumen, que al fin y al cabo, es lo que es.


Es más que nunca el estandarte de la marca, ya que protagoniza la gama alta de Renault junto con el SUV Koleos, el Talisman y el Talisman Sport Tourer. Este nuevo restyling se acaba de comercializar en España, desde 40.171 euros de su versión ZEN Blue dCi 160cv EDC, como versión de acceso, y la gama se completa con otras dos versiones ZEN, la Blue dCi 200cv EDC, con un precio de 42.098 euros, y la gasolina TCe 225 EDC, con un precio de 42.823 euros.

Así mismo, se comercializan en España las exclusivas versiones INITIALE PARIS, que probamos en su momento y que han gozado de un gran éxito entre la clientela de nuestro país, con dos motorizaciones: TCe 225cv EDC, por 51.409 euros, y Blue dCi 200cv EDC, por 50.704 euros.

Y es que la versión más lujosa y dotada INITIALE PARIS ofrece lo mejor del saber hacer de Renault. Esta versión emblemática permite a los pasajeros estimular sus sentidos: tacto, oído, olfato y sensaciones de conducción.

No obstante, la nueva gama dispone de nuevas tecnologías de ayuda a la conducción EASY DRIVE: luces de carretera adaptativas LED MATRIX VISION (una primicia en la gama Renault) que ofrece una iluminación más eficaz y segura; Asistente a la Conducción Semiautónoma, primera etapa hacia el vehículo autónomo, que aporta confort y serenidad al volante.

También se beneficia del ecosistema Renault EASY CONNECT, que ofrece una nueva experiencia de movilidad conectada. Incorpora en este caso el nuevo sistema multimedia Renault EASY LINK, con una pantalla central de 9,3 pulgadas en posición vertical, una impronta de la marca, y se beneficia de una visualización digital "Driver Display" de 10,2 pulgadas en el cuadro de instrumentos.

El comportamiento del monovolumen de Renault por excelencia, se adapta a los deseos del conductor y de los pasajeros gracias a los ajustes MULTI-SENSE y al chasis 4CONTROL de 4 ruedas directrices. Acoplado a la amortiguación pilotada, 4CONTROL (según versiones) que aporta dinamismo y reactividad a la conducción.

No nos ofrece muchos cambios sustanciales, pero incorpora nuevas modalidades tecnológicas y sigue siendo el "TOP" de os productos de la marca francesa, por su tecnología, por su empaque, por su versatilidad...


Comentarios

Entradas populares de este blog

Lo demás es historia: El renacimiento de Talbot.

Lo demás es historia: Los coches especiales de Seat en los últimos 70 años.

GWA Ciento Once. Recreación estrella.

Audi S8 Plus. El nuevo juguete de "Transporter".

Prueba: Volkswagen Golf 1.5 eTSI Life