El ariete de AMG. Mercedes-AMG GT Black Series.


¿Qué se ha "inventado" Mercedes-AMG ahora?. Pues el motor AMG V8 de serie más potente de todos los tiempos, el diseño más expresivo, las medidas aerodinámicas más sofisticadas, la combinación de materiales más inteligentes y el dinamismo más puro. El nuevo superdeportivo sintetiza las genuinas raíces de la marca, ligadas tradicionalmente al automovilismo de competición, con el profundo conocimiento y la larga experiencia en el desarrollo de automóviles completos que entusiasman en todos los sentidos. El resultado son 730 CV de potencia concentrados en un motor V8, elementos aerodinámicos activos y un diseño que procede directamente del actual vehículo de competición AMG GT3.


Black Series es la denominación que Mercedes-AMG utiliza desde 2006 para sus automóviles más especiales, que conjugan una deportividad sin concesiones con diseño expresivo y que son fruto de una transferencia de la tecnología del automovilismo de competición a la producción en serie. Los modelos Black Series son joyas automovilísticas exclusivas de las que ya hablamos en su momento y no se desarrollan para desaparecer en los garajes de los coleccionistas. Al contrario, y a pesar de su homologación para la carretera, su destino es hacer valer sus elevadas prestaciones en los circuitos de competición. El AMG GT Black Series sigue esta tradición y es la nueva joya de la corona.


Para subrayar esta nueva definición de un automóvil superdeportivo, los especialistas en motores de AMG han sometido la acreditada mecánica biturbo de 4.0 litros a una completa remodelación para mejorar sus cualidades de sobra conocidas. El pliego de condiciones determinaba como requisitos una potencia muy superior a la del actual modelo tope de gama de la familia AMG GT, una respuesta más directa y máxima agilidad. Estas propiedades exigían una reforma radical, que se materializó en un nuevo cigüeñal plano, componente esencial y exclusivo de esta versión.


A la hora de configurar el motor V8 que mueve (o hace volar al Mercedes-AMG GT Black Series), los ingenieros han recurrido a un importante criterio de diseño de este tipo de mecánicas, la disposición de los codos del cigüeñal. En los motores V8 son habituales dos variantes, el cigüeñal cruzado y el cigüeñal plano. En un "cigüeñal cruzado", los muñones de los cuatro pares de cilindros están separados 90° entre sí, formando una cruz. Hasta ahora, AMG ha optado por esta disposición en todos sus motores V8. En un "cigüeñal plano", por el contrario, los muñones están separados 180° entre si, por lo que quedan contrapuestos en un mismo plano.


El cigüeñal plano de un motor V8 es similar al que se monta en un motor de cilindros en línea, con excepción de los muñones más anchos del V8, necesarios para que cada uno de ellos soporte dos bielas. En un motor V8 con cigüeñal plano, el encendido va alternando entre una bancada de cilindros y la otra, lo que mejora adicionalmente el ciclo de admisión y escape.
Con ello se generan en el lado de admisión y en el de escape pulsos de onda uniformes de los gases de escape, cuyas resonancias pueden aprovecharse fácilmente para incrementar la potencia. La principal ventaja de esta configuración es una respuesta aún más ágil.


De esta manera, el nuevo motor del GT Black Series se basa en el motor AMG V8 biturbo de 4.0 litros, pero no obstante, y debido a las numerosas modificaciones implementadas, este propulsor entrega 730 CV y un par motor máximo de 800 Nm. Le confiere un carácter absolutamente singular, que se refleja tanto en el despliegue de potencia como también en su sonoridad particular, y hace posible unas prestaciones impresionantes. Con esa mecánica, el modelo más radical de AMG acelera de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos y alcanza los 200 km/h en menos de nueve segundos, alcanzando una velocidad punta de 325 Km/h. 


De la transmisión de la fuerza a las ruedas traseras se encarga el cambio de doble embrague y siete marchas AMG SPEEDSHIFT DCT 7G, pero se han introducido modificaciones en este cambio para adaptarlo al par motor más elevado de 800 Nm. Se han ampliado los límites del cambio en lo que a agilidad y rapidez de respuesta se refiere, haciéndolo más apto para la competición.



En conjunto resulta una diferenciación más clara de las propiedades generales de conducción, ya que no solo es más ágil la respuesta del acelerador y del motor, también lo son los programas de cambio, el comportamiento durante la puesta en marcha y los procesos de cambio. La función RACE START es también más impresionante gracias al mayor número de revoluciones de arranque, a la regulación más precisa del deslizamiento de las ruedas y al uso de neumáticos de competición. Al mismo tiempo, se ha adaptado el equipo de refrigeración del cambio a las mayores exigencias, y se han modificado ligeramente las relaciones.


El motor y el cambio están ensamblados mediante el llamado Torque Tube, un componente de fibra de carbono que pesa solamente 13,9 kilogramos y es, por tanto, casi un 40% más ligero que su homólogo de aluminio y peso optimizado incorporado en el AMG GT. Este elemento estructural establece una unión extremadamente rígida a la flexión y a la torsión entre el motor y el cambio, lo que favorece el dinamismo de conducción. Al mismo tiempo, contribuye a lograr una distribución equilibrada del peso entre los dos ejes. El árbol de transmisión que gira en su interior se fabrica asimismo en fibra de carbono ligera.


También las propiedades aerodinámicas contribuyen sustancialmente al dinamismo de la conducción y a la estabilidad de marcha, así que al igual que en el desarrollo del AMG GT R y el AMG GT R PRO, los expertos en aerodinámica y los diseñadores han trabajado codo con codo. 


La proximidad estética y técnica a los coches de competición AMG GT3 y AMG GT4 es más evidente que nunca. Esto comienza con una nueva toma de aire para el radiador, de mayor tamaño, asumida del AMG GT3 de competición. La calandra del radiador cuenta con barras verticales en Dark Chrome y dado que los radiadores en los pasarruedas reciben el flujo de aire directamente de la toma central, han podido suprimirse las dos tomas de aire adicionales situadas en los extremos laterales del faldón delantero.


Por otra parte, los flics en forma de media luna optimizan el flujo de aire y en consecuencia, no solo aumenta la carga aerodinámica en el eje delantero, sino que también mejora la refrigeración de los frenos. Las Air Curtains dirigen la corriente de aire y la enfocan hacia las ruedas. La combinación de estas cortinas con los flics delante de las ruedas ha permitido reducir el coeficiente de resistencia aerodinámica y aumentar las fuerzas descensionales. De ese modo, el nuevo diseño del frontal optimiza tanto el flujo de aire de refrigeración como el coeficiente de resistencia aerodinámica y la estabilidad.


El splitter frontal de fibra de carbono visible se puede ajustar manualmente en dos niveles Street y Race. En la posición extendida hacia delante (posición Race), se forma por debajo de la parte delantera del vehículo un difusor frontal con la forma de un ala invertida. En función de la velocidad de marcha, este elemento desciende a medida que aumenta la depresión, acelerando el flujo de aire en los bajos y generando el llamado efecto Venturi, que "aspira" el vehículo hacia el asfalto, aumentando la carga aerodinámica en el eje delantero y acercando aún más al vehículo a la calzada, experimentando un efecto positivo en el tacto de la dirección. 


Así es posible dirigir el Black Series con mayor precisión en curvas tomadas a alta velocidad, y también mejora la estabilidad direccional del vehículo. El vehículo reacciona con agilidad al girar con rapidez el volante en condiciones de elevada aceleración transversal y transmite al conductor una información más clara del agarre de las ruedas. Al mismo tiempo, el vehículo permanece siempre manejable. Si el difusor frontal se encuentra en la posición Race, es posible aumentar adicionalmente la carga aerodinámica en el eje trasero gracias al nuevo concepto de alerón trasero.


Por su parte, el nuevo
capó de fibra de carbono, con dos grandes salidas de aire de fibra de carbono en color negro, procede también de los coches de competición y aumenta la carga aerodinámica total. Al mismo tiempo desciende la resistencia aerodinámica y se optimiza el caudal de aire que refrigera el motor y se reconduce el aire en torno a los montantes A y las ventanillas laterales hacia la zaga, aumentando la eficiencia del nuevo alerón trasero. 


Las ranuras de ventilación con cinco lamas del color de la carrocería y las salidas de aire en los guardabarros delanteros de fibra de carbono, por detrás de las ruedas, contribuyen a aumentar la carga aerodinámica en el eje delantero gracias a la eficaz evacuación del aire en los pasarruedas. Los nuevos embellecedores laterales de mayor tamaño y anchura, con elementos de fibra de carbono visible de color negro, terminan en deflectores verticales delante y detrás que optimizan asimismo el flujo de la corriente de aire alrededor del vehículo. Para la refrigeración de los frenos del eje trasero se han integrado canales de ventilación adicionales en los embellecedores laterales.


En la vista trasera destacan el nuevo faldón con difusor de gran tamaño, los dos embellecedores redondos de la salida de escape doble en los extremos izquierdo y derecho, las ranuras laterales para la evacuación del aire de los pasarruedas y el innovador concepto de alerón. Los dos elementos del alerón son de fibra de carbono y se pueden ajustar por vía mecánica para adaptarlos a las diferentes condiciones del trayecto. El perfil inferior del alerón tiene menor tamaño y grosor, ya que recibe el aire de la parte delantera del vehículo en un ángulo de ataque ideal. Los soportes del alerón en fibra de carbono negro mate han sido diseñados específicamente en numerosas simulaciones, por lo que son muy ligeros pero robustos y contribuyen asimismo a mejorar la eficiencia aerodinámica. 


Otro detalle no menos interesante es el flap móvil integrado en el perfil superior. Este elemento aerodinámico activo permite un ajuste por vía electrónica en un margen de 20º para mejorar el dinamismo longitudinal y transversal en función de la situación de conducción y el modo AMG DYNAMICS seleccionado. 


En la posición más horizontal reduce la resistencia aerodinámica para alcanzar rápidamente la velocidad máxima y en la posición más vertical, el flap aumenta la carga aerodinámica en el eje trasero, con lo que mejora la capacidad de frenado y la estabilidad en curvas.


Existen cuatro modos de control diferentes, en función del modo seleccionado en AMG DYNAMICS: Basic, Advanced, Pro o Master. Por ejemplo, en el modo Master, el flap se mantiene de forma permanente en posición erguida y extendida hasta una velocidad de 250 km/h y partir de 250 km/h se repliega para reducir la resistencia aerodinámica y poder alcanzar antes la velocidad máxima. Si el conductor frena con decisión o entra en una curva, el flap recupera inmediatamente su posición extendida para aumentar la carga aerodinámica y la resistencia aerodinámica y, de este modo, optimizar la frenada y el trazado de la curva. El conductor puede extender o replegar el flap directamente pulsando una tecla separada en la consola central.


El trabajo aerodinámico de precisión abarca también un revestimiento prácticamente completo de los bajos de la carrocería, que debe cumplir exigencias no solo aerodinámicas sino también térmicas. En la superficie plana de los bajos se ha realizado un trabajo minucioso para perfeccionar al máximo los elementos deflectores de manera que dirijan la corriente de forma ideal hacia el difusor trasero. El conjunto completo acelera el flujo de aire y aumenta así sustancialmente la carga aerodinámica, alcanzando, con la suma de todas las medidas, un nivel de carga aerodinámica superior a 400 kg al circular a 250 km/h.


Minimizando el peso del conjunto y aumentando la efectividad, se incluyen el techo de construcción ligera en fibra de carbono visible, rebajado en el centro, y el portón trasero de fibra de carbono con un pequeño perfil aerodinámico y luneta trasera de mayor tamaño, de cristal fino y ligero. El soporte del cambio de fibras de carbono enrolladas es otro componente exclusivo del Black Series. Las placas adicionales de fibra de carbono en el frontal, en los bajos y en la parte trasera aumentan la rigidez de la estructura bruta de aluminio en combinación con el soporte integral de construcción ligera y la cruceta del túnel de transmisión de fibra de carbono, confiriendo así mayor estabilidad a la carrocería. 


Por otra parte, el sistema de frenos cerámicos de alto rendimiento de serie, con discos compuestos y pinzas de freno de color negro con distintivo blanco, se caracteriza también por su peso reducido y su elevada eficacia. Un concepto perfeccionado de refrigeración garantizan una deceleración óptima, un funcionamiento sin riesgo de fading y, al mismo tiempo, una dosificación precisa de la fuerza de frenado. Las llantas forjadas de aleación ligera incorporadas de serie contribuyen asimismo al ahorro de peso.


Cuenta con un tren de rodaje ajustable de AMG, cuya tecnología ha sido adaptada para satisfacer las exigencias específicas del uso extremo en circuitos, con elevadas fuerzas de amortiguación. Esta técnica, importada de la competición, se combina con la amortiguación adaptativa de regulación progresiva AMG RIDE CONTROL. Este sistema adapta automáticamente la fuerza del amortiguador de cada rueda a la situación de conducción, a la velocidad y al estado de la calzada. La adaptación permanente de la amortiguación a la velocidad efectiva garantiza en todo momento el mejor contacto viable con la calzada, incluso a altas velocidades, y contribuye por tanto a aumentar la seguridad.


Además, el conductor puede adaptar la característica de la amortiguación adaptativa regulable pulsando un botón en la AMG DRIVE UNIT, o bien a través de los programas de conducción de AMG DYNAMIC SELECT. Se dispone de tres niveles, Comfort, Sport y Sport plus. Comfort y Sport son las opciones adecuadas para circular por vías públicas, pero Sport se caracteriza por una amortiguación más rígida, con una suspensión más deportiva y menos confort. También puede seleccionarse en circuitos, por ejemplo, en condiciones de calzada resbaladiza por la lluvia. Sport Plus resulta ideal para su utilización en pistas de carreras, y presenta una particularidad. El sistema reconoce automáticamente la calidad de la calzada y para desarrollar este esquema lógico, los ingenieros han adaptado el Black Series a los distintos tipos de calzada y han perfeccionado esta adaptación.


Por supuesto, en un coche tan especial como éste y con estas características; en cooperación con Michelin se han desarrollado neumáticos Pilot Sport Cup 2 R MO específicamente adaptados al modelo Black Series. De serie se monta el neumático MICHELIN Pilot Sport Cup 2 R MO1A en versión de compuesto blando, adornado en el lateral con la silueta del AMG GT Black Series. Adicionalmente se ofrece como equipo opcional una versión de compuesto duro para carreras en circuitos con temperaturas más altas. Además de la denominación MICHELIN Pilot Sport Cup 2 R MO2, estos neumáticos compuestos, disponibles a través del AMG Performance Center, llevan la etiqueta típica del fabricante de neumáticos francés en el automovilismo. Las dimensiones de los neumáticos son: 285/35 ZR 19 con 10J x 19 delante, 335/30 ZR 20 con 12J x 20 detrás.


Otras medidas de mejora en el tren de rodaje incluyen el amplio ancho de vía delante y detrás y el ajuste manual de la caída en el eje delantero y en el eje trasero. Esto permite ajustar valores de caída extremadamente altos, como los que se usan para incrementar las prestaciones en régimen de competición en circuitos cerrados al público.


Por su parte, el AMG TRACTION CONTROL está concebido para su utilización en circuitos cerrados al públicos en el modo ESP OFF del control de la estabilidad, y ofrece al conductor la posibilidad de recibir asistencia individual para controlar la inmensa fuerza propulsora del Black Series sin la intervención del ESP. El nivel de asistencia se puede ajustar de forma muy precisa, ofreciendo una ayuda perfectamente adaptada a cada conductor y al estado de la pista. Nos permite preseleccionar el deslizamiento en el eje posterior, eligiendo uno de los nueve niveles definidos y sólo y exclusivamente, para el mero disfrute de sus afortunados y avezados conductores.


Para el manejo se ha previsto un botón giratorio especial, situado en la consola central, que puede accionarse también en caso necesario con guantes de carreras. En función del ajuste se tolera más o menos deslizamiento en las ruedas traseras, una opción especialmente práctica si varían las condiciones de la calzada. El nivel uno está programado para conducir sobre calzadas húmedas con altas reservas de seguridad y el nivel nueve nos permite unos derrapes de película. El ajuste seleccionado en cada caso se muestra en el propio botón y en el visualizador central del cuadro de instrumentos.


Este equipo, desarrollado por AMG, presenta una ventaja esencial frente a los sistemas convencionales. Por un lado, opera de modo anticipativo con ayuda de un sensor del coeficiente de fricción y otros datos, procesados en fracciones de segundo por una unidad de control. En función del nivel seleccionado en el AMG TRACTION CONTROL se calcula el deslizamiento de tracción máximo admisible en las ruedas traseras. Si las ruedas alcanzan este deslizamiento al acelerar, el sistema de control de tracción modula la potencia del motor para evitar que se supere la cota máxima, y se sigue acelerando el vehículo con el nivel prescrito. El propio sistema varía tanto el par del motor como el grado de bloqueo electrónico del diferencial.


En el interior, el cuero exclusivo napa se combina con la deportiva microfibra DINAMICA en color negro y con costuras de adorno en color de contraste naranja. El portainstrumentos y los paneles de las puertas de construcción ligera y nuevo diseño, están revestidos con microfibra DINAMICA en negro. Costuras adicionales en color de contraste naranja, elementos de adorno en fibra de carbono negro mate y el paquete AMG Night interior añaden también toques llamativos. Los asientos AMG tipo "baquet" de fibra de carbono combinan un peso reducido con una sujeción lateral óptima. El interior está disponible también como opción con costuras de adorno en color de contraste gris.


Si hablamos de información percibida, el AMG GT Black Series equipa los visualizadores de instrumentos completamente digitales de la familia AMG GT, con un cuadro de instrumentos de 12,3" delante del conductor y un monitor multimedia de 10,25" en la consola central. Es posible personalizar el diseño del cuadro de instrumentos eligiendo uno de los tres estilos de visualizado específicos de AMG: Clásico, Deportivo y Supersport. Las imágenes en el visualizador de medios recrean con mayor realismo otras funciones del vehículo. Por ejemplo, representaciones animadas de los sistemas de asistencia a la conducción, sistemas del vehículo y de comunicación.


Por su parte, las innovadoras teclas visualizadoras a todo color dispuestas en forma de V en la consola central integran el control y el visualizado del mando del cambio, el tren de rodaje, el ESP, el sistema de escape, el flap del alerón trasero y la función de parada y arranque. Se completan con dos interruptores basculantes para seleccionar los programas de conducción y para el ajuste del volumen de reproducción del sistema de audio.


El nuevo volante AMG Performance se caracteriza por su diseño deportivo, la sección inferior plana, el aro de contornos acusados y el manejo intuitivo. El aro del volante está forrado en microfibra DINAMICA y la placa del volante lleva, además del logotipo AMG, el distintivo exclusivo Black Series. Las levas de cambio de aluminio integradas en el volante hacen posible una conducción aún más deportiva, con cambios de marcha manuales. 


El equipamiento de serie incluye también teclas AMG en el volante. Se trata de un regulador giratorio redondo y visualizador integrado, así como dos teclas visualizadoras en color dispuestas en posición vertical con interruptores y con el regulador del lado derecho pueden seleccionarse directamente los programas de conducción AMG. El visualizador LCD en color integrado directamente en el regulador muestra el ajuste seleccionado.


Con las dos teclas visualizadoras de configuración libre y los interruptores adicionales en el lado izquierdo es posible manejar más funciones AMG directamente desde el volante. La función deseada se muestra mediante un icono en el visualizador, y el conductor confirma la función con el pulsador correspondiente. De esa manera es posible definir individualmente las funciones AMG preferidas para estos dos mandos y modificar los ajustes mediante una simple pulsación con el dedo.


También se equipa de serie el paquete AMG Night Interior. Con este paquete, las levas de cambio, los radios del volante y el aplique en el asiento en combinación con los asientos AMG Performance opcionales se ejecutan en negro de alto brillo y los listones de umbral son de acero inoxidable cepillado negro, lo que realza aún más la deportividad del conjunto.


Opcionalmente se ofrece en muchos mercados el paquete AMG Track. Este conjunto de equipos consta de un sistema de protección en caso de vuelco, cinturones de seguridad de 4 puntos para conductor y acompañante y un extintor de 2 kg (ambos equipos concebidos exclusivamente para el uso en circuitos de competición). La jaula de tubos de titanio de bajo peso del sistema de protección en caso de vuelco se sujeta por medio de tornillos y consta de un arco principal, un brazo de sujeción para el cinturón, dos refuerzos traseros y una cruceta diagonal trasera. Este sistema refuerza la excelente rigidez del vehículo, con las consiguientes ventajas en términos de dinamismo de conducción, e incrementa además la seguridad pasiva. Pero vamos, que ya sí que sí, sería un coche orientado a los circuitos, no un coche de calle con tecnología de competición...


Comentarios

Entradas populares de este blog

Lo demás es historia: El renacimiento de Talbot.

Mitsubishi Eclipse Cross Black Edition. Edición apetecible.

URO Vamtac. El Hummer español.

Peugeot Rifter 4x4 Concept. Polivalencia para vivir la vida.

Prueba: Kia Sportage 1.6 CRDi Mild Hybrid