Aire fresco. Opel Mokka.


¿Os acordáis de la presentación del nuevo, curioso y espectacular Opel Mokka?. Era totalmente eléctrico y representaba una apuesta clara de la marca sobre el futuro más inmediato y sobre la movilidad urbana. Pero se han dado cuenta que sólo con la electricidad no se puede vivir y junto al nuevo 100 % eléctrico Opel Mokka-e, el fabricante alemán presenta ahora el nuevo Mokka con motores de combustión interna de última generación. Altamente eficiente y más compacto que nunca, el nuevo Mokka es la combinación perfecta entre diversión y modernidad, ideal tanto para la “jungla” urbana como para autopistas.


A pesar de una distancia entre ejes ligeramente mayor, de unos 2 mm, el nuevo Mokka es 12,5 cm más corto que el modelo anterior, ofreciendo a sus cinco pasajeros un espacio de carga similar al del Mokka saliente de 350 litros de maletero lo cual, es un logro más que evidente. Porque claro, su longitud de solo 4,15 metros hace que sea muy fácil maniobrar y estacionar en áreas urbanas y suburbanas y aún así, han conseguido una capacidad del maletero más que aceptable.


El diseño del nuevo Mokka sorprende por sus proporciones, pero lo que más nos "atrapa" es por su aspecto general, caracterizado por voladizos cortos y cuidando hasta el más mínimo detalle. El recién llegado también destaca por ser el primer modelo que presenta el nuevo frontal de la marca y el cockpit totalmente digital de nueva generación, denominados Opel Vizor y el Opel Pure Panel, respectivamente. El panel de instrumentos, más descongestionado, se extiende horizontalmente integrando dos pantallas panorámicas, ya que la situada frente al conductor tiene un tamaño de hasta 12". Para permitir un uso intuitivo y que el conductor no pierda de vista la carretera, los diseñadores de Opel conservaron los mandos de control para funciones esenciales.


También dispondrá del acabado GS Line, con el que Opel ofrece por primera vez una versión más deportiva del Mokka. Este nuevo acabado, que incluye de serie la luz roja diurna de apertura, Vizor negro de alto brillo, detalles exteriores en negro en lugar de cromados, asientos delanteros específicos, moldura del panel de instrumentos en rojo, llantas de aleación ligera en acabado negro, techo bitono negro, convierte al Mokka en un vehículo realmente atractivo.


Por supuesto, el nuevo Mokka se mantiene fiel a la tradición que define a Opel, al hacer que tecnologías innovadoras, habituales de vehículos superiores, estén disponibles para una amplia gama de clientes. Estas incluyen sistemas avanzados como el Control de Crucero Adaptativo y el sistema de mantenimiento activo de carril. El control de crucero adaptativo mantiene una cierta distancia entre el nuevo Mokka y el vehículo que lleva delante, utilizando sensores de radar y cámara. Funciona entre 30 y 180 km/h. La velocidad del vehículo aumenta o disminuye para seguir al vehículo de delante, pero no excederá la velocidad establecida. Con cambio automático, el sistema ofrece una función adicional de parada y arranque. Puede frenar el automóvil hasta detenerse y seguir al vehículo que va delante en los atascos. 


El sistema de iluminación también ofrece tecnologías líderes con la luz matricial IntelliLux LED adaptativa con 14 células y por lo tanto sin deslumbramiento, única en el segmento. Todas las variantes del modelo Mokka ofrecen de serie faros LED delanteros y traseros, freno de estacionamiento eléctrico y reconocimiento de señales de tráfico y también está disponible una cámara de visión trasera panorámica de 180 grados. El sistema de iluminación permite conducir siempre con las luces largas y para evitar el deslumbramiento de los conductores de vehículos que se aproximan o que circulan por delante, las células LED individuales pueden apagarse en milisegundos para apartar el haz de luz respecto a los otros vehículos. En la parte trasera, la elección de la tecnología LED ha permitido a los diseñadores optar por luces muy finas y alargadas que mejoran la sensación de calidad.


La alerta de colisión frontal con frenado automático de emergencia y detección de peatones funciona a velocidades superiores a 5 km/h. Si se acerca demasiado rápido un vehículo o peatón, el sistema emite una señal de advertencia y muestra en la pantalla un mensaje al conductor. Si la colisión es inmediata, el sistema de frenado se prepara, y si es necesario, se activa el frenado de emergencia para minimizar los efectos de una posible colisión. Por debajo de 30 km/h, el sistema puede detener el vehículo por completo. Si la velocidad supera los 30 km/h, la velocidad se reduce y el conductor debe pisar el freno.


Una característica típica de Opel es la ingeniería de los asientos, ya que se ofrecen asientos ergonómicos de seis posiciones, que se pueden ajustar individualmente, testados por AGR. Se pueden pedir en Alcántara deportivo o un interior clásico de cuero, algo poco común para un vehículo del segmento B. La joya de la corona es el asiento de cuero con calefacción y superficie perforada, además de la función de masaje para el conductor.


Una vez sentados en sus cómodos asientos, podremos disfrutar de la nueva gama de infoentretenimiento que conecta y entretiene a los conductores y pasajeros. Están disponibles los sistemas Multimedia Radio y Multimedia Navi con una pantalla táctil a color de 7" y el sistema Multimedia Navi Pro con una pantalla táctil a color de alta resolución de 10". Los monitores van integrados en el nuevo Pure Panel de Opel y están orientados hacia el conductor.


Los sistemas multimedia, compatibles con Apple CarPlay y Android Auto, cuentan con control de voz integrado. El nuevo Mokka también ofrece el servicio OpelConnect y LIVE navigation con información en tiempo real del tráfico, además de un enlace directo para asistencia en caso de avería o accidente eCall.


En cuanto al chasis utilizado, el nuevo Mokka está basado en una nueva versión de la plataforma CMP. Este sistema modular ligero y eficiente ofrece la máxima flexibilidad en el desarrollo del vehículo y permite el montaje tanto de unidades 100 % eléctricas de batería, como de motores de combustión interna. El cliente es quien elige.


Por otra parte, el equipo de ingeniería de Opel ha trabajado especialmente, por un lado, en la reducción del peso, con 120 kg menos comparado con la generación anterior, y por otro en mejorar la rigidez de la carrocería. Los beneficios son claros ya que el nuevo Mokka consume menos, al tiempo que es mucho más sensible, ágil y divertido de conducir.


Por supuesto, además del motor eléctrico, disponemos ahora de una amplia gama de motores de combustión interna potentes pero económicos, que nos ofrecen potencias que van desde 100 CV a 130 CV. El primero es un 1.2 Turbo asociado a una caja manual de 6 velocidades y el más enérgico se trata del mismo bloque potenciado, que puede ir asociado al cambio manual de 6 velocidades o al automático de 8.


En los dos motores se minimizan la fricción interna y las pérdidas que ésta genera y el turbocompresor también reacciona inmediatamente, con una gran entrega de par desde bajas revoluciones. El par máximo de la versión de 100 CV es de 205 Nm y el 130 CV desarrolla incluso más, con 230 Nm en su haber. Con la mayor parte del par máximo disponible y en combinación con el bajo peso del vehículo, ambos motores destacan por gran facilidad de conducción.


Por supuesto, las prestaciones logradas son muy halagüeñas ya que el nuevo Mokka con 130 CV con caja manual alcanza una velocidad máxima de 202km/h, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 9,2 segundos. También impresiona el 1.2 Turbo con 100 CV, alcanzando una velocidad máxima de 182km/h y acelerando de 0 a 100 km/h en alrededor de 11 segundos. Pero además de los dos motores de gasolina se ofrece también un 1.5 diésel con cambio manual de 6 velocidades, que entrega una potencia de 110 CV y un par máximo de 250 Nm, para que exista un Mokka para todos los gustos.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Prueba: Kia Sportage 1.6 CRDi Mild Hybrid

URO Vamtac. El Hummer español.

Renovación del campeón. Kia Stinger.

Peugeot Rifter 4x4 Concept. Polivalencia para vivir la vida.

Lo demás es historia: Suzuki Vitara