La clase más respetuosa. Mercedes Benz Clase S Hibrido Enchufable.


La cuarta generación del sistema de propulsión híbrido de Mercedes Benz se estrenará en la Clase S en 2021, con una potencia eléctrica equivalente a 150 CV y una autonomía eléctrica de unos 100 kilómetros, más del doble que la del modelo anterior.


El Clase S funcionará en muchos casos sin la ayuda de su motor de combustión ya que el par máximo de 440 Nm del motor eléctrico está disponible desde el primer instante, lo que ofrece una gran agilidad en las solicitudes al acelerador junto a un gran dinamismo en su conducción. La propulsión completamente eléctrica está disponible hasta 140 km/h, tras lo cual se reduce suavemente. 


La base del sistema de propulsión híbrido la proporciona el motor de seis cilindros en línea de alta eficiencia, con 367 CV, de la actual generación de motores, siendo el primer motor de gasolina de esta índole que se utiliza para un híbrido enchufable. También se emplea para la versión S 500 4MATIC. Dado que el Clase S cuenta con un sistema de calefacción eléctrico y un compresor de refrigeración eléctrico, la posibilidad de programar la climatización antes de entrar en el interior del vehículo tanto en verano como en invierno supone una ventaja adicional de la tecnología híbrida enchufable. 


La batería de alta tensión ha sido desarrollada por Mercedes-Benz y forma parte de una familia de baterías de cuarta generación que representa una evolución lógica. La capacidad total de la batería es de 28,6 kWh, lo que supone un aumento significativo de la autonomía de hasta los 100 kilómetros. Teniendo en cuenta la alta densidad de energía, la batería de alta tensión tiene un sistema de refrigeración interno. Permite una carga rápida con corriente continua e incluso si la batería está completamente descargada, es posible efectuar una recarga completa con el cargador opcional de 60 kW de corriente continua en unos 30 minutos. 


En general, la experiencia de conducción es significativamente más eléctrica. Debido al aumento de la autonomía, permite a los conductores cubrir gran parte de sus trayectos diarios en modo completamente eléctrico. Por su parte, la función de recuperación permite recuperar la energía cinética durante la desaceleración o la conducción cuesta abajo, un proceso que ahora también se ha mejorado en la interacción con el freno hidráulico. 


El conductor que desee incidir en la potencia de regeneración puede hacerlo directamente en todos los programas de conducción, excepto en el SPORT, en tres niveles controlados por las levas tras el volante. En el programa D-, por ejemplo, el conductor puede realizar una “conducción con un único pedal”: al levantar el pie del acelerador el sistema de regeneración frena el vehículo hasta tal punto que, en la mayoría de ocasiones, no se precisa pisar el freno.


Finalmente, en función de la demanda de potencia, el motor eléctrico proporcionará al motor de combustión un impulso adicional que sitúa las prestaciones del híbrido enchufable al nivel de las del motor tope de gama del Clase S. Una prueba de ello es su par máximo, de 750 Nm.


Estará disponible con varios niveles de prestaciones y versiones de distancia entre ejes para adaptarse a una amplia gama de necesidades de los clientes, con tracción trasera o 4MATIC así como con volante a la izquierda o a la derecha.



Comentarios

Entradas populares de este blog

URO Vamtac. El Hummer español.

Peugeot Rifter 4x4 Concept. Polivalencia para vivir la vida.

Lo demás es historia: Kia Sorento

Prueba: Hyundai H1 Travel.

Cake. La moto eléctrica sueca