Gordon Murray T50s. En el cielo de los supercar.


Gordon Murray Automotive ha dado a conocer por primera vez su superdeportivo sólo para circuitos Niki Lauda. Desarrollado en paralelo con el T.50, el superdeportivo más centrado en el conductor jamás construido, el T.50s Niki Lauda ha sido concebido y diseñado para ofrecer la mejor experiencia de conducción en circuitos.


Al igual que el T.50, el T.50s Niki Lauda ha sido diseñado sin compromisos, pero con especificaciones más extremas si cabe. Pesa sólo 852 kg y estará alimentado por una versión remozada del V12 de 3.9 litros diseñado por Cosworth que ya utiliza el T.50, produciendo 725cv, acelerando a 12.100rpm y pasando por una caja de cambios de seis velocidades Xtrac de nuevo diseño. La aerodinámica avanzada, ayudada por un ventilador montado en la parte trasera de 400 mm, producirá hasta 1500 kg de fuerza descendente.


Sólo se harán 25 T.50s Niki Lauda y la producción comenzará en enero de 2023 en el centro de fabricación de Gordon Murray Automotive en Dunsfold, Surrey, Reino Unido, después de que se complete la fabricación de los 100 T50 "normales" proyectados.


Gordon Murray y el equipo han trabajado duro en el diseño de la carrocería de los T.50 para lograr sus objetivos aerodinámicos y de rendimiento, manteniendo unas proporciones equilibradas y clásicas. Las nuevas características aerodinámicas del Niki Lauda nos ofrecen aún mayores prestaciones y no existen las concesiones de ningún tipo, ya que solo estará orientado a circuitos.


Contamos con una llamativa aleta central diseñada para mejorar la estabilidad que cuenta con un logotipo dedicado a Niki Lauda. En la parte trasera, se conserva el distintivo ventilador de 400 mm del T.50, acompañado de un difusor trasero aún más grande y un nuevo alerón sobredimensionado, que favorece sobremanera que el T50s vaya "soldado" al asfalto.


Los elementos aerodinámicos continúan en la parte delantera del coche. El paragolpes está diseñado para mejorar el flujo de aire a los conductos laterales, que albergan los sistemas de refrigeración por aceite para el motor y la transmisión. El splitter delantero también influye en una carga aerodinámica sin parangón. Al mismo tiempo, la pureza del T.50 no se pierde, creando un aspecto muy agresivo pero elegante.


No obstante, los afortunadísimos propietarios podrán individualizar su Niki Lauda a través de su elección de colores y vinilos, para que no haya dos coches iguales.


El motor V12 de 3.9 litros diseñado por Cosworth es una versión diferente del motor que alimenta al T.50. Es aún más potente y de aceleración más rápida, además de tener una mayor relación de compresión de 15:1. Con 178CV/litro, la potencia específica del V12 del Niki Lauda supera al motor cosworth DFV de Fórmula 1 y la relación potencia-peso total de 835cv/tonelada mejora la de un coche LMP1 atmosférico.


El motor del T.50s Niki Lauda se refrigera desde el techo por una caja de aire de inducción de alto rendimiento y de nuevo diseño (que puede aumentar la potencia máxima a 725cv) con una cifra máxima de par de 485Nm, producido a 9.000rpm. También tenemos un sistema de escape recién desarrollado, a medida y directo, que lleva el sonido del motor a un nuevo nivel. A través del rango de revoluciones promete ser uno de los coches que suenan más grandes y con más carácter jamás fabricados.


Esta nueva iteración del Cosworth GMA V12 pesa sólo 162 kg, 16 kg menos que lo que ya era el motor V12 más ligero de la historia. Las medidas de ahorro de peso se extienden a los sistemas de admisión, escape y control, así como al propio motor. Todas las válvulas están hechas de titanio, mientras que no hay sincronización variable de la válvula debido al peso adicional.


Ese increíble motor está relacionado con una transmisión de seis velocidades Xtrac IGS diseñada para adaptarse a las exigentes demandas de las prestaciones y peso del Niki Lauda. Como parte de los esfuerzos de Xtrac para minimizar el peso siempre que sea posible, incluso los engranajes son más ligeros, contribuyendo a una reducción de peso total de 5 kg. Tanto la caja de cambios como el embrague se accionan electrónicamente.


Las relaciones han sido elegidas para optimizar el rendimiento en pista y el disfrute y la participación del conductor, ofreciendo una velocidad máxima de aproximadamente 310-340 Km/h. También se ofrecerá un conjunto de relaciones más cercanas optimizadas para circuitos más cortos, lo que permitirá a los propietarios aprovechar al máximo las seis marchas a través de las levas montadas en la columna de dirección.


El T.50s Niki Lauda está construido alrededor de un monocasco de fibra de carbono ligero y especialmente desarrollado. Optimizado para la reducción de peso y la rigidez estructural, se construye utilizando tecnología avanzada de unión a piezas, con fibra de carbono envuelta alrededor de un núcleo de aluminio de panal de abeja. Esta rigidez y resistencia también contribuye a la excepcional seguridad de los ocupantes de los T.50, con áreas deformables diseñadas con precisión. Los pasajeros están protegidos además por una "célula de seguridad" al estilo de la F1. Los paneles exteriores de la carrocería, todos exclusivos, también están hechos de fibra de carbono ultraligero. Ventanillas y pantallas también utilizan un acristalamiento que ha reducido aún más en peso de la especificación del coche.


Para esta edición Niki Lauda destinada a circuitos, se han modificado los muelles, amortiguadores y barra estabilizadora para optimizar el rendimiento de la pista, mientras que la altura de conducción se ha reducido a 87 mm en la parte delantera y 116 mm en la parte trasera.


La dirección ha sido revisada para obtener una mayor precisión y el sistema de frenos está compuesto por discos carbocerámicos de 370mm x 34mm en el eje delantero y 340mm x 34mm en el eje trasero, con pinzas delanteras de seis pistones y pinzas traseras de cuatro pistones, además de que los nuevos conductos alrededor de cada rueda están diseñados para mejorar la refrigeración de los frenos y que no desfallezcan en un circuito y por mucho uso intensivo que los demos, con una desaceleración increíble de 3,5 g.


El paquete Tackspeed, que lo podemos adquirir a parte, comprende tanto el soporte de ingeniería como todo el equipo necesario para ejecutar el coche en un circuito, incluyendo un conjunto completo de herramientas de boxes y equipos de reabastecimiento de combustible. Como parte del paquete Trackspeed, el chasis y la aerodinámica del T.50s Niki Lauda también se puede ajustar para encontrar la configuración ideal para su propietario. Ya que pagamos...


Además, habrá soporte de ingeniería continuo para permitir a los propietarios ejecutar su coche en eventos y jornadas de seguimiento en todo el mundo. Gordon Murray Automotive está planeando sus propios eventos especiales para los propietarios de T.50s Niki Lauda en el futuro.


Los clientes serán invitados a un día de pista para tener tanto chasis como aerodinámica configurados para que se adapten a su estilo de conducción y experiencia. Los propietarios también se beneficiarán de un día de matrícula en pista en la T.50s Niki Lauda para permitirles sacar el máximo partido de su coche, y habrá un día de matrícula para el técnico designado por el propietario para ayudarles a preparar el coche para los días de conducción de circuito.


Si entramos en el habitáculo, las puertas diedrales se levantan para revelarnos una cabina orientada a los coches de carreras. El T.50s Niki Lauda conserva la posición de asiento central centrada en el conductor del T.50 (y cómo no del McLaren F1), dando al conductor una vista sin obstáculos de la pista de adelante y permitiendo una colocación perfecta. El conductor se sienta en un asiento completo de fibra de carbono de carreras con ajustes para cualquier tipo de tamaño.


El T.50s es un biplaza con un asiento fijo para pasajeros a la izquierda del conductor, con un arnés de cuatro puntos y en lugar del asiento de la derecha hay un sistema de extinción de incendios. Ocupando el espacio del hueco del pasajero disponemos de un panel de conmutación vertical similar al que se encuentra en el legendario McLaren F1 GTR. Si el propietario lo desea, el coche se puede pedir sin un asiento de pasajero para ahorrar más peso y crear una sensación aún más enfocada a los circuitos.


Por su parte, el volante rectangular de fibra de carbono es una lección de simplicidad, con sólo los controles clave que el conductor necesita. Esto incluye botones para el control de tracción y "launch control". El diseño delgado y despejado está influenciado por la experiencia de carreras de Murray.


Como colofón a la exclusividad, cada chasis que llevará el nombre de una de las victorias de Gordon Murray en F1 Además, cada uno de los 25 chasis de los coches llevará el nombre individual de una de las victorias de Gordon Murray en diferentes circuitos. El primer coche será designado Kyalami 1974 y otros coches serán nombrados después de las 24 victorias posteriores en orden cronológico. Cada coche también vendrá con un libro especial sobre la carrera que lleva su nombre, con la vista de Murray y los recuerdos de la victoria.


De esta manera, los compradores de T.50s Niki Lauda recibirán un servicio personalizado desde la primera expresión de interés, hasta los períodos de especificación, fabricación y traspaso, así como durante toda la duración de su propiedad. Cada uno de los 25 coches especificados individualmente será único, tanto en términos de configuración como en la elección de colores y vinilos decorativos.


Para finalizar, Gordon Murray Automotive está trabajando estrechamente con Stephane Ratel y su organización SRO para crear un club deportivo GT1, que proporcionará jornadas de pista exclusivas alineadas con los eventos GT World Challenge Europe en algunos de los circuitos más prestigiosos de Europa. Este es un primer paso con el fin de crear una futura serie de carreras de superdeportivos.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Alfa Romeo Stelvio SprintPlus. El Suv italiano equilibrado

URO Vamtac. El Hummer español.

Prueba: Neumáticos Kumho ECSTA HS51

Peugeot Rifter 4x4 Concept. Polivalencia para vivir la vida.

Volvo C40 Recharge. El sueco más electrizante