Volvo C40 Recharge. El sueco más electrizante


El futuro de Volvo es eléctrico, eso es indudable, y el nuevo Volvo C40 Recharge es la última demostración del compromiso de la empresa con un horizonte de cero emisiones. Por consiguiente, el nuevo C40 Recharge ofrece todas las ventajas de un SUV pero con un diseño más coupeizado, que es lo que se lleva. Está basado en la plataforma CMA y es el primer modelo de la historia de Volvo diseñado exclusivamente como un vehículo eléctrico puro.


Tras el XC40 Recharge y el C40 Recharge que se presenta ahora, Volvo tiene previsto lanzar otros modelos eléctricos en los próximos años. Su objetivo para 2025 es que el 50% del volumen de ventas globales corresponda a vehículos totalmente eléctricos y el resto híbridos y para 2030, el objetivo es que todos los modelos que se comercialicen sean eléctricos puros.


La parte trasera del C40 Recharge tiene un sorprendente y atractivo diseño que se adapta perfectamente a la línea del techo, más baja que en otros modelos, mientras que la parte delantera muestra ya la nueva imagen de los Volvo eléctricos, incluyendo la avanzada tecnología de píxeles de los faros frontales.


Por otra parte, en su interior, el C40 Recharge ofrece una posición de asiento elevada que tanto gusta a la mayoría de los conductores de Volvo y se puede elegir con una gama de colores y opciones decorativas exclusiva para este modelo. También es el primer modelo de la marca en el que no se ha utilizado cuero.


Al igual que el XC40 Recharge, también el C40 Recharge está equipado con uno de los mejores sistemas de infoentretenimiento del mercado, basado en el sistema operativo Android y desarrollado en colaboración con Google. Ofrece a los usuarios aplicaciones y servicios de Google integrados, como Google Maps, Google Assistant y Google Play Store. También ofrece datos ilimitados, lo que supone una conectividad extraordinaria, y recibirá las actualizaciones del software por vía inalámbrica. Esto significa que seguirá mejorando después de salir de la fábrica.


La propulsión consta de
dos motores eléctricos, uno en el eje delantero y otro en el trasero, alimentados por una batería de 78kWh que utilizando carga rápida puede ser recargada hasta el 80% en unos 40 minutos. La autonomía esperada es de unos 420 km, una cifra que está previsto mejorar con el tiempo a través de las actualizaciones inalámbricas.


Y por último, otra peculiaridad es que el C40 Recharge eléctrico puro estará disponible exclusivamente online, así que no lo veremos de muestra en los concesionarios del mundo. De acuerdo con el objetivo de reducir la complejidad de su oferta de modelos y centrarse en atractivas versiones preseleccionadas, Volvo ha simplificado significativamente la oferta del C40 Recharge.


Cuando los clientes compren un nuevo C40 Recharge, el vehículo incluirá un cómodo paquete de servicio al cliente con elementos tales como mantenimiento, garantía y asistencia en carretera, así como seguro y opciones para la recarga en casa. Empezará a fabricarse el próximo otoño, junto con el XC40 Recharge, en la fábrica de Volvo en Gante, Bélgica y del precio seguro que hablaremos en un futuro, ya que no ha trascendido aún.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Lo demás es historia: Alfa Romeo Sprint

Prueba: SWM GO1 F Luxury

Kia Niro. Tecnología simplificada

Lo demás es historia: Maserati A6 1500

Citroën C4 Cactus. El sueño se hizo realidad