Ferrari 812 Competizione y 812 Competizione A. !Vaya dos!


El 812 Competizione, la nueva serie especial de edición limitada del 812 Superfast, fue presentada en primicia y también se desveló el 812 Competizione A, una espectacular versión Targa, en serie limitada y en homenaje a la gloriosa tradición de open-top del Cavallino Rampante.


La presentación tuvo lugar en un lugar muy especial, el recientemente inaugurado Departamento de Actividades Deportivas GT ubicado junto a la pista de Fiorano, fortaleciendo aún más el vínculo entre los modelos deportivos de carretera de Maranello y el ADN de competición único, adquirido como resultado de más de 70 años de éxito en los circuitos de todo el mundo.


El lanzamiento comenzó con el 812 Competizione completando varias vueltas del circuito para brindar a los espectadores una percepción completa de las formas del automóvil en este contexto dinámico y de alto rendimiento, además de por supuesto, poder escuchar el inconfundible sonido del icónico 6.5 V12 atmosférico de Ferrari, que genera 830 CV de potencia. Después de las vueltas, se dio a conocer el Ferrari 812 Competizione A.


Este dúo de coches está dirigido a un grupo muy exclusivo de coleccionistas y entusiastas de Ferrari, que buscan el máximo rendimiento sin concesiones. Los conceptos tecnológicos innovadores aplicados al motor, la dinámica del vehículo y la aerodinámica han elevado mucho el listón. Tanto el 812 Competizione como el 812 Competizione A están equipados con una caja de cambios de doble embrague de siete velocidades, lo que lleva el rendimiento de este último a nuevos extremos y brinda una nueva sensación en un cambio de marcha de un V12.


El aumento tanto de la potencia del motor del 812 Competizione como de sus revoluciones máximas ha dado como resultado un incremento del calor que se disipa. Para satisfacer estas nuevas demandas, también se ha mejorado la eficiencia de la gestión del flujo de refrigeración sin aumentar las dimensiones y el peso de las masas.


Una de las muchas características sorprendentes del 812 Competizione es su capó, que tiene una ranura transversal en la que se asienta la hoja de fibra de carbono. La aerodinámica modificada de la parte delantera permitió a los diseñadores dotar al automóvil de un carácter más agresivo acorde con su estado especial de edición limitada. El morro del automóvil muestra toda su potencia imponente con una parrilla delantera muy ancha flanqueada por las dos tomas de freno laterales distintivas y prominentes.


Mientras que en el 812 Superfast, las tomas de aire del motor se colocan a ambos lados de la rejilla central grande, el 812 Competizione adopta una solución integrada con un solo conducto de aire. Todo ello se traduce en una refrigeración un 10% mayor que en el Ferrari 812 Superfast.


Los frenos también toman una gran relevancia y el hecho a que estos coches sean más rápidos a su paso por curva, implica a que el sistema que incorpora fue completamente rediseñado alrededor de la nueva pinza delantera “Aero” que debutó en el SF90 Stradale y que tiene una entrada de aire integrada en su fundición.


Como ocurre en el 812 Superfast, el difusor delantero está equipado con un sistema aerodinámico móvil pasivo que se abre a más de 250 km/h. Cuando el panel gira, detiene por completo el difusor, lo que permite que el automóvil alcance su velocidad máxima.


El tratamiento distintivo de la parte trasera del 812 Competizione incorpora una serie de soluciones de ingeniería innovadoras con respecto al diseño del escape, la geometría del difusor, el volumen del alerón, la luneta trasera patentada y el diseño del parachoques. El difusor trasero se extiende a todo lo ancho del automóvil para garantizar la máxima expansión horizontal de los flujos aerodinámicos de la parte inferior de la carrocería.


Los grupos ópticos traseros otorgan al automóvil un aspecto más agresivo y sugerente. Encajan perfectamente en una hendidura justo debajo del spoiler y contribuyen a crear la sensación de horizontalidad de la parte posterior.


Por su parte, los silenciadores y los tubos de escape se han rediseñado por completo. A partir de una configuración clásica de dos tubos de escape circulares a cada lado del parachoques, ahora hay un solo tubo de escape con una forma rectangular vertical sin precedentes.


Pero lo que realmente llama la atención es la luneta trasera que, por primera vez en un automóvil de producción, está completamente cerrada y, por lo tanto, permitió a los ingenieros explorar algunas soluciones aerodinámicas sin precedentes. Las tres ranuras horizontales en el lateral del parachoques trasero justo detrás de la rueda trasera son otra novedad visualmente llamativa.


Para ahorrar el máximo peso posible, además de utilizar materiales livianos en la construcción de la carrocería, se prestó gran atención al diseño de la cabina con el uso extensivo de molduras de fibra de carbono, tejidos técnicos ligeros y una reducción de la insonorización. También hay llantas de aluminio específicas forjadas, ligeras y deportivas, y tacos de titanio.


Una vez al volante del 812 Competizione y del 812 Competizione A, conductor y automóvil se convierten en un solo ente, independientemente de si está en carretera o en pista. El automóvil garantiza una respuesta instantánea a sus mandos y un control absoluto incluso en las maniobras más complejas. La máxima diversión al volante y el placer de conducir están garantizados a todas las velocidades, gracias en gran parte a la nueva dirección independiente en las cuatro ruedas, que ofrece una agilidad y precisión excepcionales en las curvas.


El 812 Competizione presenta muchos componentes y contenidos innovadores, que han asegurado que cumpla con sus objetivos prestacionales a nivel de dinámica del vehículo. Específicamente, estos incluyen el primer uso de la dirección independiente en las cuatro ruedas, la evolución del sistema Side Slip Control a la versión 7.0 y el desarrollo de los nuevos neumáticos específicos Michelin Cup2R.


La dirección independiente de las ruedas traseras permite que los actuadores derecho e izquierdo se accionen individualmente en lugar de sincronizarse. Esta evolución arroja un impulso significativo en el rendimiento en relación al control de la posición demandada de los actuadores individuales, con tiempos de respuesta más rápidos y por ende, un mayor dinamismo.


El Side Slip Control 7.0 abarca el diferencial electrónico (E-Diff 3.0), el control de tracción (F1-Trac), el control de suspensión magnetoreológica SCM-Frs, el control de la presión de los frenos al conducir en el límite (FDE) disponible en las posiciones Race y CT-Off del Manettino y el Virtual Short Wheelbase 3.0 que integra la dirección delantera eléctrica con la dirección de la rueda trasera independiente controlada electrónicamente.


Ambos dos modelos deportivos de Ferrari esconden muchos más secretos y mucha más tecnología, pero a grandes rasgos y sin lugar a dudas, han creado dos "bestias" coleccionables, muy bellas, potentes y tecnológicas que harán las delicias de unos pocos afortunados y adinerados clientes y entusiastas de la marca.



Comentarios

Entradas populares de este blog

URO Vamtac. El Hummer español.

Prueba: Renault Mégane Sport Tourer E-Tech Zen

Jaguar F-Pace Dynamic Black y mejoras en la gama. Un SUV muy "British"

Peugeot Rifter 4x4 Concept. Polivalencia para vivir la vida.

Invicta Electric MB5 Utrera. Uno nuevo en la gama