Jaguar I-Pace Black. Vestido de negro


Viendo la gran oferta de vehículos eléctricos que ya tenemos, el SUV Jaguar I-Pace, que se sitúa dentro del segmento más premium y apunta directamente al corazón del famoso Tesla Model X, goza de reconocimiento global y ha recibido numerosos premios por su excepcional diseño. Pero sumado al atractivo actual del SUV de alto rendimiento 100% eléctrico, debemos celebrar la llegada del nuevo I-Pace Black.


Esta exclusiva incorporación a la familia I-Pace cuenta con especificaciones mejoradas, que incluyen varias funciones opcionales de serie en las versiones S, SE o HSE, como el Black Pack, el techo panorámico y los cristales oscurecidos. El acabado negro brillante de las llantas de 20" y cinco radios potencian el aspecto moderno y nítido del I-Pace Black, disponible en una completa paleta de colores, entre los que destacan la pintura metalizada premium negra Aruba y Farallon Pearl.


Por supuesto, al igual que todas las versiones de la familia, el nuevo I-Pace Black ofrece una amplia variedad de tecnologías diseñada para que los viajes sean más sencillos. El sistema de infoentretenimiento Pivi Pro estará listo nada más sentarse al volante, y su uso es tan intuitivo como el de un smartphone. La navegación, específica para vehículos eléctricos, muestra las estaciones de carga disponibles más cercanas o en uso, así como el tipo de conector, el coste y el tiempo necesarios para la carga. En los trayectos más largos, el sistema Pivi Pro también puede mostrar una estimación del nivel de carga en cada parada.


El sistema, exclusivo de la marca inglesa, incorpora un plan de datos 4G y una tarjeta SIM para disfrutar de música en streaming ilimitada, y el Smartphone Pack con Apple CarPlay y Android Auto está incluido de serie. A fin de facilitar aún más la conectividad con el smartphone, próximamente habrá versiones inalámbricas de ambos sistemas disponibles para los clientes mediante actualizaciones con el software inalámbrico. Las especiales características del software inalámbrico del I-Pace permiten que el sistema de infoentretenimiento y otros sistemas del vehículo estén siempre actualizados de forma remota y sencilla. Además, el I-Pace puede conectar dos smartphones al mismo tiempo, y la almohadilla de carga opcional para dispositivos inalámbricos ubicada detrás de la consola central cuenta con un potenciador de señal para mejorar la recepción de redes y la señal WiFi.


La calidad del aire, así como la comodidad y el bienestar de los ocupantes son aspectos clave en este automóvil 100% eléctrico, por lo que el sistema de ionización del aire del habitáculo incluye un filtrado PM2.5 que atrapa las partículas ultrafinas y los alérgenos que se propagan por el aire, muy apropiado para lo que nos está tocando vivir. Además, el nuevo I-Pace puede filtrar el aire del habitáculo antes de comenzar un viaje.


Por otra parte, el espejo retrovisor digital ClearSight ofrece al conductor una visión trasera sin obstáculos incluso si hay pasajeros en los asientos traseros o si el maletero está completamente cargado. Emplea una cámara de ángulo abierto conectada a una pantalla ubicada detrás del espejo en donde un pulsador permite al conductor elegir fácilmente entre la visión estándar y la imagen de la cámara según las necesidades de cada momento.


En los viajes más largos, el Control de Crucero Adaptativo se combina con la asistencia a la dirección para potenciar el confort del conductor, y regula tanto la suavidad de la dirección como aceleración y frenada, para mantener el vehículo centrado en el carril y una distancia preventiva y segura con el vehículo de delante.


Si hablamos de grupo propulsor, gracias a sus dos motores eléctricos de manufactura propia, ubicados uno en cada eje, y a su excepcional rendimiento combinado de 400 CV y 696 Nm, su construcción en aluminio y su bajo centro de gravedad, el nuevo I-Pace ofrece un equilibrio inigualable entre el rendimiento de la tracción total eléctrica, la elegancia, la exclusividad y la agilidad, además de una increíble autonomía real y una extraordinaria facilidad de uso diaria.


El cargador de a bordo de 11 kW del I-Pace permite conseguir una carga doméstica más rápida y cómoda para los clientes con tomas trifásicas. Al conectar el vehículo a un cargador de pared de 11 kW, se puede alcanzar una autonomía de hasta 53 km por hora y la carga completa con esas condiciones se alcanza en solo 8,6 horas. Los clientes que lo carguen con un enchufe convencional, pueden conseguir una carga de hasta 35 km por hora, y alcanzar la carga completa tras 12,75 horas.


La función de periodo de carga preferida del I-Pace permite a los clientes configurar la hora de inicio y finalización deseadas de carga para aprovechar al máximo las tarifas energéticas reducidas disponibles en numerosos mercados. Gracias a la nueva actualización por software inalámbrico, esta función ofrecerá mayor flexibilidad para que los clientes puedan configurar el estado de carga específico que desean para su batería; por ejemplo, el 80 %.


Si es necesario realizar una carga sobre la marcha, los cargadores de Corriente Continua de 100 kW pueden ofrecer una autonomía de hasta 127 km en 15 minutos, y los cargadores de 50 kW pueden ofrecer hasta 63 km de recarga en el mismo lapso de tiempo.


El Jaguar I-Pace se torna como el precursor de todos los vehículos Jaguar completamente eléctricos del futuro. A partir de 2025, Jaguar se reinventará como una marca de lujo totalmente eléctrica con una nueva cartera de diseños de exquisita belleza y conexión emocional, equipada con tecnologías pioneras de nueva generación.


Por su parte, el I-Pace Black reafirma el compromiso de la marca con el mundo deportivo y una imagen vale más que mil palabras. ¿Qué os parece?.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Opel Astra. Renovación real

Renault Twingo Urban Night. El señor de las noches urbanas

BMW Serie 2 Active Tourer. Dinamismo en la familia

Comparativa GTI: Ford Fiesta ST.

Lo demás es historia: 20 años de Pirelli Run Flat