Ferrari 298 GTB. La máxima expresión


La marca italiana no deja de reinventarse y la verdad es que su nuevo vehículo de "casi" acceso hacia la deportividad no podía ser más bonito. Por supuesto, adquiere tecnología híbrida, pero sigue siendo un auténtico Ferrari. El 296 GTB, es la evolución más reciente del concepto berlinetta deportiva biplaza con motor central trasero y redefine la idea de diversión al volante para garantizar emociones puras no solo cuando se busca su máximo rendimiento en un circuito, por ejemplo, sino también en una conducción diaria.


El automóvil representa una verdadera revolución para Ferrari, ya que introduce un nuevo motor V6 turbo de 663 cv, que se une a los motores de 8 y 12 cilindros, acoplado a un motor eléctrico capaz de entregar 167cv adicionales. En total, sus 830 cv en conjunto brindan un rendimiento incomparable, por supuesto, siempre con un sonido innovador, emocionante y único.


Con el nombre del modelo, que se origina de la combinación de los dos primeros números de la cilindrada total (2.992 cc) y del número de cilindros seguido de las iniciales GTB (Gran Turismo Berlinetta). Se quiere subrayar la importancia trascendental que tiene el nuevo motor V6, verdadero corazón del 296 GTB y precursor de toda una nueva era.


El V6 del 296 GTB ha sido diseñado y desarrollado desde cero por los ingenieros de Maranello, y sitúa los turbocompresores en el interior de la 'V' a 120º, lo que se traduce en importantes beneficios en cuanto a su compacidad, un menor centro de gravedad y una gran reducción de masa, todo ello redundando en altísimos niveles de potencia. De hecho, el nuevo Ferrari V6 marca un récord absoluto en un automóvil de serie en términos de potencia específica con sus 221 cv/l. La integración con el motor eléctrico en la parte trasera incrementa la potencia máxima del 296 GTB hasta los 830cv y está asociado a una caja de cambios secuencial de doble embrague de 8 relaciones, lo que lo coloca en la parte superior de la categoría de los deportivos de tracción trasera.


El nuevo sistema hibrido enchufable que incorpora el 296 GTB garantiza una extraordinaria usabilidad en el día a día, una respuesta inmediata del pedal y 25 km de autonomía en modo totalmente eléctrico. A ver; es híbrido, pero no deja de ser un deportivo y 25 Km igual se nos pueden hacer un poco escasos. Pero aquí se prima mucho más la respuesta y la potencia que la practicidad. No deja de ser un Ferrari.


Al igual que en el SF90 Stradale, en el 296 GTB se instaló un selector para la gestión de los flujos de energía llamado eManettino junto con el tradicional Manettino para los controles de la dinámica del vehículo. El eManettino incluye cuatro modos de funcionamiento que se pueden seleccionar a través de los controles del volante:

  • eDrive: el motor térmico está apagado y la tracción se confía al eje trasero; con batería cargada le permite viajar un máximo de 25 km a una velocidad no superior a 135 km / h
  • Hybrid (H). Este es el modo predeterminado en el arranque. Los flujos de potencia se optimizan para lograr la máxima eficiencia y la lógica de control decide de forma independiente si encender o apagar el motor térmico. Si está encendido, este último puede ofrecer la máxima potencia y rendimiento.
  • Performance: el motor de combustión interna está siempre encendido a fin de garantizar la plena disponibilidad de potencia. Este es el modo preferido cuando desea dar prioridad a las emociones de conducción.
  • Qualify: prioriza el máximo rendimiento para mantener la carga de la batería

El carácter del automóvil y la introducción de innovadores sistemas de control dinámico, junto con una aerodinámica refinada, permiten que el conductor perciba de inmediato la agilidad y capacidad de respuesta a sus mandos. El diseño deportivo y sinuoso y sus dimensiones compactas, subrayan visualmente la gran modernidad del 296 GTB y representan la combinación perfecta de simplicidad y funcionalidad.


Esa aerodinámica también ha sido objeto de estudio por parte de los ingenieros de la marca, que han perfilado unas líneas perfectas que aportan belleza y efectividad a partes iguales. Alerones, splitter, faldones, la configuración de la mecánica que baja el centro de gravedad... Todo está concebido para aportar un perfecto CX y aumentar la carga en las aceleraciones más contundentes. Por ejemplo; el spoiler activo del parachoques trasero, inspirado en el LaFerrari, genera una alta carga trasera, cuando se necesita, a un máximo de 360 ​​kg a 250 km/h en la configuración High Downforce y en la versión Assetto Fiorano. Por cierto, la versión Assetto Fiorano está mucho más evolucionada y aligerada, destinada para aquellos que quieran aumentar aún más su carácter prestacional, especialmente en pista, gracias a la reducción de peso y modificaciones aerodinámicas.


En la vista frontal, se puede ver que el volumen lateral del parachoques se pliega hacia adentro, enrollándose sobre el espacio vacío central que canaliza el flujo del aire y maximiza su caudal en la parte inferior. El elemento se completa con una pieza vertical que genera una compresión capaz de incrementar la carga y aumentar la extracción de aire caliente de los radiadores. En los flancos del paragolpes, nos encontramos dos aberturas que canalizan el aire hacia los pasos de rueda. Por su parte, los grupos ópticos están inspirados en la característica forma de lágrima de los faros del pasado, estilo que en el 296 GTB se reinterpreta con dos gotas carenadas en la parte delantera y se completa con la composición formal del faro, el DRL y la toma de aire de los frenos.


Si observamos el lateral, vemos como las superficies se han llevado a la altura mínima permitida por los requisitos de homologación, reduciendo la distancia al asfalto y provocando la succión producida gracias al efecto suelo, así como la carga aerodinámica delantera de la que os hemos hablado. La parte inferior se eleva ligeramente para maximizar el flujo de aire entre el piso del automóvil, el suelo y la superficie vertical de las entradas de aire laterales hacia el motor. También disponemos de unas novedosas llantas con terminaciones en plástico, que reducen el peso hasta en 8 Kg.


Por último, el estilo de la zaga rompe claramente con la tradición optando por la discontinuidad entre techo y capó trasero. A nivel aerodinámico, esto ha posibilitado introducir un perfil diferente que remata el techo y se prolonga en dos aletas laterales que delimitan el capó trasero. La principal característica aerodinámica de la parte trasera es el alerón móvil que genera carga vertical en condiciones de conducción y frenado a alta velocidad. El concepto de aerodinámica activa del 296 GTB es diametralmente opuesto al introducido en las berlinettas deportivas Ferrari a partir del 458 Speciale. Si en las aplicaciones anteriores las aletas difusoras permiten pasar de la configuración High Downforce (HD) a una Low Drag ( LD) para alcanzar la velocidad máxima en recta, en el 296 GTB el apéndice activo apunta en cambio al aumento de carga aerodinámica. Para rematar, disponemos de escape central, con un sonido evocador y único.


El habitáculo del 296 GTB se desarrolla en torno a la interfaz totalmente digital presentada en el SF90 Stradale. Cuando el motor está apagado, los instrumentos a bordo se vuelven negros, mejorando el aspecto minimalista de la cabina. Una vez que se presiona el botón Start Engine, todos los componentes cobran vida gradualmente y el 296 GTB revela su extraordinaria tecnología en forma de una interfaz excepcionalmente moderna, ergonómica y completamente digital.


Por su parte, el exclusivo tapizado de cuero italiano de los asientos en forma de diapasón y su revestimiento, se ve reforzado por los materiales técnicos utilizados en el resto de los componentes. El grupo de instrumentos principal está colocado en una hendidura tallada en el borde del tablero, que se caracteriza por tener una superficie tensa y deliberadamente limpia. De esta manera, permite que el lado del pasajero sea muy minimalista, con una pantalla estándar, que permite participar activamente al pasajero en la experiencia de conducción, casi como un copiloto.


Una aplicación de la filosofía de máxima limpieza formal está representada por el HUD integrado en la tapicería. El diseño de los altavoces también sigue el mismo principio donde se prefirió el de material termoplástico, del mismo color que el salpicadero, a una solución metálica, que se venía utilizando hasta el momento.


La versión Assetto Fiorano se suma a la gama y obtiene las mejores prestaciones gracias a importantes aportaciones aerodinámicas y de reducción de peso. Entre estos últimos, destacan los amortiguadores Multimatic con ajuste fijo optimizado para su uso en pista; los apéndices de fibra de carbono de alta carga en el parachoques delantero que permiten que el automóvil obtenga hasta 10 kg más de carga vertical; y el uso extensivo de materiales ligeros como la fibra de carbono tanto en el interior como en el exterior del coche. Sin embargo, los ingenieros de la marca no se han limitado a una mera sustitución, sino al rediseño de la estructura de algunos componentes incluido el panel de la puerta, para un ahorro total de más de 12 kg.


Por último, entre las opciones disponibles bajo pedido solo en el nivel de acabado Assetto Fiorano, cabe mencionar la luneta trasera ultraligera en Lexan que eleva la reducción de peso total a más de 15 kg y los neumáticos Michelin Sport Cup2R Performance, cuyo agarre los hace especialmente adecuados para su uso en pista, por si queremos "desfogarnos" un poco. Y es que en estos niveles podemos asegurar que las entradas ocasionales en circuito serán más que habituales.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Mobilize Limo. Para taxis y VTC´s

URO Vamtac. El Hummer español.

Jaguar XFR-S. La bestia enseña sus garras.

Prueba: Kia Sorento 1.6 T-GDI PHEV Emotion

Lamborghini Countach LPI 800-4. Recuperando a un mito