Bugatti Divo. El modelo final


La última edición del Bugatti Divo, antes de que finalice su comercialización, será una edición muy especial basada en la más estricta imagen de lo que representa la impresionante marca de superdeportivos de origen francés.


Será azul, en homenaje al también increíble EB 110 LM de competición, en contraste con piezas de carbono puro tintadas en azul y con llantas pintadas en color oro mate. Es el último componente de una estirpe que ha tenido una tirada de 40 unidades exclusivas. Después abandonará el Atelier en Molsheim, lo que significa que se ha alcanzado otro hito en los más de 110 años de historia de la marca de lujo francesa.


Los ingenieros y diseñadores de Bugatti se pusieron manos a la obra para que el Chiron no fuera "hijo único" y poco después, el Divo fue presentado al gran público en la primavera de 2018 en el Concours d'Elegance en Pebble Beach a un precio de partida de 5 millones de euros.


La marca francesa con sede en Alsacia tiene una larga historia de construcción de "hyperdeportivos". Comenzó con el fundador de la compañía Ettore Bugatti a principios de la década de 1920, que quería que sus vehículos no solo fueran técnicamente perfectos, sino también estéticamente impecables. Mientras que Ettore se adhirió a las formas tradicionales, su hijo Jean creó verdaderas obras maestras. Se inspiró no solo en la ingeniería automotriz, sino también en las formas de arte que eran dominantes en ese momento, a saber, el art decó, el expresionismo y el dadaísmo. No pasó mucho tiempo antes de que los Bugattis estuvieran en demanda no solo por sus éxitos de carreras, agilidad y comodidad de conducción, sino también por sus formas inusuales y elegantes de la carrocería. Con su Tipo 57 en varias versiones de carrocería como el Galibier, el Atalante y el SC Atlantic, Bugatti creó diseños icónicos que resistirían la prueba del tiempo.


Con el Divo, Bugatti lleva su deportivo definitivo un paso más allá. La fórmula es magistral, ya que sobre un mismo chasis, se compone una carrocería totalmente novedosa y diferente, sin cambiar un ápice la tecnología que ya monta el Bugatti Chiron. El resultado es un vehículo totalmente nuevo y con diferente comportamiento en la conducción. Y es que cada serie pequeña de cualquier Bugatti se somete al mismo grado de desarrollo que si supusiera una producción mucho más grande.


El propietario del último Divo que ahora se está entregando demuestra un agudo sentido de la tradición: el color primario Bugatti EB 110 LM Blue recuerda al último coche de carreras oficial de fábrica de Le Mans de Bugatti, mientras que el contraste blue carbon subraya la exclusividad y forja un vínculo con la era moderna. En el interior, los colores French Racing Blue y Deep Blue, así como los elementos de carbono gris mate combinan la historia con la actualidad.


De esta manera, el Bugatti Divo representa un hito en los más de 110 años de historia de Bugatti que es rico en vehículos extraordinarios. Con su nuevo diseño, es visual y técnicamente muy diferente del Chiron y tiene un aspecto más plano y deportivo gracias a su línea lateral más aerodinámica, tomas de aire adicionales y los nuevos faros LED con luces diurnas. La parte trasera está dominada por una compleja luz trasera 3D como parte de la parrilla, mientras que un difusor elevado aumenta el efecto de amplitud.


Bugatti definió el chasis y las características de conducción más en la dirección de la agilidad y la dinámica de las curvas, dando así al Divo su propio carácter especial. Está propulsado por el ya icónico motor W16 de 8.0 litros con 1.500 CV y que se refrigera por medio de una toma de aire gigantesca de tipo NACA con una aleta central situada en lo alto del techo.


El modelo lleva el nombre del piloto de carreras francés Albert Divo, quien obtuvo una serie de victorias de carrera para Bugatti durante un período de 20 años, incluyendo en seis carreras de Gran Premio y dos veces en la Targa Florio. En su honor y sede en Molsheim, la bandera francesa adorna los guardabarros delanteros izquierdo y derecho del Divo.


Ninguno de los 40 Divos construidos son idénticos. Muchos de los clientes de Divo optaron por la producción única, eligiendo los colores y materiales en sí mismos, como la pintura, el cuero y las costuras. Como resultado, el Divo es un coche hecho totalmente a medida, totalmente en consonancia con la tradición de construcción de "hyperdeportivos" de Bugatti y muy, pero que muy exclusivo y único.




Comentarios

Entradas populares de este blog

URO Vamtac. El Hummer español.

Prueba: Renault Mégane Sport Tourer E-Tech Zen

Jaguar F-Pace Dynamic Black y mejoras en la gama. Un SUV muy "British"

Peugeot Rifter 4x4 Concept. Polivalencia para vivir la vida.

Invicta Electric MB5 Utrera. Uno nuevo en la gama