Cadillac CT4-V Blackwing y CT5-V Blackwing. Potencia americana


Aquí no son conocidos. De hecho; es poco probable que veamos alguno de estos coches en carretera, pero los CT4-V Blackwing y CT5-V Blackwing son dignos competidores de los más conocidos BMW M3 y BMW M5, y se postulan como los modelos de producción de Cadillac más rápidos de la historia. Ya estarían disponibles, a un precio bastante equivalente al de las dos berlinas alemanas prestacionales.


Y es que Cadillac aprovecha sus triunfos y su herencia ganadora en las competiciones norteamericanas para crear a estas "bestias" del asfalto y de los circuitos, pertenecientes a la clase prestacional denominada V Blackwing, al igual que Motorsport o AMG con sus Black Series lo son de BMW y Mercedes Benz respectivamente.


Eso implicó un programa de validación intensivo, incluidas las pruebas del túnel de viento, para garantizar un rendimiento constante durante las condiciones de pista más desafiantes. La aerodinámica funcional que monta, incluido un paquete aerodinámico de fibra de carbono disponible de forma opcional y que reduce el peso del conjunto, contribuye a la destreza de movimientos fluidos de los modelos pertenecientes a la estirpe Blackwing de la serie V, lo que también contribuye a las necesidades de refrigeración para los respectivos motores, transmisiones, ejes y otros sistemas de apoyo. Por ejemplo, el paquete aerodinámico del CT4-V Blackwing ofrece la carga aerodinámica más alta en la historia de la producción de la serie V.


Ambos modelos también cuentan con sistemas de frenado de alto rendimiento que han sido ampliamente probados en circuito y carretera, con el CT5-V Blackwing con los frenos más grandes en la historia de Cadillac, junto con un paquete de frenos carbono-cerámico ligero disponible (de manera opcional) que ofrece ahorro de peso, durabilidad y gestión de la temperatura.


Además, los nuevos modelos Blackwing de la serie V cuentan con un diferencial trasero electrónico de deslizamiento limitado mejorado, optimizado para cada modo de conducción y cada ajuste de gestión de tracción, así como amortiguación magnética regulable. Por otra parte, las mejoras adicionales en los sistemas de suspensión delantera y trasera, en comparación con los modelos anteriores, aíslan aún más a los conductores de las imperfecciones de la carretera, al tiempo que admiten conexiones más precisas y atractivas con esa carretera o el circuito.


Las capacidades de la serie V Blackwings se transmiten al asfalto a través de neumáticos Michelin Pilot Sport 4S que fueron desarrollados exclusivamente para estos coches, contribuyendo a su equilibrio de capacidad en pista y confort en carretera.


Por su parte, el CT5-V Blackwing es el modelo de producción de Cadillac más potente y rápido de la historia con una velocidad máxima de más de 320 Km/h, mientras que el CT4-V Blackwing es también la berlina media de Cadillac más potente y rápida de la historia.


El CT5-V Blackwing utiliza un 6.2 V8 sobrealimentado actualizado y montado a mano con una potencia de 670 CV y 895 Nm de par máximo, mientras que el CT4-V Blackwing es impulsado por una evolución del motor Cadillac 3.6 Twin-Turbo V6, que tiene una potencia de 470 CV y 603 Nm de par máximo. Están disponibles con una caja de cambios manual de 6 relaciones o una automática de 10 velocidades (me quiere sonar a lo que conocíamos del Ford Mustang).


Las primeras 250 unidades fabricadas, tanto de un modelo como de otro, se agotaron en tan solo unos minutos y como diferenciación, disponían de placas conmemorativas en los pilares B y en el marco de la puerta, que destacaban que se trataban de unidades para coleccionistas y limitadas. En el CT5-V Blackwing también encontraremos una placa en el motor con el nombre de la persona que ha ensamblado el motor a mano (eso me quiere sonar a Mercedes-AMG).


Si hablamos de equipamientos exclusivos, cada uno ofrece tres opciones interiores premium, con acabados únicos, diseños únicos y nuevas tecnologías.


Por ejemplo, en el CT4-V Blackwing tenemos una pantalla táctil a color de 8", mientras que en el más grande CT5-V Blackwing disponemos de serie una pantalla táctil de 10", con las que podemos manejar un equipo de infoocio compatible con los protocolos Apple Car Play y Android Auto, sistemas operativos de nuestros smartphones que podemos cargar por medio de inducción gracias a la bandeja situada en la base del salpicadero. También cuenta con un modo de grabación en circuito de alto rendimiento, con HUD exclusivo y asientos deportivos fabricados en fibra de carbono para la versión CT5-V Blackwing y volante de fibra de carbono para el CT4-V Blackwing. De forma opcional, podemos acceder a sistemas de audio premium AKG, con 15 altavoces integrados en CT4-V Blackwing y 16 altavoces dentro de CT5-V Blackwing.


Será complicado hacerse con alguno de estos modelos, pero potencial tienen para medirse con lo más granado de las berlinas prestacionales europeas.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Opel Astra. Renovación real

Renault Twingo Urban Night. El señor de las noches urbanas

BMW Serie 2 Active Tourer. Dinamismo en la familia

Comparativa GTI: Ford Fiesta ST.

Lo demás es historia: 20 años de Pirelli Run Flat