Aston Martin Vantage Roadster. Excelencia descapotable.


Siempre lo he dicho y lo mantengo; si te bajas de un deportivo tienes clase, pero si te bajas de un Aston Martin, amigo, eres el puto James Bond. Siempre me han gustado los Aston Martin, pero he de reconocer que, últimamente, el diseño de todos sus modelos es muy evocador. En este caso, al unirse al Aston Martin Vantage Coupé, que se lanzó en 2018, este modelo convertible amplifica el atractivo emocional de un modelo reconocido por ofrecer una combinación convincente de potencia, dinámica, versatilidad y belleza.


Este brillante biplaza convertible comparte casi todo con el Vantage Coupé, si exceptuamos el techo y los refuerzos estructurales, que no se ven, pero ahí están. También está impulsado por el motor V8 4.0 biturbo con 510cv y 685 Nm de par máximo, asociado a una transmisión automática ZF de 8 velocidades, con el que es capaz de alcanzar el 0-100 Km/h en 3,7 segundos. También es de recibo decir que podemos ir con el techo descubierto hasta los 300 Km/h. Toda una declaración de intenciones que muy pocos vehículos en el mercado pueden igualar.


El peso aumenta solo 60 kg en comparación con el Coupé gracias a un nuevo y más ligero mecanismo de techo plegable en Z y revisiones optimizadas del exterior y el chasis. Ese techo nos permite descubrirnos en 6,7 segundos a velocidades de hasta 50 Km/h siendo el convertible más rápido en descubrirse del mercado actual.


Compartiendo la misma amortiguación adaptativa, control dinámico de estabilidad, vectorización dinámica de par y diferencial trasero electrónico, el Roadster se beneficia de toques dinámicos específicos. Estos incluyen una suspensión trasera específica, el software adaptive Damping System y la calibración ESP.


La selección de los modos de conducción que ya existen en el Vantage Coupé, Sport, Sport + y Track, han sido calibrados de manera específica para esta versión descapotable y aportan un mayor control y dinamismo al afortunado conductor, proporcionándole una estupenda utilización diaria y, porqué no, escapadas aleatorias a un circuito de carreras. Todo vale.


Pero que sea convertible no implica a que no sea práctico. Con una capacidad de maletero de 200 litros, es posible guardar una bolsa de golf de tamaño completo y accesorios. Algo que solemos practicar a menudo. Yo tengo ese mismo problema cada fin de semana, que no sé donde o cómo ubicar mi bolsa de golf... Bueno; es un maletero bastante capaz.


Exteriormente lo distinguiremos por su parrilla delantera denominada "vane" como alternativa a la parrilla "hunter", que era marca de la casa del Coupé desde su lanzamiento en 2018. También hay una extensa y nueva gama de llantas de aleación y la caja de cambios manual de 7 relaciones, muy apropiada para los protagonistas de "Fast&Furius" (vaya lio de cambios), que se desmarcaba como una opción el el Coupé y que inicialmente estaba tan sólo disponible en la edición limitada AMR.


La gama Vantage comienza en 136.250 euros, pasando por los 150.800 euros que nos pedirán si nos decantamos por la edición Roadster y las primeras entregas están programadas en el segundo trimestre de 2020. James Bond estaría ávido por tener uno en su garaje.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Opel Astra. Renovación real

Renault Twingo Urban Night. El señor de las noches urbanas

BMW Serie 2 Active Tourer. Dinamismo en la familia

Comparativa GTI: Ford Fiesta ST.

Lo demás es historia: 20 años de Pirelli Run Flat